Emilio Aljure

Diciembre 17, 2020 - 11:35 p. m. 2020-12-17 Por: Beatriz López

Frente a las cenizas del que fue su compañero de vida, vimos a Sixta Paz con su característica actitud de fortaleza y carácter, a pesar de la fragilidad que refleja el dolor que la consume. Fue durante la ceremonia de Acción de Gracias, en la Iglesia de Santa Teresita, presidida por el párroco José Octavio Lara, quien pronunció la homilía de profundo contenido espiritual y humano sobre la trayectoria de Emilio Aljure.

***

A raíz de la fallida administración de Jaime Galarza y de su sucesor, Carlos Enrique Dulcey, por el manejo desacertado de las finanzas de la Universidad del Valle, Emilio Aljure Nasser asumió la rectoría (1988-1999). Había pertenecido a la generación que fortaleció la calidad académica de la Facultad de Medicina y la fundación del Hospital Universitario del Valle, dejando en alto el estándar de salud para los menos favorecidos en Cali y la región. Grandes empresas norteamericanas como la Rockefeller hicieron aportes valiosos a la Universidad. Lo reemplazó Óscar Rojas entre 1999 al 2003, y entre ambos fortalecieron el sector económico del Alma Máter.

***

Atrás habían quedado los procelosos acontecimientos de los años 70, cuando las protestas estudiantiles culminaron con el encierro en la rectoría del entonces rector Alfonso Ocampo Londoño (1966-1971), mientras las bombas estallaban afuera y las voces altisonantes de los rebeldes pedían a grito herido el retiro inmediato de la Alianza para el Progreso y la Rockefeller. En la refriega murió el líder de ese grupo radical, Jalisco. La Universidad quedó en cuidados intensivos por varios meses. Hugo Restrepo asumió entonces la rectoría.

***

Pero regresemos a la trayectoria académica, intelectual y política de Emilio Aljure, que resaltó con tanto acierto el padre Lara en su homilía. “Las acciones de Emilio desbordaron el límite comarcal. Fue el emisario de los poderes de la esencia de la democracia, con sus múltiples conocimientos cambiando desarrollos educativos, como los seis artículos de su autoría que publicó la revista Science, de USA.

***

“Duele pensar en la ingratitud de la comarca con un hombre de estas calidades, que no haya tenido los merecidos reconocimientos. Por su inteligencia, su bondad, sus realizaciones y sobre todo por su profunda humildad, derivada de su grandeza. Obtuvo el grado en Medicina Suma ‘Cum Laude’ en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, investigador de la Universidad Rockefeller, profesor y rector en las universidades del Valle y la Nacional. Alto Comisionado de los derechos humanos durante el gobierno de Virgilio Barco”, dijo el sacerdote.

***

Por último destacó su preferencia por la ópera, el bridge y por la dedicación a su esposa. “Ambos estuvieron seguros del amor el uno por el otro. El vacío de hoy de Sixta, será cada vez menor, porque se sintió amada”. “Era un alma superior”, me dijo después el sacerdote. “Siendo agnóstico, siempre la acompañó a los oficios religiosos y en los últimos días, antes de su muerte, recibió con unción los santos óleos y se confesó”. Paz en su tumba.

***

PD: Que el 2021 sea el comienzo de una nueva era: el cambio de conciencia frente a la cosmovisión de la vida, la política y la naturaleza. Buen año para todos.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS