Domingo de adrenalina

Domingo de adrenalina

Junio 21, 2018 - 11:45 p.m. Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Qué domingo, por Dios. Mientras México le ganaba a Alemania, el campeón mundial, y defendían su gol con las uñas y sus creencias en los muertos protegían a su equipo haciendo que los goles de Alemania dieran en los travesaños o los botaran, los colombianos fuimos a las urnas para votar por dos candidatos a la Presidencia que reflejaban dos ideologías encontradas, una social demócrata y una de derecha.

A medida que creció el peligro de elegir a un excombatiente se cambió el discurso. Ya Duque no habló más de hacer trizas el Proceso de Paz. No queremos que las Farc se regresen al monte a secuestrar y a financiarse con el narcotráfico y se vuelva Colombia otra vez, el país con las tasas más altas de homicidios y desplazamientos forzosos. También prometió llevar a cabo el referéndum anticorrupción. Dijo que no iba a acabar con la Cortes, seguro su esposa le dijo al oído que eso sería una falacia. Prometió que la mitad de su gabinete sería femenino. Esperamos ver mujeres con perspectiva de género y no como el mejor hombre.
Entre las propuestas que vale la pena adoptar es la educación universitaria gratuita que es el mayor escollo para los bachilleres de estratos uno y dos. El Sena los capacita en oficios, que automáticamente los coloca con sueldos menores que los universitarios, creando de facto una subclase de técnicos como plomeros, albañiles y no ingenieros ni arquitectos, policías y no abogados, enfermeras y no médicas. Si bien es cierto que todas estas disciplinas se necesitan, ¿cómo igualar el sueldo de un ingeniero con un maestro de obra? ¿De una enfermera con una médica? ¿De un policía con un abogado?

Se ha hecho un enorme esfuerzo para que en los grados 10 y 11 con los programas Ondas de Colciencias, los estudiantes hagan proyectos de pequeñas industrias como la fabricación de yogur de níspero en los municipios donde se produce la fruta. O aceite esencial de cilantro en Bugalagrande. El cuello de botella es, sin embargo, la financiación, los intereses de usura de las micro finanzas. El Banco de la Mujer ahora Banco W dice invertir en los próximos cuatro años en productos y servicios de micro finanzas para incentivar el desarrollo de proyectos y promover la competitividad, pero no dice que los intereses son de usura del 50% diseñados para acabar con el sueño de microempresas exitosas.

La primera tarea del Gobierno que entra es poner en cintura los intereses bancarios, mientras que en el exterior se cobra el 3% y 4% en Colombia no bajan del 20%, ¿y las micro finanzas? Que dicen ser un poco mejor que los gota a gota pero también cobran con moto. Conozco una clienta del Banco W que le dijeron que ahorrara y cuando tenía 500.000 pesos se le desaparecieron de la cuenta para siempre, ahora la llaman y les tiene pánico, nunca supo que pasó con sus ahorros.

Sigue en Twitter @Atadol

VER COMENTARIOS
Columnistas