Escuchar este artículo

De paros y emigraciones

Septiembre 23, 2021 - 11:45 p. m. 2021-09-23 Por: Angela Cuevas de Dolmetsch

Los colombianos tradicionalmente han sido uno de los pueblos más descontentos en su terruño y si bien hemos tenido un conflicto armado de baja intensidad por más de 70 años estas no han sido las causas de las emigraciones masivas. Según el Dane las mayores movilidades de población se dieron en el siglo pasado en tres olas especificas: la primera a Estados Unidos, la segunda a Venezuela y la tercera a España y Europa.

Los que se fueron en los años 60 eran personas educadas que hablaban inglés, profesionales que salieron a hacer especializaciones a Estados Unidos o se casaron con norteamericanos que no se acostumbraron a Colombia. La vida en Estados Unidos es dura, muchas horas de trabajo, discriminación y a veces ser cola de león después de ser cabeza de ratón. Si bien son muchos los colombianos exitosos que han logrado reconocimiento internacional en los diferentes campos del saber. Una vez pensionados los colombianos regresan pues lo mejor de los dos mundos es ganar en dólares y gastar en pesos. Aquellos que optaron por España encontraron un país donde se habla el idioma, son católicos pero la remuneración es baja y solo alcanza para vivir pobremente y acaso para enviar a Colombia a pagar por las deudas adquiridas para el viaje.

Ahora después de la pandemia y a raíz del paro hubo un grupo de personas asustadizas que creyeron las exageraciones de las redes sociales que vaticinaban el holocausto en Colombia. Un día agarraron las pertenencias que podían y abandonaron el resto sin pensarlo dos veces.
En un principio iban de vacaciones, pero algunos decidieron quedarse aún desafiando al covid que en USA está rampante. Personas que se habían cuidado por meses fueron contaminadas. Una sobrina que se fue a Alemania, a hacer su especialización antes del mes le robaron la bicicleta que había comprado con su presupuesto estrecho. Otra causa del miedo es la que ha causado el petropánico. ¿Será que Colombia se vuelve como Venezuela?

En otras personas mas altruistas, el miedo se convirtió en conciencia social y al compararse con aquellos muchachos que a veces solo tenían una comida diaria y vivían en condiciones de pobreza extrema se dieron cuenta que la desigualdad y la pobreza eran reales y que, si ellos daban un poco, todo podía mejorar y fue así como se generaron el Acuerdo por Cali, Compromiso Valle, los comedores comunitarios. A los jóvenes de primera línea el gobierno municipal les ofreció puestos en la administración en un esfuerzo por acabar con el pandillaje y las fronteras invisibles. Nos dimos cuenta, que fundaciones privadas habían financiado proyectos como el Tecnocentro Cultural Somos Pacífico, y personas pudientes estaban preparadas a que Cali tuviera nuevamente la mejor orquesta de Latinoamérica bajo la dirección del maestro Francesco Belli. En este nuevo amanecer ya con tasas de covid por el suelo podemos soñar nuevamente que Cali es el mejor vividero del mundo.
Sigue en Twitter @Atadol

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS