Escuchar este artículo

Arte callejero y verdad

Noviembre 10, 2020 - 11:40 p. m. Por: Álvaro Guzmán Barney

Nuestras ciudades están llenas de huellas que son una memoria de su historia, pasada y presente. Señalan también posibles derroteros para el futuro. Notablemente es el caso de la arquitectura. Pero también de lo que las ciudades han producido, como los monumentos, o el legado que queda por su producción científica o artística. Es errado pensar que sólo las ciencias producen conocimiento válido sobre las ciudades y su evolución. También lo hacen las distintas artes que pueden captar de manera alternativa y magistral, lo que hemos sido, somos y podemos ser.
Buena parte de los artistas realizan sus obras con rutinas establecidas y las difunden de manera institucionalizada. Pero hay artistas que lo hacen desde lugares inesperados, como forma de llegar a un público amplio y de causar impacto con sus ideas. Es el caso del arte callejero que se expone en los muros de la ciudad. Es una actividad artística, ya de varios lustros de vida, que se debe evaluar mejor, en su valor artístico, en el alcance que tienen sobre la ciudadanía y como legado. Se puede afirmar, de manera general, que son artistas jóvenes que incursionan en el medio con iniciativas provocadoras que ponen de relieve distintos temas urbanos que están en el inconsciente colectivo. En el caso de Cali, sobresale el conflicto social subyacente, la diversidad étnica y de sentidos alternativos, usando representaciones figurativas exageradas.

Desde principios de noviembre, el colectivo de muralistas Mala Junta Klan está haciendo su genial aporte con un mural ‘por la paz y por la verdad’ ubicado en la carrera octava con calle quinta, frente al Banco de la República de Cali. Este colectivo está conformado por jóvenes artistas mujeres que hacen una propuesta a partir de la palabra verdad y los conceptos que lleva implícita cada una de sus letras. Se busca que la obra de arte acompañe a los transeúntes, hombres, mujeres, niños y los invite a reflexionar sobre algunas ideas inscritas en el conflicto armado y en las violencias que se requieren superar. La idea es poder contribuir a la construcción de un relato sobre la verdad, que se relaciona con la construcción de la paz, la reconciliación y la convivencia pacífica.

La iniciativa de contar con alguna expresión artística urbana alrededor de la construcción de la Paz y de la verdad surgió del capítulo de Cali de la Corporación ‘La paz querida’. Se tuvo un feliz acuerdo inicial con el colectivo de artistas muralistas. Se contó más adelante con el apoyo administrativo y financiero de sede de ‘La paz querida’ en Bogotá. Se logró también el apoyo de la Comisión de la Verdad con sede en Cali. Su papel es estratégico no solo en el reconocimiento de las múltiples verdades de los conflictos y las violencias en Colombia, sino también articulando este reconocimiento con la construcción de la paz y la reconciliación. Se logró así un proyecto común desde varias instancias, siempre valorando la iniciativa y autonomía artística de las jóvenes. ‘La paz querida’ es una organización privada, sin ánimo de lucro, que busca una Colombia próspera, ambientalmente sostenible, más justa, más equitativa, más democrática, más incluyente y en paz. Es un núcleo muy reducido de personas que se propone compartir con los ciudadanos de todos los grupos sociales la importancia de construir paz y convivencia en Colombia, como valores supremos al que pueden adherir diversas posiciones políticas. El mural será inaugurado, de manera virtual, el martes 17 de noviembre de 2 a 3 de la tarde. Mayor información sobre el mural y la inauguración virtual en capitulocali@lapazquerida.com. Allí se encontrará el link y el programa de la inauguración.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS