El Ministerio de la Equidad

Septiembre 27, 2022 - 11:50 p. m. 2022-09-27 Por: Alfredo Carvajal Sinisterra

Recientemente leí un libro titulado en inglés ‘Combating Inequality’, en castellano, ‘Combatiendo la desigualdad’, un propósito vigente. Existe coincidencia en la necesidad de disminuir las brechas en los ingresos, sin embargo, las desigualdades no se circunscriben al aspecto económico, es tema amplio. En Colombia las diferencias en ingresos que existen son excesivas lo cual se considera intolerable. Comparto esta opinión como la mayoría de mis compatriotas.

La pandemia exacerbó las diferencias. Anteriormente se venían disminuyendo, en especial el índice de pobreza extrema, sin embargo, el freno de emergencia que causó a la economía el Covid-19 fue súbito e inesperado, y duró el tiempo suficiente para paralizar el flujo normal del comercio y la producción en el mundo entero, de casi todos los artículos y servicios, excepto los que se requerían para luchar contra la epidemia.

Dicho libro es un compendio de opiniones de diversos actores sobre el tema. No todos coinciden en la solución de esta injusta anomalía. Unos destacan como causantes las nuevas tecnologías, un buen número demandan menos empleos y además enriquecen en exceso a los emprendedores exitosos. Así lo podemos corroborar con nombres como Bill Gates, Jeff Bezos, Larry Page o Mark Zuckerberg. Sus emprendimientos se iniciaron en los Estados Unidos, es así como sus inmensas fortunas también se acumularon en dicho país donde se presenta el mismo fenómeno que en Colombia, la inequidad en los ingresos de sus ciudadanos, quizás aún más aguda que en nuestro país.

Resulta que la igualdad entre los seres humanos no existe, ni siquiera entre los gemelos quienes tienen rasgos en extremo parecidos pero con personalidades y aspiraciones diferentes. La diversidad en lugar de causar efectos nocivos enriquece a la humanidad y estimula el progreso.

Por estas y otras razones creo que lo que se quiere es igualdad de oportunidades con remuneraciones razonables que les permitan a las personas, de acuerdo a sus capacidades y deseos, cumplir su misión sin afugias durante toda su existencia, hasta cuando la vida laboral llegue a su fin. En la etapa posterior, cuando se jubile, el papel de la pensión juega un rol fundamental. En Colombia solamente el 50% de las personas cotizan a algún fondo de pensiones, así que un número muy alto de ciudadanos no tienen derecho a un ingreso seguro, durante su etapa improductiva. En este caso el problema de la inequidad económica se traduce a la desigualdad en los ingresos.

Para pretender lograr una mayor equidad entre nuestros compatriotas se requiere trabajar en varios frentes. La educación y su calidad, el acceso a la salud, la protección a la vejez, la igualdad ante la ley, poseer todos los derechos políticos, el bienestar en todo el territorio nacional, la igualdad de los sexos y razas, la protección a la actividad sindical y a las relaciones laborales, para mencionar los que tienen mayor relevancia.

Si examinamos dichos frentes, constatamos que son responsabilidad de los ministerios actuales que son ya 18. Los últimos que se crearon fueron Cultura y Deportes. También existen responsabilidades atribuibles a la presidencia puesto que se requiere coordinar varios ministerios.
Un nuevo ministerio solo significaría más burocracia costosa, diluyendo la responsabilidad de los gobernantes.

VER COMENTARIOS