Ciudadanos al rescate

Mayo 22, 2022 - 11:55 p. m. 2022-05-22 Por: Alfonso Otoya Mejía

La polarización en la cual nos tiene sumidos la actual campaña electoral le ha servido de cortina de humo a la administración municipal para ocultar las fechorías que trama contra el erario. Hoy en Cali podemos tomar acciones y castigar de forma ejemplarizante este comportamiento. Un grupo de ciudadanos independientes, inconformes y sin intereses políticos, ha iniciado la recolección de firmas para la revocatoria del mandato de Jorge Iván Ospina.

Este grupo, liderado por el exitoso cirujano Alfonso Riascos, ha logrado en 15 días recolectar más de 20 mil firmas en favor de la revocatoria. Es claro que la confianza que despiertan estos ciudadanos liderados por el galeno dista mucho de las otras tres iniciativas que hace un año entusiasmaron a la ciudadanía, pero traicionaron la confianza de los caleños al negociar dadivas para no continuar con el proceso. Sabemos que en esta ocasión no ocurrirá.

Hoy nuestra responsabilidad es firmar la revocatoria y ayudar a conseguir la meta de 90 mil firmas que se requiere para libremente en elecciones sancionar de manera ejemplarizante el mal gobierno de Ospina. No podemos seguir esperando que otros hagan el trabajo. Ya sabemos que las denominadas ‘ias’ no van a actuar y que, si lo hacen, sus fallos solo servirían para que Ospina se victimice.

Debemos garantizar y blindar el proceso de recolección de firmas. Para esto sólo debemos firmar quienes tenemos la cedula inscrita en Cali, pues de lo contrario podríamos invalidar, no solo nuestra firma sino las otras 14 que acompañan la planilla. Van a estar mirando con lupa y debemos ser impecables. Para muchos este proceso parecerá inoportuno, lento e incluso tardío, pues ya mucho es el daño causado. Sin embargo, a estas personas me atrevo a motivarlas. El castigo social nunca es tardío y una reprimenda a las malas actuaciones de nuestros equivocados líderes solo nos hace crecer como sociedad. Además, sirve de ejemplo, porque así le demostramos a nuestros futuros líderes que los caleños somos capaces y nos deben responder.

En nuestra incipiente democracia, el costo político de un mal gobernante no lo asume nadie. Hoy vemos como el candidato aliado de nuestro alcalde lidera las encuestas de intención de voto en nuestra región sin importar que los niveles de aprobación de la gestión de Ospina estén por debajo del 20%. Por eso como sociedad nos debemos expresar no solo en la revocatoria del alcalde, sino también en la elección presidencial.

Los detalles son importantes. Para poder tener gobernantes idóneos, estamos frente a un hecho inédito en nuestro país, y es la figuración de candidatos a la vicepresidencia que no cuentan con las capacidades necesarias para dirigir un país. Afortunadamente en nuestro país nunca hemos tenido que hacer uso de la figura vicepresidencial, pero no estamos exentos de tener que hacerlo y no se nos puede olvidar. Así que, si bien todos sabemos qué nos esperaría con un gobierno de Petro, en el caso de Francia Márquez creo que esto no es muy claro. Es peligroso y el combo es completo.

La coyuntura actual nos da a los ciudadanos más poder que nunca.
Podemos rescatar a Cali con nuestra firma y salvar a Colombia con nuestro voto. Elijamos con cuidado pues en las presidenciales no tenemos la opción de revocatoria que hoy tenemos en Cali. Asumamos nuestra responsabilidad para castigar el mal gobierno de Ospina. ¡Vamos a firmar y a votar!

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS