¿Se estanca la posibilidad de juicio político a Trump?

¿Se estanca la posibilidad de juicio político a Trump?

Julio 26, 2019 - 11:30 p.m. Por:
María Fernanda Payán, corresponsal en Washington
Donald Trump

Donald Trump

EFE

Luego de que el exfiscal especial Robert Muller testificara esta semana en el Congreso de Estados Unidos y explicara que decidió no presentar cargos contra el presidente Donald Trump y dejara esa posibilidad en manos de los legisladores, la opción de un juicio político para el Mandatario se hace más lejana.

Los demócratas habían depositado sus esperanzas en que el testimonio de Mueller sirviera para influir en la opinión de los estadounidenses sobre el Jefe de Estado, especialmente de cara a las elecciones de 2020.

De acuerdo con Federico A. de Jesús, quien fuera portavoz hispano de la líder de los demócratas en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y del expresidente Barack Obama, la posibilidad de que el presidente Trump se enfrente a un juicio político es incierta.

“Ahora mismo cualquier cosa puede pasar. El liderazgo demócrata parece querer esperar a ver si otros testifican ante el Congreso y aumenta el reclamo público para comenzar las audiencias del juicio político”, dice el ahora analista político.

Lea también: Justicia de EE. UU. permite a Trump usar fondos del Pentágono para el muro

Sin embargo, el republicano Diego Morales, exasesor del actual vicepresidente Mike Pence y excandidato al Congreso de los Estados Unidos, afirma que la opción de un juicio político al Gobernante no es real.

“Es un juego político de los demócratas y de los medios difundiendo noticias falsas. Siempre han estado en contra del Presidente y lo que ellos están buscando son excusas”, explica.

El panorama muestra que hasta el momento es difícil determinar si habrá un juicio político frente a Trump.

Según José Aristimuño, analista demócrata y presidente de Now Strategies Group, si un juicio político llegara a ocurrir, los congresistas en Washington deberán jugar un juego de balance donde las investigaciones deben continuar y al mismo tiempo atender los problemas del pueblo americano.


“Si algo es cierto es que el Congreso de los Estados Unidos debe cumplir sus obligaciones y responsabilidades y llegar al fondo de la verdad sobre si hubo obstrucción de justicia por parte del Presidente ”, dice Aristimuño.

De Jesús asegura que “si se va a comenzar un juicio político no debería esperarse al año que viene. Así que, si sucede, yo vislumbro sea una cuestión de unos meses, pero no más de eso”.

Diego Morales aseguró al diario El País que el juicio político que se plantea es solo una pataleta de los demócratas: “utilizan este escándalo como un ataque al Presidente porque saben que no le pueden ganar en las urnas.”

“Los demócratas están siendo responsables”, asegura De Jesús, quien agregó que hay muchos que piensan que debieron haber comenzado el juicio político justo cuando salió el informe de Mueller.

En marzo de este año, el exfiscal entregó al Departamento de Justicia de EE. UU. un informe en el que resumía los hallazgos de su investigación, que se centró en averiguar si el equipo de Trump “conspiró” con el Kremlin durante las elecciones de 2016 y si el Mandatario había tratado de obstruir la investigación.

En el documento, Mueller escribió que no podía imputar a Trump, pero destacó que si hubiera estado “seguro” de que el Presidente “claramente no había cometido un crimen de obstrucción a la justicia”, entonces lo habría dicho, algo que los demócratas interpretaron como una señal del mal comportamiento del Gobernante.

“Si de algo han pecado los demócratas es de ejercer demasiada cautela. Empezar el proceso de ‘impeachment’ es la única opción para garantizar que el pueblo se entere de todas las infracciones y abusos de poder llevadas a cabo por Trump y los que lo rodean, muchos de los cuales ya han sido convictos y/o se han declarado culpables de cometer delitos”, dice De Jesús.

Para el exasesor del vicepresidente Pence, el Mandatario “está bien posicionado, con políticas estables que ha promovido durante su mandato, como por ejemplo la creación de más trabajos y la economía está en su mejor momento. Esos son hechos”, afirmó Morales.

Mientras, para De Jesús las consideraciones políticas no deberían entrar en este asunto. “El Congreso tiene que hacer lo correcto y cumplir con su deber constitucional de hacer que el Presidente rinda cuentas. Si el Congreso permite la impunidad de tener un Presidente que abiertamente obstruye la justicia, se niega a cooperar con órdenes del Congreso y continúa faltándole el respeto a la Constitución, se le estaría dando carta blanca a cualquier mandatario para hacer lo mismo en el futuro”.

Lo que pasa en el Congreso

La líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, hasta ahora se ha resistido a la petición por parte de una minoría de su bancada para que se inicie el proceso de destitución, debido a que considera que el trámite resultaría complicado, a menos que los republicanos lo respalden.

Señaló que la Cámara de Representantes iniciará un proceso contra Trump “cuando tengamos lo necesario para proceder, ni un día antes”.

La vocera hispana del partido republicano y directora de Medios Hispanos RNC, Yali Nuñez, dijo que “la investigación de Mueller concluyó que no había colusión y el Departamento de Justicia no encontró obstrucciones. El pueblo estadounidense desea ver a los demócratas trabajando con el presidente Trump para promover políticas que continúen beneficiando a nuestra ya gran economía, en lugar de malgastar el tiempo y el dinero de los contribuyentes en investigaciones sin fundamento”.

Al respecto, De Jesús comenta que no se puede enjuiciar al Mandatario por motivos políticos, pero tampoco se puede dejar de hacerlo por esos mismos motivos. “Hay que hacer lo correcto ante la ley y la historia se encargará de juzgar a este Congreso”.

Como una fuerte crítica a los demócratas, el republicano Diego Morales dice que “el resultado es que el Presidente será reelecto, ganarán de nuevo la Cámara de representantes, pues ya tienen el Senado, y estarán en absoluto control en el 2020”.

Por su parte Aristimuño explica que las investigaciones continuarán frente al Jefe de Estado y ciertamente lo afectarán como candidato presidencial. “Me atrevo a decir que gran parte de esta contienda será el presidente Trump defendiéndose frente a varias acusaciones muy serias”.

¿Cómo afecta a la campaña Trump?

Los republicanos se inclinan a que este escándalo político afectaría de forma positiva al presidente Trump, pues el Mandatario ya se empieza a considerar como una víctima de “acoso” por parte de la oposición demócrata, que intenta continuar las investigaciones en su contra.

Morales dice que “esto ayudará al Presidente, y la base republicana estará más fuerte para trabajar más duro para que el Presidente sea reelecto y también ganen a nivel estatal gobernaciones y otros puestos estatales”.

Sin embargo, los demócratas aclaman por una estrategia más fuerte contra el Jefe de Estado.

El exasesor de Obama comenta que “los que piensan que el Presidente se beneficiaría políticamente de un proceso de ‘impeachment’ no tienen la menor idea de si eso va a suceder, o sí, por el contrario, el desfile de pruebas y testigos ayudarían a volcar la opinión pública sobre este tema. Al final, el país, mediante sus representantes electos, tiene que decidir si va a permitir que un presidente actúe como si estuviera por encima de la ley”.

Así las cosas, este juicio político se convirtió en un arma de doble filo, pues los demócratas en el Congreso están divididos debido a las posibles implicaciones políticas que tendrían frente a las elecciones que se avecinan del 2020.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad