Escuchar este artículo

Los fuertes argumentos de los democrátas en el impeachment a Trump

Febrero 12, 2021 - 12:00 a. m. 2021-02-12 Por:
Agencia AFP
Segundo impeachment contra Donald Trump

Un total de 67 votos se requieren para condenar al expresidente Donald Trump, por lo que se necesitaría que 17 senadores republicanos se aparten del líder de su partido, para sumarse a los 50 demócratas.

Agencia AFP

“Les pedimos humildemente que condenen al presidente Trump por un crimen del que es abrumadoramente culpable. Si no lo hacen, si pretendemos que esto no sucedió o, peor aún, si lo dejamos sin respuesta, ¿quién puede asegurar que no volverá a suceder?”.

Así les habló este jueves a los senadores de Estados Unidos Joe Neguse, uno de los miembros de la Cámara de Representantes que lidera la acusación por incitación a la insurrección en contra del exmandatario republicano, al terminar su argumentación en el juicio político derivado de la toma del Capitolio el pasado 6 de enero.

Desde este viernes, los abogados de Trump tendrán 16 horas para presentar su defensa, ante el cargo presentado por la Cámara de Representantes el 13 de enero por los hechos que dejaron cinco muertos, incluida una mujer baleada tras irrumpir en el Congreso y un policía que falleció a manos de la turba de simpatizantes que buscaba detener la certificación de la victoria electoral de Joe Biden en noviembre pasado.

Precisamente, este jueves el Mandatario demócrata opinó que la impactante evidencia presentada desde el martes puede pesar en contra de este entre algunos republicanos que todavía le son leales a Trump.

Pero no hay indicios de que los congresistas contrarios al magnate estén cerca de reunir una mayoría de dos tercios para una condena en el Senado de cien miembros, donde los demócratas tienen 50 escaños.

“Esta insurrección pro Trump no surgió de la nada”, dijo el representante Jamie Raskin, líder de la acusación demócrata, quien señaló que es imperativo que el Senado le prohíba postularse para la Casa Blanca en 2024: “Si regresa al cargo y sucede de nuevo, no tendremos a nadie a quien culpar más que a nosotros mismos”.

Lea también: Así era Larry Flynt, el controversial magnate de la pornografía que murió en Los Ángeles

La congresista Diana DeGette, otra de las demócratas de la acusación, dijo que Trump fue directamente responsable del intento de bloquear la certificación del Congreso de la victoria de Biden: “Su líder, el hombre que los incitó, debe rendir cuentas”. “El Presidente les dijo que fueran”.

El nuevo Mandatario reconoció que no siguió las audiencias en vivo, pero que sí vio la cobertura informativa de la presentación del caso, en la cual los principales políticos huían a un lugar seguro mientras una enfervorizada multitud avivada arrasaba los pasillos del Congreso. “Mi suposición es que algunas opiniones pueden cambiar”, dijo desde la Oficina Oval.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Biden, que ha estado tratando de evitar que el juicio eclipse su empeño en aprobar un enorme paquete de estímulo económico y sus esfuerzos contra el Covid-19, no tenía la intención de predecir el resultado.

El senador republicano Bill Cassidy, de Luisiana, señaló que las imágenes de video conocido el miércoles eran “poderosas”, pero “aún está por verse cómo influye eso en las decisiones finales”. 

Le puede interesar: Biden avanza en su meta de 'borrar' a Trump

Otros senadores leales a Trump claramente ya han tomado una decisión y no tienen la intención de romper con el expresidente, quien mantiene un fuerte control sobre la base del electorado republicano. 

“El voto de ‘No culpable’ está creciendo después de hoy”, dijo en Twitter Lindsey Graham, de Carolina del Sur: “La mayoría de los republicanos encontraron ofensiva y absurda la presentación” de la acusación.

El senador Josh Hawley, de Misuri, se hizo eco del argumento de los abogados defensores de Trump, de que es inconstitucional juzgar a un expresidente. “No obtendrán nada más que mi condena por lo que sucedió con esos criminales en el Capitolio el 6 de enero”, dijo y añadió: “Pero eso no hace que el juicio sea más legítimo de lo que es, que es totalmente ilegítimo, sin base en la Constitución”.

Los legisladores que actúan como fiscales entregaron como pruebas horas de imágenes de cámaras de seguridad, cámaras corporales de la Policía, noticieros y filmaciones de celulares de los propios manifestantes.

En un video, el entonces vicepresidente Mike Pence es evacuado apresuradamente por agentes de seguridad y en otro se ve al exlíder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, esquivando por poco a una multitud desenfrenada de trumpistas.

Lea también: Joe Biden quiere duplicar el salario mínimo en Estados Unidos

La Trump Tower, sin barreras de la Policía

Trump Tower, en Nueva York

La Policía levantó las barreras que desde hace cuatro años protegían la Trump Tower en Nueva York, residencia de Donald Trump antes de alcanzar la Presidencia en 2016 y donde están las oficinas de su hólding inmobiliario.

El viernes pasado, “en colaboración con el servicio secreto estadounidense, se tomó la decisión de levantar las barreras en torno a la Trump Tower”, dijo este jueves un portavoz de la Policía.

Pero el expresidente no regresó a su tríplex de la Quinta Avenida tras su derrota ante el demócrata Joe Biden, sino que se mudó a su club de golf de Mar-a-Lago en Florida, su residencia oficial desde fines de 2019.

Numerosas protestas en contra del Gobierno del republicano tuvieron lugar frente a la Trump Tower durante su mandato.

Vea también: ¿Qué encontró la OMS sobre el origen del covid-19 luego de visitar Wuhan?

En el verano boreal pasado, el alcalde demócrata Bill de Blasio, gran enemigo de Trump, invitó a un grupo de militantes a pintar con él un inmenso mural con letras amarillas en la calle frente a la Trump Tower: “#BLACK LIVES MATTER”.

Como se sabe, Donald Trump se negó a desplazarse a Washington para hacer presencia en el Senado, con motivo del juicio político en su contra, sino que dejó el caso en manos de sus abogados.

El congresista demócrata Jamie Raskin agregó que Trump tiene pocas excusas para evitar testificar, ya que no puede usar el argumento de que está muy ocupado gobernando, como lo hizo en el proceso que también se desarrolló en su contra en 2020, cuando era presidente.

Lo cierto es que este viernes vence el plazo para que responda oficialmente por su no comparecencia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS