Las fuertes acusaciones de Iván Duque a Maduro durante su intervención en la ONU

Las fuertes acusaciones de Iván Duque a Maduro durante su intervención en la ONU

Septiembre 24, 2018 - 07:14 p.m. Por:
Argemiro Piñeros / Colprensa 
Iván Duque en la ONU.

Iván Duque en la ONU.

Colprensa

Colombia será el país latinoamericano que, de la mano de los Estados Unidos, le pedirá desde este martes a las naciones del mundo que impongan sanciones al gobierno de Nicolás Maduro por ser una dictadura, a la vez que rechaza que el regreso a la democracia en ese país sea por la vía armada.

Así lo expresó el mandatario de los colombianos, Iván Duque Márquez, a lo largo de este lunes, en su primer día de actividad en la ONU y en reuniones que tuvo con empresarios y otros dignatarios, para lo cual asistió a cuatro eventos públicos.

En la mañana, y precisamente en la sede de la ONU, durante su intervención en el foro por el centenario de Nelson Mandela, sostuvo que la situación en Venezuela es de una gravedad absoluta y resaltó que desde Colombia se está ayudando, pero que se requiere de una colaboración del mundo.

Lea también: "Agradezco a Trump por el reconocimiento sobre la lucha antidrogas": Duque

Luego al intervenir en un conversatorio en el Colombian American Association, el mandatario le dijo a cerca de 100 empresarios colombo-estadounidenses que asistieron, que el régimen de Nicolás Maduro es el que ha estado financiado a los grupos terroristas para que se sostengan y sigan su accionar en Colombia.

“La dictadura de Venezuela no sólo está afectando a las personas de ese país, sino que también ha estado apoyando a los terroristas colombianos en su territorio, los líderes de las Farc estaban ahí, han recibido muchas fuentes de financiación de apoyo y tenemos que denunciar eso también”, declaró el mandatario de los colombianos, tras indicar que la salida a esas crisis no podrá ser la vía armada.

Luego anunció una estrategia que se realizará de la mano de varios países y liderado por Estados Unidos presentarán una demanda contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional, a la vez que se buscará trabajar mancomunadamente para congelar los fondos del estamento venezolano, un bloqueo a los bienes del régimen.

Un aspecto más, en esta ocasión desde la convención anual del centro de pensamiento Concordia, Iván Duque dijo que está muy avanzado un fondo especial de asistencia humanitaria por al menos un millón de dólares para que sea entregado a los países de la región que atienden el desarraigo de los venezolanos que salen huyendo de su país.

El cuarto escenario en el cual el mandatario nacional se refirió a Venezuela fue tras su reunión con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, con quien habló de los temas de paz y el apoyo que se ha dado desde la organización a los acuerdos en Colombia, pero también de las crisis humanitaria en Venezuela.

En rueda de prensa dada en la sede de la ONU, Duque le notificó al gobierno de Maduro que no va a proceder a extraditar al líder opositor venezolano Julio Borges, quien se encuentra en Colombia, esto por considerarlo que es una víctima de la dictadura de ese país y a quien se le han quitado todos sus derechos.

Advertencia al Congreso

Pero no sólo de Venezuela habló el mandatario nacional este lunes en Nueva York. En la mañana, y tras un declaración del presidente Donald Trump en respaldo a su lucha contra el narcotráfico, Duque lideró la redacción de un documento que fue firmado por 130 países del mundo, en donde se comprometen a reforzar la lucha contra las drogas.

“Celebro ese reconocimiento que nos hizo el presidente Trump por los esfuerzos que estamos haciendo contra las drogas, es una lucha moral del mundo, pero lo más importante es que con ese liderazgo de los Estados Unidos, 130 países firmamos una declaración para no desfallecer en la lucha contra las drogas”, manifestó.

Ese compromiso, según dice la declaración, va desde la prevención como una función de la salud pública, el desmantelamiento de las redes de lavados de activos, como también de las de narcotráfico.

El mandatario nacional, ante el escenario de los empresarios y los académicos, sostuvo que en su gobierno hay un propósito: que el trato con la clase política en el Congreso de la República se dará sin que tenga que pagar por los votos que le vayan a dar a sus iniciativas. Explicó que de esa forma se combatirá a la corrupción.

Un asunto más que abordó fue el relacionado con la negociación con la guerrilla del ELN: “nosotros estamos listos a sentarnos a la mesa, pero hacerlo tiene que haber liberación de todos los secuestrados y tiene que darse la terminación de las acciones criminales. Un estado democrático no puede aceptar la violencia como un mecanismo de negociación ni de intimidación”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad