La lucha contra el sida no para en el mundo

La lucha contra el sida no para en el mundo

Junio 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
La lucha contra el sida no para en el mundo

Grandes avances en los fármacos contra el virus del VIH han permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes y aumentar su expectativa de vida.

La detección temprana y fármacos de acción combinada, los avances de los últimos años. Vacuna, esperanza lejana.

Es la gran pandemia contra la que el mundo ha luchado durante 30 años. Sin embargo, hay unos 35 millones de personas, en su mayoría hombres, que no han podido escapar de este agresivo virus con una enorme capacidad de mutar, esconderse y defenderse.Una vez ingresa a la sangre, el VIH causa disminución de las células especializadas del sistema inmunológico, lo que conduce inevitablemente al paciente a una cadena de infecciones por otros virus y bacterias que terminan por provocarle la muerte. De hecho, se calcula que cerca de dos millones de personas han muerto por esta causa a escala mundial. Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH y Sida, hasta el 2008 en Colombia las cifras de contagiados llegaban a 170.000 mayores de 15 años, muchos de los cuales no saben que conviven con el virus. Sin embargo, en los últimos años se han gestado avances en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento en la lucha contra el virus. Entérese de los más relevantes.PrevenciónComo una forma de prevención, en los últimos lustros se ha recurrido a la circuncisión, ya que se ha descubierto que al retirar el prepucio se eliminan células a las que el virus se puede adherir con más facilidad. Así lo explica el infectólogo José Oñate, quien afirma que la otra arma de prevención aparte de la tradicional, como es el uso del condón, ha sido el uso de microbicidas en gel que contienen antiretrovirales y se aplican a nivel vaginal o anal antes de la relación sexual, lo que disminuye el riesgo de transmisión del virus.En diagnósticoEl gran avance en este sentido ha sido la estrategia para la prevención de la transmisión materno fetal que se aplica a nivel mundial y hace unos años a escala nacional, la cual ha llevado a la detección temprana del VIH durante el embarazo y por ende, a la disminución de niños contagiados.Así lo afirma Pío López, director de la Clínica VIH Pediátrico y profesor titular de la Universidad del Valle. Tal como lo explica el profesional, “este programa de detección temprana implementado por el Gobierno implica que toda mujer en embarazo se someta a la prueba de tamizaje en el primer trimestre, de forma que si sale positiva pueda tomar medicamentos durante el resto del embarazo que eviten que el virus se transmita a su hijo. Adicionalmente, el parto se programa por cesárea y se prohibe la lactancia”. Hasta hace unos años la posibilidad de que un hijo de madre portadora se contagiara era del 40% y ahora, gracias al programa de detección temprana es menor al 1% “Esto hace que cada vez veamos menos casos, pues antes en la Clínica de VIH Pediátrico atendíamos unos diez pacientes al mes, y ahora de vez en cuando tenemos uno”, comenta el doctor López. Por otra parte, el infectólogo Oñate asegura que la prueba de tamizaje o Elisa también ha tenido evolución. “Ahora ya hay de cuarta generación, lo que permite un diagnóstico temprano con respecto al momento del contagio y detectar portadores que antes arrojaban resultados negativos”, explica.La vacunaEl gran obstáculo para la obtención de una vacuna es que el virus del VIH muta rápidamente, lo que quiere decir que adquiere diferentes formas y no es homogéneo en todas las personas ni en todos los momentos. Esto hace que esquive cualquier vacuna y cualquier reacción inmunológica del organismo, puesto que las células encargadas de atacarlo no lo reconocen.De ahí, que la creación de una vacuna todavía sea una posibilidad muy lejana para los especialistas, ya que los estudios que se realizan actualmente a nivel mundial (ver recuadro) todavía se encuentran en fases preclínicas y a un nivel muy incipiente. InfraestructuraEn el país hay muy pocos centros especializados en pacientes con sida; más bien cada hospital, EPS o institución de salud maneja sus propios enfermos. Sin embargo, Cali ocupa un lugar privilegiado, pues cuenta con la única clínica especializada en niños como es el Centro de Infectología Pediátrica María Camila Medina desde donde se les da un manejo integral tanto a los menores como a las madres gestantes, que incluye odontología, dermatología, psicología y trabajo social, entre otras áreas.MedicamentosEn este sentido hoy día hay una gran disponibilidad de fármacos cada vez más efectivos, que han permitido avanzar en el control de la enfermedad. Si bien no ha sido posible que alguno de ellos mate el virus, sí existen formulaciones que disminuyen al mínimo la velocidad de multiplicación del VIH, mientras otros inhiben enzimas que le permiten replicarse o evitan que se adhiera a las células del sistema inmune. Esto es lo que destaca Luis Fernando Mejía, infectólogo del Hospital Universitario del Valle, quien aclara que “con esto se logra es que las infecciones que se derivan del VIH no sean tan severas, lo que ha permitido aumentar la sobrevida de los pacientes, que antes morían a pocos años de haberse contagiado no a causa del VIH sino por otros virus y bacterias, mientras ahora pacientes que se infectan en el vientre materno llegan a la edad adulta vivos”. La amplia variedad de fármacos ha permitido además, según López, que se diseñen combinaciones de varios principios en una misma tableta logrando que los pacientes no abandonen el tratamiento, ya que muchos se cansaban de tomar pastas todo el día. Esto lo confirma el doctor Oñate, quien asegura que antes un paciente tenía que consumir entre 10 y 15 pastas en un mismo día, por lo que esto se traduce en una mejor calidad de vida. Además, en los últimos años ha sido posible que estos fármacos generen menos efectos adversos, “pues antes muchos producían aumento del colesterol, alteraciones del azúcar y daño metabólico”, explica el doctor Oñate. A lo anterior se suma que se han descubierto sustancias como las citoquinas que fortalecen el sistema inmunológico en los infectados.Sin embargo, la gran falla, en opinión de Mejía, ha radicado en que como la mayoría de estudios se hacen con población adulta, en un gran porcentaje de los fármacos se desconoce su efectividad en los niños. “Por esa misma razón, muchos de ellos vienen en presentación de tabletas, pero no granulados o en suspensión, lo que facilitaría el tratamiento en menores”, anota. Otro punto en contra de la lucha contra la enfermedad es el alto costo de estos medicamentos y las limitaciones de los esquemas de salud, lo que dificulta el acceso a los mismos. Qué está pasando en el mundoCientíficos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que integra a expertos de varios países estudian la creación de un fármaco capaz de bloquear la entrada del VIH en las células.El tratamiento, suministrado por vía intravenosa, está basado en el derivado de una proteína que el propio organismo produce para defenderse de otros virus, pero que en su estado natural no alcanza a ejercer un efecto protector. Los resultados del trabajo fueron publicados en Science Translational Medicine. Una vacuna basada en el virus de la rabia está siendo estudiada en el Centro de Vacunas de la Universidad de Jefferson, Estados Unidos, donde ya ha sido probada en monos, encontrando que ejerce un factor de protección contra un virus que causa en los simios una enfermedad muy similar al sida que ataca a los humanos. Los datos fueron publicados en la revista Vaccine.Falta educaciónEn opinión del infectólogo Pío López, “aunque se han hecho esfuerzos en materia de educación, todavía hacen falta más campañas, asustar a la gente para que tome en serio la infección y darle más formación sexual, en especial a los adolescentes”.Por otro lado, falta más conscientización sobre la transmisión prenatal del virus, para poder darles un óptimo manejo a las madres antes del parto. De hecho, aunque el tamizaje está determinado por ley, la mujer no está obligada a hacérselo, entonces no se le puede imponer.Incluso el infectólogo Luis Fernando Mejía advierte que “en el gremio médico todavía falta más conocimiento sobre cómo hacer el diagnóstico, en qué momento, qué medicamentos usar, de qué manera y en qué tipo de paciente, pues todavía subsisten muchas dudas y mitos al respecto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad