Escuchar este artículo

Grandes ciudades alemanas instauran restricciones nocturnas contra la pandemia

Octubre 10, 2020 - 12:11 p. m. Por:
 Redacción de El País - AFP
coronavirus alemania

En Berlín, los establecimientos deberán cerrar sus puertas a partir del sábado por la noche entre las 11:00 p.m. y las 6:00 a.m.

Agencia AFP

Grandes ciudades alemanas, incluida Berlín, se enfrentan a un preocupante aumento de contagios de covid-19, lo que les ha llevado a imponer restricciones nocturnas, como el cierre de bares y restaurantes, para controlar la pandemia.

En Berlín, los establecimientos deberán cerrar sus puertas a partir del sábado por la noche entre las 11:00 p.m. y las 6:00 a.m., una franja horaria en la que cada fin de semana decenas de miles de personas deambulan por la capital, con numerosos bares abiertos toda la noche.

Estas restricciones nocturnas, inéditas en la capital desde 1949, afectan a todas las tiendas salvo a las farmacias y las gasolineras y estará en vigor al menos hasta el 31 de octubre. Tampoco se permitirá la venta de alcohol en gasolineras.

Fráncfort adoptó una medida similar que entró en vigor el viernes por la noche.

Puede leer: Maduro denuncia que Colombia entrena "mercenarios" para "sabotear" elecciones

Desastroso

El sábado por la mañana, Colonia, la capital de Renania del Norte-Westfalia, la región más poblada, anunció una medida igual a partir de las 10:00 p.m.

Otra gran ciudad alemana, Hamburgo, optó por el uso obligatorio de mascarilla en los lugares públicos a partir del lunes.

En Berlín, se trata de un nuevo duro golpe para la economía de la ciudad, ya severamente afectada por el cierre de los clubes desde hace varios meses. La vida nocturna de la capital es un componente esencial de su economía. Solo los clubes aportaron más de 1.500 millones de euros (unos 1.800 millones de dólares) a Berlín en 2018.

Pero la situación de la epidemia en Berlín es inquietante, con más de 400 nuevos contagios diarios, por lo que fue clasificada como "zona de riesgo".

"No es el momento de festejar", declaró el 6 de octubre su alcalde, Michael Müller (socialdemócrata). "Podemos y queremos impedir otro confinamiento" más severo, agregó, dirigiéndose principalmente a los habitantes de entre 20 y 40 años.

La propia canciller, Angela Merkel, abogó por esta decisión el viernes tras una discusión con los alcaldes de las once ciudades más grandes.

Tras tres copas...

La canciller reconoció el golpe que suponen estas medidas para el sector de la gastronomía, "duramente afectado", pero pidió "considerar lo que es más importante este otoño y este invierno", fijando como "prioridades" mantener a flote la economía y las actividades escolares.

"Tras tres copas de vino, se respetan algo menos las medidas de prevención", resumió por su parte Dirk Behrendt, encargado de Justicia en Berlín.

Berlín contaba en 2018 con 9.800 establecimientos, incluidos más de 1.700 bares o pubs, según el instituto Statista. El colectivo de bares de la capital consideró la medida de restricción "desastrosa" y se plantea apelar ante la justicia.

En Fráncfort temen que las restricciones provoquen reuniones desproporcionadas en la calle.

Para evitarlo, Berlín decidió limitar los contactos sociales durante toda la noche en la vía pública, donde no podrán concentrarse más de cinco personas. En interiores, las reuniones no podrán ser de más de diez.

Estas medidas apuntan especialmente contra las fiestas ilegales y las celebradas en casa, que las autoridades consideran como un foco de propagación del covid-19.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS