El pais
SUSCRÍBETE

Inicio

Mundo

Artículo

Una fotografía tomada el 6 de mayo de 2024 muestra humo ondeando tras el bombardeo al este de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y el movimiento palestino Hamás. El jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borell, condenó el 6 de mayo la orden de Israel a los palestinos que viven en el este de Rafah de huir de la ciudad de Gaza antes de un esperado ataque terrestre.
Una fotografía tomada el 6 de mayo de 2024 muestra humo ondeando tras el bombardeo al este de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. | Foto: AFP

Mundo

Ejército israelí anuncia una pausa diaria en las operaciones en una zona de Gaza

La pausa diaria se anunció al día siguiente de la muerte de 11 soldados israelíes.

16 de junio de 2024 Por: Redacción El País

El ejército israelí anunció este domingo 16 de junio su intención de hacer una pausa diaria en sus operaciones en una zona del sur de Gaza para permitir la entrada de más ayuda humanitaria en el territorio palestino, devastado por más de ocho meses de guerra y amenazado por la hambruna.

Después de ocho meses de intensos e incesantes bombardeos en la Franja de Gaza, el norte y el centro del enclave tuvieron un momento de respiro el domingo por la mañana, sin informaciones sobre ataques o combates, según corresponsales de la AFP.

En cambio, Rafah, en el extremo sur de la Franja, donde el ejército israelí inició una ofensiva terrestre a principios de mayo, fue blanco de disparos y un bombardeo.

Fotos de la semana 14 junio
Interceptación de un cohete lanzado desde el Líbano hacia Israel a través de la frontera, en medio de las hostilidades transfronterizas en curso entre Hezbollah y las fuerzas israelíes. | Foto: REUTERS

“De repente, está en calma desde esta mañana, ni disparos, ni bombardeos, es extraño”, confesó Haiti al Ghuta, de 30 años, en Ciudad de Gaza, en el norte, que espera que esto sea el preludio de un alto el fuego permanente.

Sin embargo, el ejército israelí señaló que pese a “la pausa táctica”, “no hay ningún cese de las hostilidades en el sur de Gaza y las operaciones en Rafah continúan”.

La pausa diaria se anunció al día siguiente de la muerte de 11 soldados israelíes, ocho de ellos en la explosión de una bomba en la Franja de Gaza, sumida en una cruenta guerra desencadenada por un ataque sin precedentes del movimiento palestino Hamás el 7 de octubre en Israel.

La pausa “tendrá lugar de las 08H00 a las 19H00 (05H00 a 16H00 GMT) todos los días y hasta nuevo aviso”, en la zona que va desde Kerem Shalom, un paso fronterizo en el sur de Israel, a la carretera de Salahedin, en Gaza, y hacia el norte del territorio palestino, precisó el ejército.

La decisión fue tomada para permitir un “aumento del volumen de la ayuda humanitaria que entra en Gaza”, tras discusiones con la ONU y otras organizaciones, indicó el ejército en un comunicado.

“Terribles pérdidas”

La ONU dijo que “celebra” esta medida pero pide que esto “lleve a nuevas medidas concretas” para facilitar la entrada de ayuda humanitaria, indicó Jens Laerke, el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La organización internacional advirtió en repetidas ocasiones que la ayuda llega difícilmente a la población, que vive sin acceso a agua, comida y medicamentos, debido a los combates y las restricciones israelíes.

La Franja de Gaza, asediada por Israel, está sumida en una grave crisis humanitaria, donde el 75% de sus 2,4 millones de habitantes ha sido desplazado por la guerra y la población está amenazada de hambruna, según la ONU.

Rafah, Territorios Palestinos | AFP | sábado 25/05/2024 - 05:21 UTC-5 | 796 palabras

GRAPHIC CONTENT
ACTUALIZA CON MÁS LOCALIDADES GAZATÍES BOMBARDEADAS, NUEVO BALANCE DE MUERTOS Y DECLARACIÓN DEL CANCILLER ESPAÑOL

Israel bombardeó el sábado Rafah pese a que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) le ordenó suspender sus operaciones en esa zona del territorio palestino gobernado por Hamás, mientras en París continúan los esfuerzos diplomáticos para lograr un alto el fuego.

Testigos en el lugar y periodistas de la AFP reportaron bombardeos de las tropas israelíes contra Rafah, una ciudad del sur de la Franja fronteriza con Egipto.

También hubo ataques aéreos y disparos de artillería contra Deir al Balah y Nuseirat, en el centro, Jabaliya y la ciudad de Gaza, en el norte, y Jan Yunis en el sur.

En respuesta a una petición de Sudáfrica, la máxima instancia judicial de la ONU ordenó el viernes a Israel detener su operación en Rafah y cualquier otra acción que provoque la "destrucción física total o parcial" del pueblo palestino en Gaza.

La CIJ también exigió la apertura del paso fronterizo entre Egipto y Gaza en Rafah, puerta de entrada de ayuda humanitaria que Israel cerró a principios de mes al iniciar sus operaciones en la ciudad.

El tribunal, cuyas decisiones son vinculantes aunque no tenga medios para implementarlas, urgió por otro lado al movimiento islamista Hamás la liberación inmediata de todos los rehenes tomados en su ataque del 7 de octubre contra Israel.

Pero ninguno de los dos bandos parece haber atendido las demandas del tribunal.

Desde Madrid, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, avisó a Israel de que las medidas cautelares de la CIJ son "obligatorias", así como "la liberación de los rehenes" en manos de Hamás y "el acceso humanitario", porque "el sufrimiento de los gazatíes y la violencia deben terminar".

El presidente del gobierno español Pedro Sánchez, en coordinación con Noruega e Irlanda, anunció que el próximo martes su gabinete reconocerá a Palestina como Estado. Israel criticó duramente la iniciativa y llamó a consultas a sus embajadores en esos tres países.

- Reuniones en París -
El conflicto estalló el 7 de octubre, cuando comandos islamistas mataron a más de 1.170 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un balance de la AFP basado en datos oficiales israelíes.

Los milicianos también secuestraron a 252 personas. Israel afirma que 121 permanecen secuestradas en Gaza, de las cuales 37 habrían muerto.

Horas antes de la decisión de la CIJ, el ejército israelí anunció haber recuperado de Gaza los cuerpos de tres rehenes muertos, entre ellos el franco-mexicano Orión Hernández Radoux y el israelo-brasileño Michel Nisenbaum.

En respuesta al ataque de octubre, Israel lanzó una ofensiva contra la Franja de Gaza, en la cual han muerto hasta el momento 35.857 palestinos, en su mayoría civiles, según el ministerio de Salud del gobierno de Hamás.

Las negociaciones indirectas mediadas por Catar, Egipto y Estados Unidos se estancaron a principios de mayo, poco después del inicio de las operaciones terrestres de Israel en Rafah.

Pero el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, autorizó esta semana "continuar las negociaciones para el regreso de los rehenes".
El ejército israelí anunció su intención de hacer una pausa diaria en sus operaciones en una zona del sur de Gaza. | Foto: AP

“La persona que tomó la decisión de instaurar una pausa mientras nuestros soldados caen en combate es malvada y estúpida [...]”, denunció el ministro israelí de Seguridad Nacional, de extrema derecha, Itamar Ben Gvir.

El ejército israelí informó el sábado que ocho de sus soldados murieron en el sur de la Franja cuando el vehículo blindado en el que iban “fue alcanzado por la explosión de una bomba”.

Más tarde, anunció la muerte de dos soldados en el norte de Gaza e informó que otro había sucumbido a sus heridas.

“Nuestros corazones están rotos por estas terribles pérdidas”, reaccionó el primer Ministro Benjamin Netanyahu.

Pero, afirmó, “debemos ceñirnos a los objetivos de la guerra: destruir las capacidades militares y gubernamentales de Hamás, recuperar a todos nuestros rehenes, garantizar que Gaza deje de constituir una amenaza para Israel (...)”.

Pocas esperanzas de tregua

La guerra entre Israel y Hamás estalló el 7 de octubre cuando milicianos del movimiento islamista mataron a 1.194 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a otras 251 en el sur de Israel, según un balance de AFP basado en datos oficiales israelíes.

El ejército israelí estima que 116 personas siguen secuestradas en Gaza, aunque 41 de ellas estarían muertas.

En respuesta, Israel lanzó una ofensiva que ha dejado al menos 37.337 muertos en Gaza, también civiles en su mayoría, según el ministerio de Salud del territorio palestino, gobernado por Hamás desde 2007.

Mientras los musulmanes del mundo celebran el primer día del Eid al-Adha, la mayor fiesta del Islam, los palestinos de Gaza no están para festejar.

“Eid al Adha es totalmente diferente” este año, confesó a AFP Um Mohammad al Katri, en el campo de refugiados de Jabaliya, cerca de Gaza.

“Hemos perdido a mucha gente, hay mucha destrucción. Estoy en duelo, perdí a mi hijo”, declaró.

Los mediadores internacionales presionan a Israel y a Hamás para que acepten un acuerdo de tregua presentado por el presidente estadounidense, Joe Biden.

El mandatario estadounidense acusó a Hamás de bloquear el acuerdo, que prevé un alto el fuego inicial de seis semanas acompañado de una retirada israelí de las zonas densamente pobladas de Gaza, la liberación de algunos rehenes retenidos en Gaza y la liberación de palestinos encarcelados por Israel.

Hamás envió una primera respuesta a los mediadores cataríes y egipcios que, según una fuente cercana a las conversaciones, contiene “enmiendas” al plan, entre ellas “un calendario para un alto el fuego permanente y la retirada total de las tropas israelíes de Gaza”. Israel rechaza estas exigencias.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, visitará Washington próximamente para mantener conversaciones con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, sobre la guerra en Gaza.

*Con información de AFP.

AHORA EN Mundo