Correa siempre tuvo en la mira a medios independientes: periodista ecuatoriano

Escuchar este artículo

Correa siempre tuvo en la mira a medios independientes: periodista ecuatoriano

Julio 03, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Aura Lucía Mera y Beatriz López
Correa siempre tuvo en la mira a medios independientes: periodista ecuatoriano

Gonzalo Ruiz Álvarez, subdirector del diario El Comercio de Quito.

Gonzalo Ruiz Álvarez, subdirector del diario El Comercio de Quito, analiza la situación política de su país, la mordaza a la prensa y el discurso rupturista con el pasado del presidente Rafael Correa.

La entrevista es en el Techo del Mundo del Hotel Quito. Se divisan brillantes e impúdicos los nevados de Cotopaxi, Cayambe y El Altar. Compartimos un café con Gonzalo Ruiz Álvarez, periodista de Ecuador, actual subdirector del diario El Comercio, profesor universitario, escritor, crítico taurino y fundador de programas de radio y Tv.Naturalmente el tema gira en torno a la Libertad de Prensa y la Ley Orgánica de Comunicación que ha levantado protestas y rechazo en los países donde la libertad de expresión es sagrada.Una ley ambigua que se puede inter- pretar de forma subjetiva y que da pie para que Rafael Correa, presidente de Ecuador, quien ostenta un poder abso- luto desde el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, la maneje a su antojo, coartando, atemorizando e imponiendo una mordaza ante cualquier comentario que cuestione sus decisiones.Después de escuchar a Gonzalo Ruiz, queda flotando en el ambiente un aire de impotencia, sobre todo ante la apatía de los ecuatorianos. Parece que la ley que atenta contra la libertad de expre- sión ha conmocionado más al ambiente internacional que al nacional.Ecuador vive una bonanza económica. Y cuando existe pan y circo, nadie protesta. La infraestructura vial es perfecta. Crece una clase media con poder adquisitivo. Y aunque algunos oposito- res pasan de agache, muchos reciben la cascada de insultos del presidente Correa, sobre los cuales ya se ha formado un diccionario: “bestias salvajes, arribistas, buitres, cerdos, cloacas con antenas, enanos, fachos, malparidos, jaula de locas, recaderos de la oligarquía, sepultureros”. Cedemos la palabra a Gonzalo, periodista curtido, prudente, racional y actualizado.¿Cómo define ideológicamente a Rafael Correa: marxista, populista o un fascista extraviado?El presidente Correa no tuvo una participación política activa hasta el año 2005 cuando fue nombrado por corto tiempo ministro de Economía. Exhibe un discurso de izquierda adscrito al llamado Socialismo del Siglo XXI. Se define de izquierda y antiimperialista aunque su formación universitaria haya sido en la Universidad Católica de Guayaquil, en Lovaina y en la de Illinois. Mi opinión es que Correa está en la línea de un populismo pragmático y autoritario. No lo siento cerca de las viejas ideologías marxistas aunque en su entorno quedan colaboradores de esa corriente. La mayoría de figuras de la izquierda se han alejado y son opositores.¿De qué le ha servido a Ecuador y al mismo Correa, la Constitución del 2008, llamada Montecristi, la vigésima tras 200 años de independencia?Fue una Constitución larga, farragosa en su redacción y llamada garantista. El modelo ha permitido acumular y concentrar poder, lo que engrana con un estilo de conducción autoritaria sin espacio para el debate democrático. Ecuador ha tenido esa veintena de constituciones, cierto es, pero en muchas ocasiones solo han sido letra muerta. Ahora, algunos actores políticos hablan de otra reforma. Es parte de un viejo legado colonial. ‘Las leyes se acatan pero no se cumplen’.Alguien dijo que las constituciones en su país, solo han servido para acentuar la volatilidad política...Pienso que han existido otros factores. El país es diverso en lo geográfico, lo cultural, lo gastronómico. Esa diversidad supone una complejidad en el factor de gobernabilidad y las pugnas de poderes, por ahora “resueltas” con un esquema de poder concentrado, mayoritario, que no deja opción a la discrepancia. Este estado de cosas es ajeno a nuestra tradición política. Las constituciones han reflejado la temperatura de la visión del poder político, muchas veces sin sintonía en el devenir social.De 1985 a 2005 Ecuador tuvo diez presidentes, ¿cómo Correa, que no pertenece a las élites, logró ser reelegido tres veces?No todos los presidentes del pasado han sido de las élites. Las reelecciones del Presidente se deben a una combinación de factores. Un discurso rupturista con el pasado, un agotamiento con la estructura y usos del viejo poder. Un afán de cambio con los partidos que habían tenido protagonismo desde el retorno a los gobiernos civiles en 1979. Además Correa tiene un innegable carisma, un equipo competente en materia de publicidad. Tampoco ha tenido rivales políticos que sepan contraponer ideas convincentes. La concentración de poderes también genera sus frutos cuando de reelecciones se trata.El Presupuesto del Ecuador ha crecido desde los US$10.000 millones de 2007 hasta los US$31.000 millones en 2013. Eso explica la abundancia de recursos económicos provenientes del alto precio del petróleo y de una mejor y más eficiente recaudación tributaria.Adicionalmente los temas sociales han funcionado, las cifras de pobreza se muestran mejor que en ciclos pasados, ha crecido la economía y hay un fortalecimiento de la clase media. Por contraste, la cultura democrática y el debilitamiento de las instituciones han sido la piedra de toque del régimen.El acoso a la prensaCorrea fragmentó los partidos políticos a los que llama despectivamente “partidocracia”, fustigó al Congreso, descalificó a los tribunales de Justicia, se pasó por la faja la separación de poderes y ahora amordaza a la prensa con la famosa Ley Orgánica de Comunicación. ¿Por qué los ecuatorianos no reaccionan ante estas actitudes de dictador? Para explicarlo debemos volver a la falta de cultura democrática. Una sociedad que valora poco la separación de poderes, los pesos y contrapesos de ellos y que perdió la fe en los partidos, es el caldo de cultivo para este tipo de liderazgos fuertes, marcadamente personalistas.¿Cuando se inicia la persecución contra la libertad de prensa? ¿Fue exactamente después de la supuesta sublevación de las Fuerzas Armadas?Hay que separar nítidamente los dos temas. El Presidente siempre tuvo en la mira a los medios privados e independientes. Incautó canales de Tv. con gran sintonía, cuyos propietarios eran encausados por la justicia y armó una plataforma poderosa de medios gubernamentales (no públicos que es otra cosa). Varios de los periodistas críticos salieron de pantalla y fueron fustigados. El Mandatario se desató en duros ataques verbales, descalificaciones y hasta insultos contra periodistas y medios independientes. El caso de insubordinación policial fue hace apenas dos años. El ataque verbal con cadenas de radio y Tv. reiteradas, empezó muchos años atrás. nada tiene que ver lo uno con lo otro. ¿El litigio contra el columnista y las directivas del diario El Universo pudo llegar a feliz término a causa de la presión internacional? Cuidado con este dato. El juicio por daño moral instaurado contra Emilio Palacio, los directivos y el diario El Universo, lo ganó en todas sus instancias y en tiempo récord Rafael Correa. Obtuvo una sentencia favorable por US$40 millones sin precedentes en la historia de la tensión entre la prensa y el poder, yo creo que a nivel planetario. Ahora bien, la presión internacional que consiste en que los medios del mundo exhibieron el caso, fue efectiva para que se produzca el perdón, pero ojo, la jurisprudencia está sentada y Palacio sigue viviendo fuera del país.¿De qué han servido todas las denuncias ante los organismos internacionales frente al hostigamiento, persecución y hasta prisión a periodistas independientes?De mucho, creo. La comunidad internacional está consciente de que el régi- men agrede a un derecho fundamental de la libertad de expresión en la Carta Constitutiva de Nacionales Unidas en las declaraciones de Derechos Humanos de las cuales Ecuador es signatario. Ahora, con la promulgación de la Ley de Comunicación, esta efectividad se pone a prueba. ¿Qué paso con las denuncias de corrupción del Fabricio Correa contra su hermano el Presidente?Assange y Snowden El Presidente hizo salir a los gringos de la Base militar de Manta, se negó a renegociar la deuda con el BID y ahora se enfrenta con la CIA por Snowden, ¿porqué EE. UU. aún tiene buenas relaciones con Ecuador?No sé si EE. UU. tenga buenas relaciones con el Gobierno. No olvidemos que expulsó a la anterior embajadora en Quito (caso Wikileaks) y que el actual embajador ha recibido dos llamados de advertencia por haberse referido a temas de Libertad de Expresión y haber escrito una frase en un Muro en la Unión Nacional de Periodistas el Día de la Libertad de Prensa.¿Qué busca Correa con Snowden y el asilo a Julián Assange?Son dos temas distintos aunque parezcan tener puntos de contacto. El pirata informático australiano, Julián Assange, permanece asilado en la Embajada del Ecuador en Londres hace un año. Él entregó a los medios privados e independientes más prestigiosos del mundo información confidencial de las embajadas de EE. UU. proporcionada por el soldado Manning. En cuanto a Edward Snowden, trabajó para la CIA y reveló información sobre el espionaje a las personas efectuado por el gobierno de EE. UU. y aunque Assange se haya convertido desde la embajada ecuatoriana en un defensor de la causa de Snowden, el régimen ha aclarado que no ha dado salvoconducto a Snowden y que analiza su asilo. En todo caso es un contrasentido que con el caso Assange se haya querido proyectar una imagen de defensa de la libre expresión cuando se promulga una ley que la vulnera después de seis años de acoso a varios medios y periodistas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad