Escuchar este artículo

¿Cambiarán relaciones entre EE.UU. y Colombia con la llegada de Biden?

Noviembre 09, 2020 - 11:55 p. m. Por:
 Redacción de El País
Joe Biden

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha mantenido una fuerte relación con Colombia desde hace varios años, incluso cuando, como senador, fue jefe del Comité de Relaciones Exteriores.

Especial para El País

Con la llegada del demócrata Joe Biden a la Presidencia de los Estados Unidos se podrían avecinar importantes cambios en la relación de Colombia y ese país norteamericano.

Mucho se ha especulado sobre si la agenda de ese país con el Gobierno Nacional cambiará su enfoque o si el hecho de que políticos colombianos hayan mostrado estar del lado del presidente Donald Trump en las elecciones tenga algún impacto.

Lo que cree Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano y profesor adjunto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, sobre este último aspecto es que no habrá un efecto de fondo, pues nuestro país tiene una larga historia de estrechas relaciones con EE. UU.

Puede leer: Fiscal general de EE.UU. autoriza investigaciones sobre las elecciones

“Joe Biden conoce Colombia y reconoce la importancia de la relación bilateral con Colombia ha sido, es, y será socio estratégico de Washington. Biden no es una persona rencorosa. Aunque de pronto no está contento con que algunos políticos colombianos cercanos al Gobierno mostraron su preferencia por la reelección de Trump, dudo que Biden y su equipo dejarían que este tema ponga en riesgo la relación cercana de ambos países”, señala el experto.

En eso coincide Iván Rebolledo, miembro del Partido Demócrata y exfuncionario de Naciones Unidas, quien afirma que la relación bilateral va a ser prioritaria para el Presidente electo: “Él entiende la historia de Colombia y respeta su importancia para la región”.

“La influencia de políticos colombianos en este proceso electoral se notó y tuvo su impacto, especialmente en el sur de la Florida, que sí jugó un rol en los resultados de estas elecciones, pero no somos un partido rencoroso y el presidente Biden no lo es, la relación histórica es mucho más importante que una contienda electoral”, apunta.

No obstante, considera importante revisar el “plantel diplomático” de Colombia en Washington, para que “tal vez sean más afines a la nueva dirección y nuevo liderazgo en la casa Blanca”.

“Va a continuar siendo una relación unida. Colombia ha sido uno de nuestros aliados, tal vez el más importante que hemos tenido en la región, y esperamos que esto continúe siendo así. Pensamos que se pueden reparar estos pormenores que se han evidenciado en estos últimos meses”, dice Rebolledo.

Algunos analistas señalan que si bien Biden no tendría en cuenta la “intromisión” de políticos colombianos en las elecciones de EE. UU., los congresistas demócratas sí podrían cobrarla.

El mismo Biden, le dijo en campaña al diario El Tiempo, en una entrevista, que nuestro país puede contar con él.

“He dicho muchas veces que Colombia es la piedra angular de la política de Estados Unidos en América Latina y el Caribe (...) haré de la reconstrucción de nuestra relación una prioridad clave en la política exterior de la Administración Biden-Harris”, señaló el hoy Mandatario electo.

Entre tanto, Ángela María Bohórquez, candidata a doctora en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de Delaware, sostiene que existe temor por las represalias que se podrían tomar contra Colombia, pero señala que “lo que hay que preguntarse es cómo el Gobierno colombiano se va a empezar a alinear con las políticas que va a empezar a implementar Washington”.

“Vimos toda esta resistencia por parte de algunos políticos, usando esta retórica del castrochavismo, habrá que ver cómo Colombia y cómo estos líderes políticos se van a empezar a alinear con estos ideales programáticos”, afirma Bohórquez.

Agenda de trabajo

Bajo el mandato de Donald Trump, el énfasis de la agenda con Colombia estuvo puesto en la lucha contra el narcotráfico y la crisis en Venezuela. Con Biden en el poder, si bien estos dos temas seguirán siendo los pilares más importantes, es muy probable que se introduzcan cambios.

“También estarán en la agenda bilateral, pero su enfoque será más amplio, incluyendo medio ambiente, Derechos Humanos, corrupción y la Paz. Será una agenda más equilibrada y un estilo más predecible”, considera Michael shifter.

De su lado, el analista político Carlos Andrés Arias le dijo a Colprensa que habría cambios a mediano plazo sobre el apoyo económico que brinda ese país norteamericano a Colombia.

El presidente Iván Duque dijo a Joe Biden que “trabajaremos juntos en fortalecer la agenda común en comercio, medio ambiente, seguridad y lucha contra crimen trasnacional”.

Cree que se podría enfocar mucho más en la protección a los líderes sociales y en acciones de mitigación a la sustitución de cultivos de uso ilícito que en el apoyo militar a la guerra contra las drogas.

En este mismo sentido, el internacionalista Sebastián Bitar indica que el discurso desde la Casa Blanca se puede enfocar más al problema del nartcotráfico desde una perspectiva de salud pública. Pero advierte que el crecimiento exponencial de los cultivos de uso ilícito seguirá siendo algo importante para la agenda de Washington.

“La política de drogas de Estados Unidos hacia Colombia no es un invento de Trump, es algo que ha estado en todas las administraciones pasadas desde que empezó el Plan Colombia y no veo ninguna razón por la que el país norteamericano deje su afán de que Colombia reduzca el área cultivada de hoja coca”, añade Bitar.

Agrega Iván Rebolledo que promover la implementación del Acuerdo de Paz será un tópico al que Biden le prestará especial atención.

“Trabajaremos con los colombianos para promover y preservar la Paz, se sobreentiende que esto es un tema que netamente se puede resolver por los colombianos, pero es prioritario, y sin lograr paz nada más es posible”.

“Como presidente, Biden estaría pendiente para ofrecer apoyo adicional de los Estados Unidos para poner fin al conflicto armado y responsabilizar a los abusadores de Derechos Humanos y detener la ola de violencia. Este es un tema muy importante para él”, afirma el integrante del Partido Demócrata.

Varios analistas coinciden con él en que Biden presionará para que se implemente lo acordado en La Habana, puesto que la Administración de Barack Obama, en la cual Biden fue vicepresidente, respaldó las negociaciones entre el Estado colombiano y la entonces guerrilla de las Farc.

Asegura Rebolledo que otro asunto al que también le pondrá atención será la promoción de “soluciones climáticas, conservación de la biodiversidad y justicia ambiental”.

En el caso de Venezuela, los expertos opinan que seguirá impulsando el regreso de la democracia al vecino país, pero con un discurso más negociador y “menos guerrerista”.

Apunta John Marulanda, consultor en Seguridad y Defensa, que el Gobierno de Biden tendría la misma “tónica” de la Administración Obama, es decir “no buscará confrontación, buscará la conciliación”.

Sin embargo cree que, en esa línea, tratará de tener una aproximación más conciliatoria hacia el eje Cuba, Venezuela y Nicaragua: “Esto nos puede perjudicar a los colombianos, porque permitiría que se fortaleciera y se arraigará mucho más el Gobierno de Nicolás Maduro”.

Embajador desmiente señalamientos

Francisco Santos, embajador de Colombia en Estados Unidos, desmintió los señalamientos del expresidente Juan Manuel Santos en los que asegura que el diplomático buscaba interferir en las elecciones de ese país norteamericano a favor de Donald Trump.

El diplomático anunció que entablará acciones legales para que el exmandatario se retracte de las acusaciones según las cuales Francisco Santos habló con un contratista del Pentágono para ofrecer su ayuda en la campaña de reelección e incluso mencionó la posibilidad de que el presidente Iván Duque visitara EE. UU.

“Hay un juego de política y es triste que un expresidente, que tiene un Nobel de Paz y que piensa mucho menos que la pequeñez se preste para eso. Será él quien tendrá que decirlo a un juez”, afirmó ‘Pacho’ Santos en Semana.com.

Según el exmandatario, el contratista le aconsejó al embajador que no “cometiera esa locura”, porque uno de los fuertes de Colombia con Washington es la relación bipartidista y apoyar a cualquier candidato rompería esa tradición, lo que sería un error.

Juan Manuel Santos afirmó que este estratega lo llamó por ser uno de los que ayudó en la construcción de la política bipartidista y le pidió que evitara que esta intervención siguiera su curso.

También afirmó que para reestablecer la confianza entre Colombia y el electo presidente de EE. UU., Jode Biden, es necesario que el Mandatario de los colombianos opte por cambiar a ‘Pacho’ Santos de la Embajada en Washington.

“Hay un ambiente bastante negativo con el actual embajador”, dijo el expresidente.

Según Caracol Radio, el partido Centro Democrático planeaba emitir un comunicado respaldando la permanencia del diplomático colombiano en Estados Unidos, pero hasta anoche no se conocía.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS