Coronavirus en Cali: Óscar, el médico que perdió la batalla contra el Covid-19

Óscar, el médico que perdió la batalla contra el Covid-19 en Cali 

Junio 08, 2020 - 06:38 p. m. Por:
Periodista: Juan Felipe Delgado / Video y edición: Álvaro Pío Fernández

El médico Óscar González presentó síntomas y al día siguiente reportaba ahogo. Después de varios días hospitalizado, falleció el 15 de abril. Así lo recuerda su hermano, Luis González, en este homenaje a su memoria.

El País

Luis Alberto González habla sobre su hermano Óscar:

Óscar era el ángel protector de la familia. Su pasión por la medicina y por ayudar a los demás nos llenaba de orgullo. Nosotros somos ocho hermanos. Nacimos en Buenaventura, pero varios vinimos a Cali desde niños. Somos muy unidos, pero él y yo teníamos un vínculo especial, una conexión que no se tiene con nadie más.

Era un gran estudiante. En 1980 se graduó como el mejor bachiller. Mi hermanito fue muy pilo, tenía un don de gente impresionante. A pesar de tener un carácter serio -mundo viejo”, como dicen los abuelos-, él sabía cómo llegarle a las personas. Las calmaba y les ayudaba a estar en paz, sin importar el padecimiento que tuvieran.

Mi pana, cómo a veces le decía, era hogareño. Le gustaban la salsa y el bolero, pero no era rumbero. Casi todos los domingos nos reuníamos en familia. El 5 de marzo cumplió 57 años. Ese día hablamos. Nos advirtió sobre la importancia de cuidarnos y de seguir los protocolos de salud porque el Covid-19 le pude dar a cualquiera en el momento menos pensado.

Siendo él médico, ¿quién iba a pensar que le podría dar coronavirus? El 29 de marzo reportó dolores y al día siguiente ya se estaba ahogando. Lo llevamos a la clínica y quedó aislado. Tuvo días buenos y malos. Fue un proceso muy difícil, sentíamos mucha incertidumbre, aunque curiosamente esto unió más a la familia. Por videollamada nos conectábamos para realizar cadenas de oración, fueron momentos de conexión espiritual y familiar muy fuertes.

Uno de nuestros hermanos cumplió años el 15 de abril. En la noche, poco antes de llamarlo para saludarlo y saber cómo estaba, recibí la noticia de que Óscar falleció. Fue un momento terrible. Tener que decirle a la familia que mi hermano se murió justo en esa fecha fue algo que me partió el alma. Pero creo que una de las cosas más difíciles de todo esto es que, al día siguiente, el único hijo de mi hermano cumplía 16 años.

Afortunadamente él es un joven muy fuerte y maduro, igual a su padre. Sin embargo, todos sabemos que el verdadero dolor se lleva adentro. Por ejemplo, mi madre, una señora de 92 años se ha mostrado fuerte para la familia, pero yo sé que ella está sufriendo mucho por la muerte de Óscar, él mantenía pendiente de ella, la consentía mucho. Ningún padre o madre espera que un hijo se vaya antes porque el dolor es algo impresionante.

El último gran momento que compartí con mi hermano fue en diciembre, en la reunión familiar que hacemos todos. Ese día conversamos de todo, nos reímos y compartimos con todos, lo vi demasiado feliz. Pero ahora sin él no va a ser lo mismo, cada que pienso en ese momento me pongo a llorar porque sé que era algo que disfrutábamos mucho, estar en familia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS