Rafael Uribe Noguera habla por primera vez del crimen de la niña Yuliana Samboní

Rafael Uribe Noguera habla por primera vez del crimen de la niña Yuliana Samboní

Junio 05, 2019 - 04:06 p.m. Por:
Redacción de El País
Rafael Uirbe Noguera

Rafael Uirbe Noguera, confeso autor del crimen de la niña Yuliana Samboní.

Colprensa

Rafael Uribe Noguera, autor del asesinato de la niña Yuliana Samboní, habló este miércoles sobre el crimen en un juicio que se adelanta contra sus hermanos Francisco y Catalina por presunto encubrimiento.

La declaración al arquitecto fue presentada por medio de videoconferencia desde la cárcel de máxima seguridad La Tramacua, ubicada en Valledupar.

Lea también: Así cayó el presunto asesino de la niña Diana Tatiana Rodríguez en Buenaventura

Uribe Noguera negó que sus hermanos lo hubieran encubierto, y contó cómo intentó evitar que ellos conocieran lo ocurrido en el edificio Equus 66, el 4 de diciembre de 2016.

"Cuando empiezo a tener memoria y conciencia de lo que está pasando miro mi celular y tengo cualquier cantidad de llamadas y mensajes, y creo que leo algunos y veo que me están buscando afanadamente. Minutos después de recibir tantas llamadas yo decido contestar el celular y es mi hermana Catalina y me dice que me está buscando el Gaula, que dónde estoy y yo le miento y le digo que estoy en la casa de una amiga. Ella me pregunta donde está mi carro y yo le digo que está en el Equus 66", relata Uribe Noguera.

Añadió que horas más tarde cambió las versiones que les entregó a sus hermanos. "Ya después cambio la versión y dije que la niña se había bajado en unos puentes que hay en la 65 con circunvalar, él (Francisco) me decía que ojalá esa niña apareciera, que rogara para que la niña apareciera y después volví a cambiar la versión y le dije que se había tirado, entonces él me decía: ¿se bajó o se tiró?".

El testimonio del confeso asesino está en el marco del juicio que se surte en contra de los hermanos Uribe Noguera y hace parte de las pruebas que solicitó la defensa.

En mayo pasado, también en audiencia pública, la Fiscalía reveló un video nuevo en el que se evidencia la posible participación de los hermanos como cómplices en el homicidio de la pequeña.

En ese entonces, el delegado del ente investigador aseguró que además de alterar la escena del crimen, los hermanos Uribe Noguera estuvieron en el edificio Equus 66, incluso cuando ya se conocía la denuncia de desaparición de la pequeña.

El material fílmico que también fue revelado en medio del juicio que se adelanta a los hermanos deja en evidencia el ingreso de Catalina y Francisco a la edificación.

De acuerdo con la Fiscalía, el ingreso de Catalina ocurrió supuestamente a las 3:32 de la tarde. Pasan 10 minutos y su hermano Francisco también llega al lugar e ingresa por la recepción.

Veinte minutos más tarde, en una cámara externa del edificio, exactamente en la terraza, se ve a Francisco tratando de trepar por uno de los muros para poder ingresar al apartamento 603 que fue donde ocurrió el crimen de la menor.

Según la Fiscalía, transcurren unos 40 minutos más cuando a las 5:27 de la tarde salen del edificio Francisco, Catalina y Rafael Uribe Noguera. Posterior a ello, el delegado de la Fiscalía aseguró que Rafael habría sido llevado al centro asistencial donde fue atendido y posteriormente capturado por el crimen de la pequeña.

Los hechos

La historia ocurrió el 4 de diciembre de 2016, cuando la pequeña fue raptada por Rafael en una camioneta, en hechos que sucedieron frente a su casa en el barrio Bosque Calderón (Chapinero). En varios vídeos quedó registrado el automóvil en el que fue secuestrada la menor y el trayecto recorrido por Uribe Noguera hasta llegar al edificio en el que asesinó a la niña.

Horas después, la Policía encontró el cuerpo de la pequeña en el edificio Equus 66, en un apartamento a nombre del arquitecto Uribe Noguera, en el barrio Nueva Granada. Sin embargo, el hombre no fue encontrado allí, dado que estaba recluido en la Clínica Navarra.

Según la Fiscalía, Rafael Uribe Noguera habría consumido una alta cantidad de drogas y alcohol, al parecer, tras cometer el asesinato y con el fin de ser internado en un centro clínico, para no ser llevado ante las autoridades.

Entre las más de 100 pruebas que fueron expuestas en el juicio contra el arquitecto, se encuentra un análisis adelantado por Medicina Legal en el que quedó constatado que Rafael Uribe Noguera sí abusó sexualmente de la menor, conclusión que fue obtenida luego de que un juez de Bogotá ordenará a Uribe entregar muestras biológicas a las autoridades.

En el lugar de los hechos, las autoridades también establecieron que el cuerpo de la menor fue bañado y rociado con lo que se ha dicho era aceite de cocina.


Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad