Ocho migrantes africanos fueron retenidos en la Terminal de Cali

Escuchar este artículo

Ocho migrantes africanos fueron retenidos en la Terminal de Cali

Mayo 06, 2015 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País
Ocho migrantes africanos fueron retenidos en la Terminal de Cali

Los ocho migrantes fueron detenidos cuando la Policía hacía una requisa en un bus.

En las últimas semanas 27 extranjeros ilegales han sido encontrados en Cali y Palmira. La región es usada como ruta de paso hacia Panamá.

Los ochos migrantes, sorprendidos ayer la Terminal de Transportes de Cali, no tenían documentos para estar en Colombia. Estas personas, provenientes de  Ghana y Sudáfrica,  quedaron a disposición de Migración Colombia.

Según los extranjeros, ellos  se dirigían hacía Medellín y Brasil, país del que supuestamente portaban visa.  Estas personas fueron sorprendidas por la Policía en un bus de servicio público. 

La oficina de Migración Colombia del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que se estudian tres opciones. La primera deportarlos al país de origen, la segunda que regresen a su último embarque o que un país los acoja. 

Este nuevo hallazgo de migrantes ilegales, según la Policía,  deja en evidencia un aumento del tráfico de personas que utiliza a Colombia como sitio de paso para llegar a Estados Unidos. Los extranjeros  en compañía de ‘coyotes’   buscan salir de sus países en África y Asia, muchos de ellos en guerra y en condiciones de pobreza, en búsqueda de opciones de trabajo.

Precisamente, el 2 de abril pasado, en el mismo terminal, una discusión entre tres somalíes, que hablaban en su lengua natal, alertó a la Policía. Cuando los requisaron descubrieron que estaban indocumentados.

El 23 de abril la historia se repitió, pero esta vez en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. Allí, diez cubanos, que tenían cédulas de de ciudadanía ecuatorianas falsas, pretendían llegar a Panamá.

Y el jueves  pasado, en una casa del barrio El Vallado, en el oriente de Cali, sorprendieron a seis hombres, originarios de Nepal y Bangladesh.

Esta problemática que  rebasa la capacidad de las autoridades migratorias, en el último año se ha triplicado en el territorio nacional. Así lo deja ver un informe del Ministerio de Relaciones Exteriores, que el año pasado situaba al   Valle del Cauca como el cuarto departamento en el que más ilegales son retenidos y  devueltos a su país de origen.

Según cifras de Migración Colombia, desde el 2012 hasta marzo de este año, en el país han sido retenidos   3585 migrantes ilegales en diferentes regiones. En la mayoría de los casos  se dirigían  hacia la frontera con Panamá.

De estos casos, 959 de los  extranjeros  fueron sorprendidos en Antioquia, 247 en el Chocó, 371 en  Cauca y Valle procedentes de Nariño; 371 en Norte de Santander y en Cundinamarca 566. La mayoría de los extranjeros son procedentes de Cuba, China, Nepal, Bangladesh, Pakistán y Afganistán.

A la capital vallecaucana los inmigrantes arriban de dos maneras, la primera por su propios medios, en la que habitualmente son descubiertos por la Policía en La Terminal de Transportes, y la segunda con la mediación de  bandas dedicadas al tráfico de personas  que se encargan de todo para evadir la acción de las autoridades.

La mayoría de las veces los que protagonizan  estos viajes son ciudadanos africanos y asiáticos, quienes salen de sus países  en barco, en el que pueden pasar hasta cinco días sin comer.

 Para entrar a Colombia tienen varias vías de acceso, por eso los mayores esfuerzos de las autoridades se han concentrado en Ipiales, municipio nariñense que se ha constituido en un camino obligado en su recorrido que busca como parte del destino a  Panamá, en donde inicia la recta final del trayecto, el cual  en la mayoría de los casos puede durar entre tres y seis meses.

El coronel Fernando Murillo, comandante de la Policía Valle,  aseguró que una de las rutas usada, especialmente por chinos, cubanos, paquistaníes y originarios de Bangladesh, es que llegan desde Ecuador por tierra a Ipiales  o en lanchas a Tumaco, de allí a Buenaventura o Cali, en buses. 

En el caso del 23 de abril utilizaron documentos falsos para viajar en vuelos desde Tumaco a Cali y finalmente a Cartagena, donde en lancha se desplazarían hacia Panamá.

Los migrantes pueden pagar a las redes de traficantes cifras que van desde 3  mil hasta 60 mil dólares, dependiendo del lugar de origen, indicaron las autoridades.

Encuentran más extranjerosLa Policía encontró a 48 ciudadanos de Cuba y otros países de Asia que llegaron de forma ilegal al país, buscando llegar a Panamá y posteriormete a Estados Unidos.  Parte de los extranjeros fueron encontrados en cuatro viviendas en En Apartadó (Antioquia). Allí permanecían  en condiciones infrahumanas y sin ningún tipo de asistencia alimentaria y de vestido. Diecisiete de los ciudadanos eran oriundos de Nepal, Pakistán y Afganistán. Otros 16 eran  cubanos. A los otros extranjeros los encontró la Policía en Carepa (Antioquia) y Capurganá (Chocó). Son oriundos de Somalía y Cuba.

 

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS