Mujer usaba a hijos de trabajadoras sexuales para crear falsa fundación y recibir donaciones

Mujer usaba a hijos de trabajadoras sexuales para crear falsa fundación y recibir donaciones

Noviembre 22, 2018 - 05:08 p.m. Por:
Colprensa
Luz Marina Lozano, mujer que usaba hijos de trabajadoras sexuales para lucrarse

La mujer al parecer ofrecía protección para hijos de mujeres explotadas sexualmente a través de la fundación Hijos del Viento en Bogotá, pero los fondos no iban para los niños.

Fiscalía

Una red que usaba niños y niñas hijos de trabajadoras sexuales para obtener lucro y beneficios económicos fue descubierta por la Fiscalía en el centro de Bogotá. Una mujer, identificada como Luz Marina Lozano, fue detenida en Tunja señalada de ser la artífice de esta modalidad de trata de personas.

En las evidencias recopiladas se demostró que Lozano engañaba mujeres que ejercen la prostitución para que le confiaran a sus hijos a los que prometía cuidarlos. Con los menores en su poder, la mujer buscaba benefactores asegurándoles que era para la manutención.

Para darle una apariencia de legalidad, Lozano fungía como representante legal de la fundación Hijos del viento.

“Los mercados que entregaban los ciudadanos y que tenían como objetivo mejorar la alimentación de los menores, presuntamente eran utilizados para preparar los almuerzos que se vendían en el restaurante de esta mujer”, explicó Mario Gómez, fiscal delegado para temas de infancia y adolescencia.

Lea también: Capturan a tres hombres en Buenaventura por abuso sexual en menores

El funcionario reveló, además, que varios de los muebles y electrodomésticos que recibieron en donación fueron vendidos para obtener dinero en efectivo y cubrir gastos personales.

Los menores permanecían en instalaciones que no contaban con las condiciones mínimas de salubridad y seguridad. Tampoco contaban con los requisitos del ICBF para el cuidado de niños y niñas.

Las investigaciones se iniciaron con el caso de la menor de edad que fue abandonada en el hospital Santa Clara, en el centro de Bogotá. La niña de tres años fue atendida por los médicos por sus complicadas condiciones de salud.

Gómez añadió que, según testigos, “la mujer retenía a los niños y niñas cuando los padres no podían pagar por su cuidado, pese a que la figura utilizada para acoger a los menores era la de una fundación sin ánimo de lucro”.

Lozano respondió ante un juez por el delito de trata de personas, usurpación de funciones y tráfico de estupefacientes.

En el lugar se identificó una venezolana que era explotada laboralmente, pues durante 20 horas al día era obligada a trabajar y solo se le pagaban 11.000 pesos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad