La Policía es para cuidar la gente, no para buscar capos: coronel brasileño

Escuchar este artículo

La Policía es para cuidar la gente, no para buscar capos: coronel brasileño

Julio 03, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Ana María Saavedra | Editora de Orden
La Policía es para cuidar la gente, no para buscar capos: coronel brasileño

El coronel Rogério Seabra, excomandante de las UPP, Unidades de Policía Pacificadora, de Río de Janeiro.

El coronel Rogério Seabra habla sobre las UPP, Unidades de Policía Pacificadora, en las favelas de Río de Janeiro.

El coronel Rogério Seabra Martins fue el comandante de las UPP, Unidades de Policía Pacificadora, encargadas de una nueva estrategia que empezó hace cuatro años en las favelas de Río de Janeiro y que, según el oficial, ha permitido bajar los delitos y ganarse la confianza de la comunidad.Seabra, quien lideró 28 UPP por más de un año y medio hasta que abandonó en diciembre pasado su cargo, visitó la semana pasada Cali para participar en el foro de Soluciones Integrales para la Prevención del Delito y la Violencia, en el que expuso brevemente la experiencia de Río, famosa por la violencia de sus favelas. ¿Cuál ha sido la estrategia de las UPP?Nosotros llegamos donde el Estado no está. Cuando hay ausencia del Estado llega el crimen. La informalidad es hermana del crimen.En estos sitios teníamos muchas muertes por arma de fuego, llegó un momento en el que moríamos y matábamos mucho. Entonces, se ve la necesidad de cambiar esto. Ahora tenemos una policía de proximidad. Empezamos con las UPP y creamos la primera en Botafogo.¿Cuáles han sido los resultados?Bajamos un promedio del 80% de los homicidios y del 45% de robos en las zonas de las 28 UPP. Eso se logró en cuatro años del programa y se disminuyeron las muertes en enfrentamientos con la Policía, de 100 a 20. En algunas UPP no hubo ninguna muerte.Lo logramos con proximidad, comprendiendo que la labor de la Policía no es detener al capo, al bandido sino proteger a la comunidad. Gran parte del trabajo de la policía es protección a la gente, no solo incautaciones y detenciones. Eso se tiene que entender. Es que se relaciona la labor de la Policía con las detenciones, eso es lo que se muestra en los vídeos, pero esa labor de prevención no se muestra.Pero muchas de las imágenes que se tienen de las favelas es de esos grupos de choque, que llegan con armas largas a buscar los capos de las favelas. Como la película de Tropa Élite, que cuenta la historia del Grupo Bope.Hay que comprender que la película es fruto de una ficción científica que aprovecha la imagen de ese grupo. Tenían como interés algunos mostrar las violaciones a los derechos humanos, eso es cierto. Pero lo que pasó con ellos es que son una fuerza especial, que actúa en determinados momentos especiales.La sociedad todavía le gusta la Policía dura, le tienen miedo. Pero las UPP llegan a cambiar eso, ahora los protagonistas en Río son las UPP no el Bope.Pero las UPP también han recibido críticas por maltrato a la gente. Y para retomar el control en las favelas se llegó con tanques, hombres con armas largas y balaceras.No, la idea es disminuir el conflicto, por eso llegan 1.000 o 1.500 policías, así pasó con Rocinha y no hubo ningún muerto. Antes del proyecto de UPP en Complejo del Alemán hubo un rescate de territorio por el Gobierno que llegó con el Ejército. Es que allá son 400.000 personas en 16 favelas, es una dimensión tremenda de gente.La filosofía de la UPP no es llegar atacando. Pero parte de ese modelo de recuperación de territorio, primero con el Ejército, para abrirle espacio a la UPP, fue un modelo basado en el de la Comuna 13 de Medellín, el cual hoy es muy cuestionado por las violaciones de los DD.HH.Lo que pasa es que en Río lo cambiamos un poco, con lo que llamamos la guerra avisada. Si está allí, pues avisamos vamos para allí. Si usted es inocente se queda, pero si no, se va porque vamos a hacer operativos constantes. Eso disminuyó los conflictos, por ejemplo en Rocinha no se presentó ni un enfrentamiento. Los bandidos se fueron.Pero las UPP no tuvieron un proceso anterior en el que los grupos de choque entraron y se presentaron los enfrentamientos y los muertos, como pasó en el Complejo del Alemán.Pero no era de las UPP, los procesos y las experiencias anteriores fueron los que mostraron las importancia de las UPP. Las violaciones, las balaceras y los enfrentamientos fueron derivados de una policía que no era la UPP. Con nosotros el Estado llegó y está acá.Durante mucho tiempo la importancia para las pantallas era busque el capo. No, la importancia es la señora que vive allí, el niño o el joven que necesita ayuda. Para eso se hicieron las UPP, para la gente, no para buscar el capo. Las UPP son para proteger a quien se queda, a la gente de las favelas, que necesitan muchas cosas como salud, educación, transporte, empleo.¿Y cómo logran ganarse a una comunidad que los veía como sus enemigos?Es que antes la Policía los golpeaba a todos por igual. Cuando llegamos les decimos, no tratamos con los bandidos, nos interesa es usted. Quiero saber qué necesitan ustedes. La Policía está 24 horas, antiguamente llegaban, hacían sus operativos y se iban. Ahora los médicos pueden ir a las zonas, ahora la gente conoce a sus policías.Pero darle educación, salud, empleo y transporte a estas personas es un proyecto que no depende de la Policía, ¿qué labor cumple la Alcaldía de Río de Janeiro, es un proyecto integral?La Policía no existe sola. La Alcaldía tiene que meterse junto con nosotros. Es que este fue un proyecto de la Alcaldía. Es la municipalidad la que mejora esos servicios. Esto es un rescate del Estado para esta gente que nunca lo vio más allá de la violencia de la Policía.Ahora la Policía llega conversando, escuchando, qué necesitas, toma nota y eso se le presenta a la Alcaldía. ¿Cómo funciona la criminalidad actualmente en Río?Es una criminalidad oportunista, osea, se va para donde no está el Estado. En Río no hay mafias, como las de Cali, hay grupos criminales armados que no tienen esas conexiones. La organización cultural del crimen es muy pulverizada.En materia de seguridad, ¿Río está preparado para los grandes eventos que se aproximan: el Mundial de Futbol 2014 y los Juegos Olímpicos 2016?Sí, Río tiene menos delitos en la calle que Londres, menos violencia de muerte de gente que Washington. El año pasado en Copacabana no se presentó ningún disparo contra la Policía. Allí viven 150.000 personas y los índices de homicidios son mejores que los de Suiza, donde hace poco se mataron unos tipos con fusiles.¿Cuál es la estrategia para las zonas turísticas? Hace poco violaron a una turista en Copacabana.Se capturaron a los autores. Ella estaba en un carro de transporte que era ilegal, hay un problema en el transporte. Para las zonas turísticas hay un batallón. Yo fui comandante de Copacabana y lo que hacíamos era presencia física en las calles.¿Qué hay detrás de la protesta de jóvenes que se han tomado las calles?Esto refleja la ausencia del Estado. Esta gente no se ve representada en el Estado, hay mucha corrupción, una política sin aproximación con la gente.Gran parte de ellos son jóvenes que no se sienten representados y eso es un problema pero al mismo tiempo una gran ventaja. La conformación política de la representatividad popular de Brasil es muy dura. El Gobierno permite que los diputados tengan unos sueldos 20, 30 veces más del sueldo común de la gente.Las protestas no las hizo la gente pobre, sino la clase media. Eso nunca había pasado, la clase media saliendo a la calle a protestar, significa una distancia con los ricos y los poderosos.Pero se dice que la Policía ha cometido excesos al controlar los desórdenes.La Policía fue sorprendida por la cantidad de gente, por los movimientos y por los vándalos. Nadie en Brasil se esperaba esto. Hasta hoy están estupefactos. Yo soy libertario, no libertino, y me gusta la idea que cada uno haga lo que quiera pero sin violencia. Estas múltiples libertades permiten reflexiones, y así podremos comprender. La Presidenta ya lo dijo se van a reunir a analizar unos ejes de la salud, la educación y el transporte.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad