Inseguridad en la Comuna 2: vecinos, en alerta luego de crimen de una mujer durante robo

Mayo 12, 2022 - 11:55 p. m. 2022-05-12 Por:
Redacción de El País
El barrio Normandía

Luego del asesinato de Liliana Florence Orozco, de 36 años, en el barrio Normandía, la Policía Metropolitana de Cali incrementó la seguridad en esta zona de la ciudad y avanza con la búsqueda del responsable de este crimen.

Foto: Raúl Palacios / El País

“Mi hija Liliana Florence Orozco estaba en Normandía y salió a recoger a su niña, de 4 años, del jardín infantil. Como iba de afán, sacó su celular para pedir un mototaxi, pero de un momento a otro un hombre, a bordo de una motocicleta, se lanzó contra ella para quitarle el celular y su maletín. Forcejearon y, posteriormente, el delincuente la arrastró, le hizo pelar las rodillas y, no contento con eso, se devolvió y le disparó en el corazón. Acabó con la vida de mi hija”, le contó a El País María Amparo Ramírez, madre de Liliana.

Luego de recibir el impacto con arma de fuego, la mujer de 36 años fue llevada a la Clínica de Occidente donde, según relató la madre, “ella estaba esperando a que yo llegara para recomendarme a la niña. Tomé su mano, ella me apretó y luego falleció”.

María Amparo Ramírez, en medio del desconsuelo, aseguró que este hecho no es el primero que ocurre en el barrio Normandía, pues dijo que el hombre que mató a su hija “también ha robado a varias mujeres de la zona. Es como si se dedicaran solo a lastimarlas y quitarles lo que se ganan trabajando”.

Lea aquí: Liberan a agricultor, de 62 años, que estaba secuestrado en el oriente de Cali

Frente a esta situación, Alba Inés Espitia, habitante del sector, afirmó que “nosotros sentimos temor de salir a las calles luego de lo que pasó. Esto no es muy común en el barrio, pero siempre esta situación nos genera pánico porque no hay presencia policial”.

Con esto también coincide la madre de Liliana: “Yo le pido a las autoridades que no dejen abandonados los barrios. A mí ya nada me puede devolver a mi hija, pero necesitamos que los policías cuiden a la ciudadanía”.

La familia de Liliana Florence Orozco, la mujer asesinada en medio de un hurto, pide a la ciudadanía colaboración para darle cristiana sepultura. Información: 3225957304.

Sin embargo, el sector de Normandía no es el único que preocupa a los habitantes de la Comuna 2 de Cali, pues en barrios como Altos de Menga, Juanambú, Brisas de los Álamos, Centenario, Chipichape, San Vicente y Versalles, también se han presentado casos de hurto.

“En cada barrio se vive una situación diferente. En Brisas de los Álamos, se presentan muchos casos de hurto a automotores y personas. En Centenario, Juanambú y San Vicente la dinámica es diferente y los delincuentes utilizan el llamado raponazo para robar a las víctimas”, explicó Darschan Ocampo, edil de la Comuna 2 de Cali.

Diana Marcela Redondo, vicepresidenta de la JAL (Junta Administradora Local) del barrio San Vicente y Versalles, habló con El País y denunció haber sido víctima de un intento de hurto. “El pasado martes trataron de robarse mi vehículo, que estaba estacionado al frente de mi residencia. Como no pudieron llevárselo, lo destrozaron por dentro. Esto es terrible porque ya no podemos estar tranquilos ni en nuestra propiedad”.

Asimismo, afirmó que “la Comuna 2 es atractiva para los criminales por la ubicación, además de que cuenta con una zona financiera importante y tiene una alta infraestructura de hoteles, centros educativos, sitios comerciales y parques, lo que hace que transiten más personas y que sea blanco de delincuentes”.

La Policía se encuentra adelantando la investigación correspondiente para determinar las circunstancias en
las que se presentó este lamentable hecho.

Frente a lo cual, Ocampo puntualizó que, aunque en los 25 barrios se cuenta con 22 frentes de seguridad y 161 cámaras de vigilancia, “históricamente las cifras de hurto y homicidios siempre han sido un tema de preocupación”.

De acuerdo con el Observatorio de Seguridad de la ciudad, hasta el 11 de mayo de este año se registraron 13 asesinatos en la Comuna 2, la cifra más alta en esta zona de Cali en los últimos dos años.

Alba Espitia, habitante del sector, hizo un llamado a las autoridades para pedir mayor presencia en la zona, pues afirma que “al momento de una situación de emergencia no llegan los uniformados. Es importante también que se implementen los patrullajes constantes y la instalación de cámaras de seguridad”.

Por su parte, Diana Marcela Redondo aseguró que “hace falta fuerza policial y un equipo completo de reacción. Tenemos solo siete cuadrantes para toda la comuna esto es muy poco para una zona tan grande como esta”.

Otra de las problemáticas que se suma al déficit de policías, es que “el 60 % o 70 % de los llamados que se hacen a las patrullas son para retirar habitantes de calle en restaurantes y zonas residenciales, casos que a ellos no les competen y los directos responsables son la Secretaría de Bienestar Social”, finalizó Darschan Ocampo.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS