Homicidio en compraventa estaría relacionado con estafas

Homicidio en compraventa estaría relacionado con estafas

Junio 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Hace ocho días la víctima de 74 años fue detenida junto con su esposa presuntamente por haber estafado a más de 11 personas. Negociaban carros de segunda, pero no cancelaban la totalidad del dinero, según el CTI.

Ocho días después de haber sido capturado por el delito de estafa de vehículos y dejado luego en libertad, James Peláez Restrepo, de 74 años, fue asesinado ayer miércoles en una compraventa del norte de Cali. En el hecho criminal, dos adultos y un joven resultaron heridos. Para la Policía Judicial, el crimen estaría relacionado con la actividad ilegal que presuntamente llevaban Peláez Restrepo y su esposa Gloria Amparo Velásquez García, quien está recluida en una cárcel. La pareja fue arrestada el pasado 23 de junio por unidades del CTI de la Fiscalía como presuntos estafadores de automotores. El procedimiento se llevó a cabo en una casa ubicada en la Calle 26 Norte No. 2BN-120. Al parecer allí funcionó durante unos tres años una compraventa de automotores manejada por los procesados, pero que después "desapareció". El local fue desmantelado completamente, por ello los investigadores no saben qué nombre tenía el negocio. Sin embargo, los esposos Peláez Restrepo y Velásquez García siguieron viviendo en el segundo piso de ese inmueble. Al día siguiente de la detención, el Juzgado 30 Penal Municipal dejó en libertad a Peláez Restrepo por su avanzada edad, sin embargo él siguió vinculado con la investigación. Mientras que su esposa fue enviada a un centro penitenciario. Según la Fiscalía, contra los esposos había 11 denuncias por estafa. Investigadores del caso señalaron que "los asegurados, presumiblemente, constituyeron varias empresas, por medio de las cuales adquirieron vehículos de segunda dejados en consignación bajo promesas de compraventa, sin que a los propietarios les fuera cancelada la totalidad de los valores de los carros".En algunas ocasiones, una vez recibían los dineros de los compradores, ellos cerraban el local y desaparecían, pero no les entregaban los carros a los clientes. Se iban y abrían el negocio en otro sector de la ciudad. El atentado criminalJames Peláez Restrepo murió en una compraventa que no era de su propiedad. Fue sorprendido este miércoles por sicarios en el establecimiento ubicado en la Avenida Vásquez Cobo No. 30N-11, barrio San Vicente. De acuerdo con la Policía, hacia las 6:48 p.m. los delincuentes dispararon desde afuera a través de la ventana contra Peláez Restrepo, quien se encontraba sentado hablando con Luis Fernando Hurtado Castillo, de 41 años, Jorge Mario Muñoz, de 29 años, y un adolescente de 15 años. Estos últimos resultaron heridos. Peláez Restrepo recibió tres impactos en el brazo izquierdo, el tórax y la cara. Fue llevado a la Clínica de Los Remedios, pero era tarde, ya estaba muerto. Hurtado Castillo fue impactado con un tiro en el tórax, Muñoz recibió una bala en el abdomen y el joven también en el tórax. De acuerdo con las indagaciones preliminares, Peláez Restrepo había ido a ese sitio a pedir un préstamo de dinero, pero no se ha especificado a quién. También se determinó que el local no era de propiedad de su esposa. Después del crimen, la Policía capturó a tres personas que se movilizaban en un taxi. A una de ellas se le incautó una subametralladora y municiones. Además un hombre fue detenido como sospechoso ya que portaba dos gorras, dos camisas y dos pantalonetas. Algunos testigos aseguraron que él estuvo en el lugar del hecho. Otras muertes violentasDe otro lado, la Policía reportó que un hombre que no portaba documento de identidad fue apuñalado en la Carrera 11 B frente al inmueble No. 21-38, barrio Obrero. Medía unos 1,65 m, contextura delgada y presentó una herida en la región precordial. De cuatro impactos de bala en el tórax fue ultimado Deyvid Zúñiga Muñoz, de 29 años, en el barrio El Porvenir, y en La Base fue acribillado José Javier Rodríguez Palomino, de 39 años, cuyo cuerpo presentó dos heridas en la cabeza y el tórax.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad