El pais
SUSCRÍBETE
En una fosa común ubicada en zona rural de Cali, fue hallado el cuerpo sin vida de Éver Stiven Guerrero, de 23 años, quien estaba desaparecido desde el pasado 19 de junio. | Foto: Especial para El País

CALI

El estremecedor relato del padre que encontró a su hijo en una fosa común

Este es el desgarrador relato de Éver Guerrero, padre de un joven de 23 años que estaba desaparecido y que él mismo halló en una fosa común en la vereda El Rosario, zona rural de Cali. Pide a las autoridades esclarecer el crimen.

12 de julio de 2022 Por: Por Stefania Garzón, reportera de El País

“Vi una tierra removida y mi corazón de padre me decía que él estaba enterrado allí. Tan solo a una hora de donde vivíamos, en la parte trasera de una vivienda, se veía como si hubieran paleado en el lugar; algo muy raro porque no había máquinas. Mi curiosidad hizo que moviera la tierra para saber qué había debajo y así fue como encontré a mi hijo”. Así empieza su relato desgarrador Éver Guerrero, padre de Éver Stiven Guerrero, de 23 años, y quien había sido reportado como desaparecido el pasado 19 de junio. Tras 18 días de angustia y de una búsqueda incesante, fue el propio padre quien encontró el cuerpo sin vida de su hijo en una fosa común ubicada en la vereda El Rosario, en zona rural de Cali. “Él era una persona de bien, no se metía con nadie, ese día salió de la casa a las 6:30 p.m. iba con una sudadera, sin zapatos y sin camisa. Lo último que sabíamos era que había pedido un vaso con agua en una tienda cercana, pero no nos quisieron dar más información”, recuerda el padre, en diálogo con El País. Lea además: Por medio de panfletos amenazan a guardianes del Inpec de la cárcel de Tuluá

“Él era una persona de bien, no se metía con nadie, ese día salió de la casa a las 6:30 p.m. iba con una sudadera, sin zapatos y sin camisa. Lo último que sabíamos era que había pedido un vaso con agua en una tienda cercana, pero no nos quisieron dar más información”, recuerda el padre, en diálogo con El País. Además, narra como en medio de su angustia intentaba dar con el paradero de su hijo y ningún habitante de la zona quería dar información al respecto. No obstante, y decidido a hallarlo continuó con la búsqueda en sectores aledaños a donde fue visto por última vez. La familia de Éver Stiven Guerrero, asegura que el joven trabajaba hacía dos meses en un corresponsal de Bancolombia como cajero, tenía una vida muy tranquila, no salía mucho y sus amistades eran muy pocas. “Sobre lo que le sucedió no tenemos realmente alguna versión, él tenía signos de violencia. Solo podemos decir que es algo muy extraño porque nunca tuvo problemas y no le debía nada a nadie. La investigación se la dejo a las autoridades”. Según algunos vecinos del sector, aunque en la zona no hay presencia de bandas delincuenciales ni de grupos armados, se rumora que otro joven se encontraba desaparecido desde una semana antes de que fuera visto por última vez Éver Stiven Guerrero. Lea también: “Ella no cumplió con requisitos legales para exportar”: abogado de empleado de la diseñadora Nancy González “No tenemos certeza de que esto se presente seguido en la zona, pero queremos que las autoridades se pongan al tanto del caso y que se haga la investigación correspondiente para que caigan los responsables de este crimen tan atroz que hoy deja en luto a mi familia”, dice con su voz entrecortada el padre del joven que soñaba con ser un ingeniero profesional. En medio de su doble drama, perder a su hijo y hallarlo él mismo en una fosa común, cree plenamente en la Fiscalía y espera que destine a uno de sus mejores investigadores para que esclarezca el caso y le dé algo de tranquilidad a su familia. “Yo confío 100 % en las autoridades, sé que hacen muy bien su labor. No soy de las personas que toman justicia por mano propia, por eso espero que lo que le pasó a mi hijo se esclarezca y no se vuelva a presentar”, concluye Éver Guerrero.

AHORA EN Judicial