Cuatro grandes dudas sobre la desmovilización de guerrilleros del ELN en el Cauca

Escuchar este artículo

Cuatro grandes dudas sobre la desmovilización de guerrilleros del ELN en el Cauca

Julio 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Cuatro grandes dudas sobre la desmovilización de guerrilleros del ELN en el Cauca

Uno de los puntos que llamó la atención es que los subversivos del ELN que se entregaron a las autoridades vestían el mismo camuflaje del Ejército, lo cual no es usual para esta guerrilla.

¿Por qué los equipos, las armas, los uniformes y hasta las botas de los presuntos subversivos eran casi nuevos? ¿Realmente venían del monte? Si esa organización se ha fortalecido en la zona, ¿por qué se entregaron? Analistas y militares responden.

Los uniformes relucientes, las armas bien cuidadas y brillantes, los maletines como nuevos y las botas militares, crearon sospechas sobre la desmovilización de 30 integrantes de la compañía Lucho Quintero Giraldo del ELN, registrada en zona rural del departamento del Cauca este martes.En medio del revuelo nacional que levantó la noticia, y la premura del operativo organizado por el Gobierno para recibir a los presuntos subversivos, fue inevitable que muchos colombianos recordaran el caso de la cuestionada desmovilización, durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, de una célula de las Farc -- la columna Cacica La Gaitana--, que resultó ser un montaje.En este caso los subversivos llegaron en dos helicópteros a la sede de la Tercera Brigada, en el sur de Cali, donde eran esperados por el presidente Juan Manuel Santos y toda la cúpula militar. Allí, cada uno de los guerrilleros saludó a los diferentes oficiales, entregó su armamento y descargó su morral. El hecho fue calificado por Santos como "la desmovilización más grande en la historia del ELN".El Mandatario aseguró que lograr que casi toda una compañía entregue las armas demuestra "la madurez" de las Fuerzas Militares, que tienen la desmovilización de los actores del conflicto como su primer objetivo. Pero el alto número de guerrilleros que se entregaron, así como la limpieza de sus uniformes y demás elementos, despertaron las sospechas sobre la veracidad del hecho. Estas son las principales dudas:Los uniformesLo primero que llamó la atención, recién se bajaron los desmovilizados de los helicópteros militares, fueron sus uniformes. Por venir de una zona rural, de difícil geografía, sorprendió que no tuvieran señales de estar en el monte, sino que se encontraran impecables, casi nuevos.Ante esto, el jefe de esa unidad militar, alias Tigre, un hombre con 25 años en las filas de la guerrilla y cuya influencia se concentraba en el sur del Cauca, dio una sencilla explicación: "Me gusta tener muy bien a la fuerza". Dice que eso "sube la moral" de sus hombres y que por esa razón siempre procuraba que no les faltaran sus implementos de aseo personal.Por su parte, el general Leonardo Barrero, comandante del Comando Conjunto del Suroccidente, dice que es lógico que los subversivos no se hayan entregado con su uniforme sucio, pues eso habría representado debilidad. Agrega que "el proceso de desmovilización duró cuatro meses, es decir, tuvieron el tiempo de alistar el material, organizarse, arreglarse y salir dando una imagen de dignidad". Sobre esto, el experto en conflicto armado, Diego Arias, indica que "siendo algo preparado con tiempo no es extraño lo de los uniformes impecables y las botas limpias. Las armas y distintivos en general corresponden a los del ELN y el tipo de personas desmovilizadas (jóvenes y mujeres) es bastante típico de esa guerrilla". Respecto al tipo de uniformes que tenían los guerrilleros, con un camuflaje similar al del Ejército colombiano, así como el hecho de que la mayoría tuvieran botas militares y no pantaneras, se han dado varias explicaciones. Para las autoridades, no es raro que las guerrillas utilicen material de intendencia de las Fuerzas Armadas, pues muchas veces lo roban durante los enfrentamientos. Sin embargo, algunos expertos en conflicto armado aclaran que el uniforme presentado el martes no es común en las filas del ELN. "Se parece mucho al usado por el Ejército y eso puede crear confusiones cuando se encuentran con otros grupos armados, como las Farc, que también operan en la zona".Uno de los analistas indica que esto puede ser porque las mismas Fuerzas Militares facilitaron uniformes al momento de la primera entrega. Cabe recordar que, si bien los desmovilizados fueron presentados ante los medios de comunicación el pasado martes, la rendición se llevó a cabo el lunes en la vereda Buenavista, zona rural de El Tambo.¿De dónde vienen?Pero hay más dudas. El analista Ariel Ávila asegura que estos desmovilizados no son de "vieja data" en el ELN. "Es gente muy nueva, de la que entró a la guerrilla cuando hicieron alianza con 'los Rastrojos'. Seguramente son milicianos, no vienen del monte, sino que son cuadros urbanos". Una apreciación similar tiene el general Barrero, quien explica que "esa es una cuadrilla que maneja sectores como caseríos alrededor de El Tambo, donde los patrullajes eran mínimos". Otra fuente consultada por El País, pero quien pidió reserva de su identidad, indica que en esta ocasión "juntaron gente de varios municipios y los entregaron". Aunque aclara que lo más probable es que muchos de los desmovilizados sí pertenecían a la guerrilla, "puede haber uno que otro colado". En esto coincide Arias, quien afirma que los desmovilizados no corresponden a una sola cuadrilla. “Sin duda no es algo que haya ocurrido de la noche a la mañana, pues parece ser no una sola unidad, tipo 'compañía', sino la desmovilización de varias llamadas comisiones (de 10 ó 12 personas) que operaban en Cauca y algunas zonas de Nariño. Podría tratarse más de estructuras de milicias que de guerrilla regular". El armamentoLa cuadrilla, de la cual uno de los asistentes aseguró que parecía "de estrato seis", fue cuestionada porque poseía un amplio armamento, en una zona donde desde hace varios meses no hay grandes acciones armadas de esa guerriilla.En total, fueron entregados 25 fusiles, un lanzagranadas, una ametralladora, seis pistolas, doce granadas de mano y 43 granadas de 40 milímetros. También causó curiosidad que el armamento estaba en muy buenas condiciones estéticas. Sin embargo, Ariel Ávila reconoce que en la zona de influencia de este grupo guerrillero se mueven muchos dineros del narcotráfico, por lo que "no es raro que pudieran conseguir ese armamento".¿Por qué se entregaron?Una fuente de El País indica que en los últimos meses el ELN se ha fortalecido en el sur de Colombia, por lo que sus hombres y recursos han aumentado. "Todo esto ligado al narcotráfico, pues esta zona es un corredor de la droga. Cobran impuestos por la producción y el procesamiento, así no sean dueños de los cultivos".Ese fortalecimiento del ELN en este corredor también se vio reflejado en el número de integrantes de la compañía Lucho Quintero Giraldo, a la cual pertenecían los subversivos que se entregaron.La pregunta, entonces, es porque se habría dado esta entrega justo en un momento en que esta organización está fortalecida en el sur del país y en que el ELN presiona con múltiples acciones armadas para que el Gobierno acepte iniciar un proceso de diálogo con miras a una negociación de paz.Al respecto, alias Tigre respondió a El País que su decisión se dio porque está "cansado de la guerra" y quiere continuar su lucha desde la vida civil. Más allá de todos estos cuestionamientos, el general Barrero afirma que hay algo que debe quitar cualquier suspicacia sobre el tema: “Desde un principio el tema se puso en conocimiento de la fiscal 45 Antiterrorismo. Si nuestros agentes encubiertos entraban a la zona, la Fiscalía estaba enterada”. El oficial agregó que de esta forma se quiso evitar algún “colado” en el proceso. A pesar de las dudas, generadas especialmente por el antecedente de la falsa desmovilización de la columna Cacica La Gaitana de las Farc, los analistas coinciden en que sí hubo una deserción de miembros del ELN, pues el jefe de la cuadrilla, alias Tigre, en realidad ha pertenecido a esa guerrilla desde hace varias décadas. “Creo que es una desmovilización real, pero tanto el Ejército como algunos de los desmovilizados deben dar más detalles y precisiones para poder dar un valor real a este hecho y evitar equívocos y sospechas”, concluyó Arias.Mientras tanto, las dudas y las preguntas sobre la veracidad de la entrega, siguen en la mente de muchos colombianos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
AHORA EN PORTADA
El hecho se registró al interior de una unidad residencial ubicada en la Calle 53 con Carrera Primera. La pequeña falleció a causa de la gravedad de sus lesiones en un centro médico del norte de Cali.
Publicidad