¿Cómo está la vigilancia con cámaras en Cali?, este es el panorama

Escuchar este artículo

¿Cómo está la vigilancia con cámaras en Cali?, este es el panorama

Abril 05, 2021 - 10:33 a. m. Por:
 Alfredo García, reportero de El País
Cámaras de seguridad en barrios Cali

En la actualidad, la Alcaldía de Cali está adelantando la reparación de cámaras de videovigilancia que fueron afectadas por los recientes aguaceros en el sur de la ciudad. En los próximos días, esa tarea se enfocará en barrios de la zona norte.

Foto: Archivo El País

Las cámaras de vigilancia pública son hace mucho tiempo un aliado desde la tecnología para disuadir a la delincuencia en Cali, y como parte de las pruebas para identificar y judicializar a los responsables.

Sin embargo, ante el reciente incremento de hurtos y homicidios, el concejal Fernando Tamayo sostiene que “hoy al menos la mitad de la población de la capital del Valle no cuenta con ese tipo de monitoreo”.

Me preocupa, anota el concejal conservador, “que existe una desprotección que afecta a un millón 41 mil caleños, es decir, al 46% de los habitantes de las comunas, 1, 2, 4, 6, 9, 10, 12, 15, 16, 18 y 20”.

De acuerdo con un reporte oficial entregado en una sesión plenaria del Concejo Municipal, en las comunas 2, 5, 7, 8, 1, 13, 14, 17, 19 y 21, entre el 40% y el 84% de las cámaras de videovigilancia no están funcionando.

La ciudad, según explica la Secretaría de Seguridad y Justicia, cuenta con decenas de esos dispositivos, muchos en buen estado, mientras otros están fuera de servicio debido a daños causados por el invierno y el vandalismo.

Según el cabildante, estos elementos sirvieron en sus comienzos para disuadir a los delincuentes, pero ahora “se han vuelto parte del paisaje”.

Por su parte, el exdirector del Observatorio de Seguridad de Cali Álvaro Pretel recuerda que “cada Alcalde ha comprado cámaras de diferentes tecnologías y por lo tanto no son integradas. Es clave integrar dispositivos viejos y nuevos para que sean compatibles. Y, si son las más recientes (de cinco años o menos), su actualización mejoraría su desempeño”.

Lea también: Predio donde funciona la rueda pasará este año al Municipio: SAE

Admite el experto que es imposible contar con un 100% del servicio de videovigilancia pública por factores como la lluvia, el golpe de una rama, averías y hasta por apagones.

De hecho, en las grandes urbes del mundo los sistemas de videocámaras tienen un índice de operación que oscila entre un 91% y un 93%. Ese 7% de no funcionamiento obedece a contingencias que afectan a las cámaras.

En el caso de Cali, Pretel recomienda no solo el mantenimiento preventivo de estos aparatos, sino su actualización para que transmitan la información en tiempo real a la central de la Policía.

“En la administración pasada se trabajó para armonizar el sistema y en la actual eso se contrató apenas a finales del 2020 con una firma del Valle de la cual desconozco su conocimiento en este asunto”, subrayó el experto.

Responde el Secretario

El secretario de Seguridad de Cali, Carlos Alberto Rojas, responde que el año pasado hubo un contrato por $5700 millones para reparar 700 cámaras, 100 más que las previstas inicialmente.

“Estas cámaras fueron reparadas, no porque necesariamente estuvieran dañadas, sino porque el sistema de videovigilancia depende de factores, como por ejemplo, que los árboles estén bien podados, o que el cableado no sea blanco de vandalismo”, señala.

Indica que el impacto de las lluvias intensas por esta época afecta generalmente estos dispositivos que están a la intemperie, ya que cualquier movimiento las deja fuera de servicio.

Aclara Rojas que la operación de las cámaras no depende de la Alcaldía, sino de la Policía Metropolitana. “Nosotros desde la Secretaría lo que brindamos son apoyos y recursos para su mantenimiento, compra y refacción”.

Frente a derechos de petición de ciudadanos para que les sean enviados los videos de las cámaras, aclara “que ese tema no es responsabilidad de la Secretaría, sino de la Policía Metropolitana que se encarga de administrar la cadena de custodia”. Es material probatorio del cual se encarga la Fiscalía.

En tercer lugar, Rojas asegura que la ciudad sí cuenta con un contrato de mantenimiento de las cámaras. Esa tarea se está desarrollando con dispositivos en el sur de Cali y en los próximos días el trabajo se enfocará en las comunas de la zona norte.

Llegarán más cámaras

La Alcaldía cuenta con recursos adicionales para la compra de 410 cámaras más este año, 200 de ellas para reemplazar a las actuales por obsolescencia, y otras para atender los requerimientos de algunas comunidades.

Frente al valor de dicho contrato, Rojas afirmó que su oficina estudia cotizaciones, dado que las nuevas cámaras serán de tecnología más avanzada, mayor rendimiento y duración frente a las inclemencias del tiempo.

Para ese efecto, la Secretaría tiene aforados $2500 millones, los que dice, serán por ahora suficientes. “Sin embargo, tengo la libertad de aumentar esa inversión, pero la idea no es llenar toda la ciudad de cámaras”.

Rojas estima que con 2500 cámaras Cali tendrá mejor cobertura. “La gente pide muchas cámaras para vigilar la cuadra de su barrio, pero allá no funcionan bien porque los eventos de impacto suceden en un mapa de calor que compartimos con la Policía. La idea es instalarlas en sitios más estratégicos”.

El funcionario pone de presente, por ejemplo, instalar más cámaras en algunas zonas del norte de Cali, donde hay constantes robos, al igual que cerca a una estación del MÍO, y en la zona gastronómica del barrio Granada.

De la misma manera, se proyecta reforzar la videovigilancia en Valle del Lili, El Ingenio y La Hacienda, sectores afectados por los hurtos a personas.

Sensores para detectar disparos

Una de las innovaciones para reforzar el sistema de cámaras de videovigilancia en Cali será la instalación de 300 sensores acústicos para detección de personas que activan armas de fuego.

Ese tipo de tecnología se adoptará teniendo en cuenta el impacto actual por el tema de homicidios, y para ello la Secretaría de Seguridad está trabajando en el tema, dice Rojas.

Entre 80 y 100 sitios contarían con estos sensores por ser los de mayor riesgo para la activación de armas de fuego. Esta tecnología ha tenido especial relevancia en grandes urbes como Nueva York, Chicago y Londres.

Los sensores se activan tres segundos después de un disparo. Con la ayuda de las cámaras se puede ubicar más rápido al responsable.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS