Cayó 'La Conquista', banda que invadía y vendía terrenos en el oriente de Cali

Noviembre 16, 2022 - 10:07 a. m. 2022-11-16 Por:
Redacción de El País
Predio La Aldovea

Se espera que este fin de semana se terminen los trabajos de desalojo en La Aldovea, corregimiento de Navarro.

Foto: Alcaldía de Cali

Ocho integrantes de ‘La Conquista’, banda que estaría dedicada a la invasión y urbanización ilegal de tierras en el oriente de Cali, fueron judicializados.

Según la investigación de la Fiscalía, este grupo delincuencial se apoderaba de predios ubicados en el corregimiento de Navarro. Al parecer, un grupo armado vigilaba los predios, obligaba a los propietarios a cumplir plazos de construcción de viviendas y presionaba el pago de las cuotas por los lotes.

Entre los sindicados se encuentra el presunto cabecilla de la organización, conocido como alias Rojas o R. También fueron judicializados ‘La Chela’, ‘Juanca’, ‘Tatareto’, ‘Pikiña’, ‘Urban Flow’ y 'Cundu’.

Lea además: A prisión un hombre que habría abusado sexualmente de sus hijastras en Buga, Valle

Estas personas fueron procesadas como presuntos coautores de los delitos de concierto para delinquir, invasión de tierras, urbanización ilegal, fraude procesal, violencia contra servidor público fabricación, tráfico, y porte de armas de fuego.

Durante las diligencias de allanamiento adelantadas en Cali y Popayán, las autoridades encontraron anotaciones relacionadas con la venta de predios, cobros por servicios públicos y un listado de reuniones con posibles propietarios de los terrenos.

Además, hallaron tres computadores, dos discos duros, cuatro celulares, dos USB, información detallada de futuras ventas de lotes y cobros.

Así operaban


La investigación del CTI indica que los presuntos integrantes de ‘La Conquista’ se apoderaron ilegalmente de terrenos de una reconocida hacienda, para luego venderlos a familias desplazadas de la costa pacífica nariñense.

Le puede interesar: Vinculan a diez personas más en hecho de corrupción de Odebrecht

Estos lotes alcanzaban precios de entre 4 y 16 millones de pesos y no contaban con títulos de propiedad real.

Las personas que adquirían estos bienes eran presionadas a pagar altas sumas de dinero por la conexión de servicios públicos como acueducto y energía, que eran obtenidos fraudulentamente.

VER COMENTARIOS