Caso Odebrecht: fiscal Hernández no aceptó cargos de prevaricato por omisión y amenaza de testigos

Diciembre 02, 2022 - 01:52 p. m. 2022-12-02 Por:
Colprensa
Fiscal del caso Odebretch Daniel Ricardo Hernández.

Audiencia de imputación contra el fiscal del caso Odebretch Daniel Ricardo Hernández

Colprensa

En la imputación de cargos contra el fiscal del caso Odebrecht, Daniel Ricardo Hernández, la Fiscalía sostuvo que, de manera deliberada, el funcionario se abstuvo de registrar la orden de captura contra los directivos brasileros de la empresa, lo que les permitió no comparecer ante la justicia.

La entidad imputó a Hernández los delitos de prevaricato por omisión en calidad de autor en concurso heterogéneo con el delito de amenazas a testigo, frente a los cuales se declaró inocente.

Es de recordar que Hernández asumió la investigación como fiscal encargado en el caso de corrupción cometido por la multinacional Odebrecht y sus directivos.

La captura de los directivos de Odebrecht Marcio Marangoni, Eder Paolo Ferracuti y Amilton Hideaki fue solicitada en una audiencia realizada en julio de 2017 ante el juzgado 75 penal municipal de control de garantías de Bogotá por los delitos de concierto para delinquir agravado, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Lea aquí: Condenan a 25 años de prisión a 'Iván Márquez' por crimen de monseñor Isaías Duarte Cancino

Los directivos eran investigados por pagar sobornos a los funcionarios encargados de adjudicar los contratos, falsificar documentos, dar apariencia legal a documentos irregulares, entre otros.

Sin embargo, según las investigaciones de la Fiscalía, Daniel Ricardo Hernández omitió darle tramite a las órdenes de captura que el mismo había solicitado en la audiencia mencionada, al no registrarlas en el registro de antecedentes necesario para realizar el proceso y no darlas a conocer a la policía judicial y otros funcionarios.

“Usted, doctor Hernández, era el encargado, pero no le dio tramite, no las registró y omitió de manera consciente y maliciosa activar el trámite de las órdenes de captura, estas órdenes no le llegaron a ninguno de los funcionarios encargados”, expresó el fiscal encargado de hacer la imputación.

Dos años después de remitidas estas órdenes de captura, el fiscal Hernández dispuso realizar el registro, pero no de las órdenes de captura, sino de unas prórrogas de las mismas

“Informo que el 18 de julio de 2019, la Fiscalía solicitó ante un juez de control de garantías de Bogotá, prórroga de las órdenes de captura proferidas en 2017 contra los ciudadanos de nacionalidad brasileña. Esto, para registrarlo en las bases de datos de Policía Nacional, Migración Colombia e Interpol”, expresó la Fiscalía sobre el documento enviado por Hernández a la Interpol.

Además, el ente acusador dijo que Hernández tampoco pidió inmediatamente la circular azul de Interpol para que dichas órdenes de captura pudieran tener alguna acción de éxito para hacerlas efectivas en los 194 países donde actúa el organismo internacional.

“La misma Interpol puso a disposición a usted dicha notificación de la circular azul con sus requisitos y formularios. No Obstante, esto tampoco fue suficiente para que usted realizará la respectiva notificación y los implicados nunca tuvieron solicitud de captura internacional”, dijo el fiscal.

Según la Fiscalía, las omisiones deliberadamente realizadas por Daniel Ricardo Hernández favorecieron ilícitamente a los directivos extranjeros y facilitaron eludir la acción de la justicia colombiana para favorecer de paso a funcionarios públicos y particulares que pudieran verse afectados con las versiones de los implicados en el caso de corrupción de Odebrecht.

Cuando fue indagado sobre las órdenes de captura, Hernández aseguró que “eran innecesarias las órdenes de captura porque los directivos ya se habían ido del país en 2017”.

“La lógica del señor Hernández en el mensaje era improcedente y caprichosa por cuanto, a pesar de que los ciudadanos brasileros habían abandonado del país con anterioridad, las órdenes de captura buscaban precisamente con la circular de Interpol activar su búsqueda a nivel internacional para que comparecieran al proceso”, enfatizó el fiscal.

El otro delito que se le imputó a Daniel Ricardo Hernández fue el de amenaza a testigos, ya que, según versión de la Fiscalía, el pasado 22 de junio, en su condición de fiscal adscrito al CTI, amenazó en el sótano de las instalaciones del Búnker de la Fiscalía en Bogotá a Otto Nicolás Bula, testigo del proceso de Odebrecht, y le habría reprochado su intención de querer servir como testigo contra otras personas que estarían vinculadas a las irregularidades de este caso.

“Usted, doctor Hernández, fue a advertirle que Néstor Humberto Martínez y Sarmiento Angulo estaban preocupados y molestos por cuanto él estaba teniendo acercamientos con la justicia para hablar de ellos”, expreso el fiscal asegurando que esto logro generar en el testigo mucho temor y miedo.

Durante la audiencia, el fiscal implicado Daniel Ricardo Hernández se declaró inocente de los cargos, igualmente expresó su inconformidad con los cargos imputados por la Fiscalía.

“El grupo de investigaciones estaba constituido por varios fiscales, ¿Cuál es la resolución o acto interno que me obligaba únicamente y exclusivamente a mí, a generar el registro de las órdenes de captura?”, expresó Hernández.

VER COMENTARIOS
Publicidad