Así es como los delincuentes quieren dañarle la Navidad

Diciembre 06, 2020 - 08:00 a. m. 2020-12-06 Por:
 Redacción de El País
Los 'hackers' atacan a los caleños, claves para no caer en sus manos

Durante sus transacciones con tarjeta de crédito o débito, lo recomendado es no perder nunca de vista el plástico.

istock / El País

El ingenio y la maldad de las bandas dedicadas al hurto y la estafa en el Valle del Cauca estarán a prueba en esta temporada de fin de año con un único fin: despojarlo de su dinero.

Por eso, en las últimas semanas las autoridades han descubierto varias modalidades que están utilizando los delincuentes con ese fin, como retener mediante láminas o pegamentos el dinero en los cajeros, falsos teclados para obtener sus claves e información, suplantación de contactos en redes sociales para pedir dinero, o los anuncios de que es el feliz ganador de un sorteo al que nunca se ha inscrito.

Igualmente, siguen apelando a modalidades ya conocidas y en las que la gente sigue cayendo como el fraude bancario, donde a través de llamadas le extraen la información de las tarjetas de crédito o débito; el paseo millonario o el famoso ‘tío tío’.

Durante esta época de Pandemia, de acuerdo con las cifras del Centro Cibernético de la Policía Nacional, hubo un incremento del 59% en el número de denuncias por delitos informáticos.

Lea también: Así operaba la banda de apartamenteros que robaba caletas millonarias

El coronel Jorge Urquijo, comandante del Departamento de Policía del Valle del Cauca, explicó que durante la Navidad aumenta el número de hurtos y fleteos en cajeros automáticos y entidades bancarias. “Por eso, le recomendamos a la gente que solicite acompañamiento de la Policía cuando realice grandes retiros de dinero”.

A través del plan ‘Navidad, Próspera y Segura’, la Policía del Valle recomienda no utilizar cajeros en lugares aislados o zonas desoladas; realizar transacciones en la web solo en páginas conocidas; no facilitar claves o números de tarjetas a desconocidos; no llevar a la vista objetos de valor; no distraerse mientras utiliza teléfonos celulares y evitar llevar dinero en efectivo, entre otros, como medidas para evitar el accionar de los delincuentes.

También la Policía Metropolitana viene adelantando operativos contra bandas criminales a fin de evitar que le amarguen la Navidad con alguna de estas modalidades.

La falsa encomienda

Con información obtenida en redes sociales, los delincuentes se comunican con la persona simulando ser un familiar y le habla de sus hermanos, hijos, primos para generar confianza.

Le asegura que viene para Colombia y que necesita enviar una encomienda con algunos regalos y le pide que la reclame y se la guarde. Le pide la dirección y el número de la cédula y le da su nuevo WhatsApp donde aparece la foto real del familiar. Luego un supuesto funcionario de la Dian lo llama y le dice que llegó una encomienda a su nombre pero que debe pagar un dinero para retirarla. Entonces el falso familiar le pide que le preste mientras llega y ahí se gesta el robo.

Cajero obstruido

En esta modalidad, las víctimas llegan al cajero electrónico para retirar dinero y se realiza el proceso con toda normalidad, pero al momento de entregar el dinero no sale el efectivo.

La recomendación de las autoridades es que si esto le ocurre, no salga del cajero y se comunique de inmediato con la Línea 123.

Lo que está ocurriendo es que los delincuentes están cerca esperando que la víctima se retire y es ahí cuando ellos ingresan y retiran una falsa tapa que han puesto en el cajero y que ha sido impregnada con goma o con algún pegante que evita que el dinero salga normalmente y ellos sencillamente se llevan el retiro.

Hurto informático

Se realiza a través de una llamada en la que una mujer simula ser empleada del banco y para ganar la confianza de la víctima le dicta su nombre, su correo electrónico, número de identidad y datos del portafolio con su banco.

Le puede interesar: Así suplantan su identidad para sacar líneas de celulares

Luego asegura que la entidad le devolverá parte del IVA que pagó en sus compras y le pide que digite el número 5 en su teléfono. La llamada pasa a otra mujer que, supuestamente, avalará la transacción. Para verificar que es el titular de la cuenta y consignarle el dinero, le pide que digite la clave de ingreso al portal. Con un lector de tonos obtienen la clave y ya otra persona en un cajero está lista para desocuparle la cuenta.

Feliz ganador

A través de mensajes de texto o de correos electrónicos se comunican con su posible víctima informándole que ha sido el afortunado ganador de una suma determinada de dinero, de una propiedad o de un vehículo automotor.

Normalmente, simulan que la comunicación es generada por una empresa reconocida para que la gente sienta que es una firma de confianza.

Para hacerle los trámites y agilizar la entrega del falso premio, le piden a las víctimas realizar consignaciones o recargas de dinero para supuestos trámites de ley. Las sumas normalmente no superan los dos millones de pesos.

Teléfono gemeleado

Lo que hacen los ciberdelincuentes es que a través de un software logran una copia exacta de los códigos del teléfono y con otro celular espejo obtienen toda la información.

De manera automática, cuando la persona recibe una llamada, tiene una conversación por chat, a través de redes sociales o digita sus claves en alguna plataforma, en el segundo teléfono se ve una copia exacta de esos movimientos.

Lea además: El reto de mantener baja la tasa de homicidios en Cali en diciembre

Con el teléfono clonado, se tiene acceso además a los contactos, a las fotografías, videos, plataformas de pagos, acceso a bancos a través del teléfono y por ende acceso libre a transacciones o compras sin que la persona lo sepa.

Suplantación de identidad

Solo entre el 1 de enero y el 20 de octubre de este año, ante el CAI Virtual de la Policía Nacional se reportaron 1211 casos de estafa por suplantación de identidad.

Lo que hacen los delincuentes es que hacen una copia exacta de sus perfiles en redes sociales y a través de ellos contactan a sus familiares y amigos y en ocasiones les dicen que ha cambiado su número de teléfono celular.

Posteriormente, envían mensajes en los que les solicitan a sus contactos préstamos de poco dinero porque tiene alguna situación urgente y que le pagará pronto, y de esta manera van juntando grandes cantidades de dinero.

Insisten en el ‘tío tío’

Lo que hacen los delincuentes en este caso es que se informan muy bien de los nombres del círculo familiar de una persona y mediante una o varias llamadas les aseguran a esos familiares que su primo o sobrino se encuentra detenido por la comisión de un delito.

Luego les pasan al teléfono a un supuesto policía que les explica el caso por el cual dicen que ha sido capturado y les explica la gravedad del delito, pero también el ánimo de ayudarlo.

Para sacarlo del proceso y liberarlo, piden altas sumas de dinero para, según dicen, silenciar a otros agentes que estuvieron en el operativo.

Falsos servicios

Solicitando vehículos para mudanzas, transportes especiales, servicio de grúa o carrozas fúnebres, los delincuentes vienen cometiendo los delitos de secuestro y estafa.

Lo que hacen estos criminales, según fuentes del Comando de la Policía del Valle, es que llevan a los conductores a falsos servicios en zonas donde es difícil la cobertura de los teléfonos móviles y allá los retienen mientras sus familiares o empleadores pagan la extorsión.

Recientemente ocurrió con un comerciante de Pereira que llegó a una cita en Ansermanuevo, donde fue rescatado por el Gaula.

Tres (3) meses de acceso ilimitado por $4.700. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS