“El centro de todo es el ser”: nuevo rector de la Universidad de San Buenaventura Cali

Agosto 17, 2021 - 06:57 p. m. 2021-08-17 Por:
Elpais.com.co
USB

La ceremonia de posesión del nuevo rector de la USB, Fray Efrén Ortiz Ortiz, se llevó a cabo en el auditorio Fray Alberto Montealegre el pasado lunes 9 de agosto. El acto contó con la presencia del rector general Fray Ernesto Londoño Orozco, OFM y la comunidad franciscana.

Jorge Orozco / El País

Fray Efrén Parmenio Ortiz Ortiz, OFM, un hombre joven, sencillo y con un gran sentido social, asumió la rectoría de la Universidad de San Buenaventura Cali desde el pasado primero de julio.

Su formación bonaventuriana ha sido fundamental para que el Frayle Franciscano conozca a fondo las fortalezas y necesidades de la institución, que se prepara para convertirse en una de las cien mejores del Ranking QS para la región.

Como nuevo directivo del Alma Máter, Fray Efrén Parmenio Ortiz Ortiz busca desarrollar entre la comunidad académica un liderazgo institucional para la construcción de tejido social.

En esta nueva labor lo acompañan, como miembros de su equipo, el secretario Fray Armando Gómez Salgado, OFM y Fray Pierre Guillén Ramírez, OFM, vicerrector para la Evangelización de las Culturas.

Luego de su posesión oficial esta semana, así habló sobre sus expectativas, metas y propuestas.

¿Qué expectativas tiene como nuevo rector de la USB?

Considero vital darle continuidad a los proyectos que apuestan por una institución ampliamente reconocida por su calidad formativa y su impacto en las áreas de influencia.
Espero fortalecer la relación de la Universidad con los diferentes sectores y su reconocimiento dentro del sistema educativo nacional. También avanzar en la transferencia de conocimiento, la pertinencia de sus programas, la sostenibilidad institucional y el desarrollo de un direccionamiento estratégico y responsable de la Universidad.

La San Buenaventura es reconocida como una de las mejores universidades del país. ¿Qué lineamientos piensa seguir para mantener esta imagen?

No es un tema solo de imagen. Se trata de que esto sea una meta real en la gestión cotidiana de cada uno de los miembros de la comunidad bonaventuriana. Nuestros estudiantes deben continuar viendo en este campus un lugar para hacer posible sus proyectos de vida, de la mano de profesores altamente capacitados, de directivas preocupadas por sus intereses y empleados administrativos que ofrecen servicios y atención eficiente. Hay que continuar poniendo en el centro de todo a la persona.

¿Cómo se está preparando la Universidad para obtener la reacreditación Institucional Multicampus de Alta Calidad, que entrega el Ministerio de Educación Nacional?

La reacreditación implica un compromiso mayor no solo con nuestros estudiantes y colaboradores, sino con el país. Nos exige aporte, trabajo continuo, esfuerzo personal e inversión de recursos para seguir siendo una universidad de alta calidad. Igualmente, para la Universidad de San Buenaventura implica fortalecer nuestra corporatividad y aportar en cada región en la que hacemos presencia.

Durante su gestión ¿va a fortalecer los servicios que la Universidad le presta a la comunidad, como el consultorio jurídico y la asesoría psicológica?

La Universidad de San Buenaventura Cali desarrolla su proyección social a través de los consultorios jurídicos, de conciliación y psicológicos para brindarle apoyo a personas en estado de vulnerabilidad y sin posibilidades económicas para contratar servicios profesionales en estas áreas. Para ello se fortalecerán todas las acciones sociales en los barrios, comunas y zonas de alta conflictividad. Programas como ‘Justicia más cerca de la comunidad’, así como los proyectos sociales que se realizan a través del Centro de Desarrollo Comunitario San Francisco de Asís y que contribuyen al mejoramiento de las realidades socioculturales, económicas y educativas de la comunidad, deben reforzarse.

USB

El sacerdote franciscano Fray Efrén Parmenio Ortiz Ortiz, O.F.M., pertenece a la Provincia de la Santa Fe de Colombia. Nació en Salazar, Norte de Santander hace 40 años.

Especial para El País

¿Qué tan importantes son para usted los semilleros de investigación?

La formación para la investigación es fundamental no solo para una Institución de Educación Superior, sino para el país, pues contribuyen a fomentar la curiosidad, el pensamiento crítico, la consolidación de redes y alianzas académicas. Nuestros semilleristas son los investigadores del futuro, profesionales inquietos capaces de aportar, de dar soluciones a problemáticas, de mejorar las condiciones de vida de muchos y de ser reconocidos por su compromiso ético, humano y profesional.

¿Cómo cree que se deben reinventar las universidades en esta época de crisis y pandemia?

La historia de la conformación de las universidades es interesante, pero creo que siempre ha tenido un elemento común: la capacidad de adaptación de la Universidad a los diferentes retos de sus tiempos.

Hoy se nos cuestiona desde la pandemia, pero realmente no es posible pensar en una universidad que no lee lo que pasa en el mundo, la realidad o las necesidades de sus entornos. A raíz de la crisis de salud que vivimos, sin duda, las universidades estamos llamadas a pensar de qué forma vamos a garantizar una educación más pertinente, cómo articular las nuevas tecnologías a todos nuestros procesos académicos, cómo ofrecer más oportunidades de formación a lo largo de la vida o facilitar el acceso a mayor número de jóvenes, por ejemplo. Sin embargo, como Universidad de San Buenaventura Cali nos ha preocupado y nos preocupará siempre la pregunta por lo humano, por el ser. Es imposible pensar en una universidad del presente o del futuro que descentra su misión del desarrollo humano.

Creo que debemos responder con altura para recuperar el valor de la cercanía, la misericordia, la solidaridad y la compasión, que nos caracteriza como seres humanos. Este es el gran compromiso.

Finalmente, ¿qué mensaje le envía a la comunidad académica?

Para la Comunidad Franciscana y para la Universidad de San Buenaventura no existe proyecto posible sin el valor que cada miembro de la comunidad universitaria aporta a la realización de nuestra misión. Por eso, les digo que ojalá el diálogo, la fraternidad y la comunicación abierta nos lleve a avanzar asertivamente en la realización de todos nuestros proyectos y que el trabajo en equipo nos permita responder a los cambios y desafíos que como Universidad tenemos y que nos compromete como Institución de Educación Superior de alta calidad. Que como equipo podamos hacer realidad una certeza que como rector puedo compartir y es que la educación transforma. Y todos somos parte de esto.

Perfil de excelencia

El sacerdote franciscano Fray Efrén Parmenio Ortiz Ortiz, O.F.M., pertenece a la Provincia de la Santa Fe de Colombia.
Nació en Salazar, Norte de Santander hace 40 años.

Gran parte de su formación académica la recibió en la Universidad de San Buenaventura, USB, de donde es licenciado en teología y, además, filósofo. Obtuvo el título de magister en teología bíblica de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Se ha desempeñado como Representante del Canciller, ante el Consejo de Gobierno, de la Universidad de San Buenaventura y como Secretario del Alma Máter en la seccional Medellín.

Ocupó también el cargo de Secretario General de la USB a nivel nacional.

Fue profesor en el programa de teología, seccional Bogotá y Rector General de la misma universidad a nivel nacional.

"El compromiso en la transformación social es uno de los grandes objetivos misionales de la Universidad de San Buenaventura y, por ello, en coherencia con su ser franciscano, está llamada a articularse con las realidades sociales y a contribuir a la realización de los sueños de las nuevas generaciones”.

"Seremos reconocidos por el desarrollo de investigación de alto impacto, con fuertes nexos con el sector empresarial. Buscamos consolidar un campus sostenible y responsable con el medio ambiente”.

Dato

La Universidad de San Buenaventura nació en Cali en 1969. Cuenta con una tradición de más de 300 años y lleva 50 años contribuyendo a la formación profesional
de muchos jóvenes vallecaucanos.

VER COMENTARIOS