Escuchar este artículo

¿Tiempo libre? Guía para jugar en casa en época de confinamiento

Agosto 10, 2020 - 11:39 p. m. Por:
Natalia Fernández, integrante del Semillero de Periodismo UAO - El País
Baile en casa

Los expertos aseguran que a través del baile los niños pueden canalizar su energía y aprender a expresarse de manera acertada.

Istock / El País

El confinamiento para prevenir el contagio del Covid-19 trae consigo grandes desafíos para los padres de familia a quienes se les juntaron los roles en un mismo tiempo y espacio. ¿Qué hacer con los niños más pequeños en casa?

Yeimi Otero, enfermera y salubrista, es madre de un niño de 12 años y una bebé de 1 año. El confinamiento, dice, le ha brindado mucho tiempo para disfrutar de sus pequeños y verlos crecer. Sin embargo, asegura que lo más complejo es el momento de la ansiedad, adecuar a los niños a nuevas rutinas y horarios.

“Lo más difícil es el momento en que todos estamos ansiosos en el ‘crucero’. Uno cruza para allá y otro para acá. No sabemos qué hacer, ni mi esposo ni mis hijos”. Como Otero existen muchas madres inquietas por encontrar actividades lúdicas para sus niños, no solo para que se desestresen y se distraigan, sino para que desarrollen habilidades mentales y físicas.

En el caso de los niños pequeños, es decir entre 0 y 4 años de edad, es importante entender que el nivel de autonomía es muy bajo, por lo que se requiere gran acompañamiento de los padres al realizar las actividades.

Al respecto, diferentes expertas en educación infantil hacen algunas recomendaciones de actividades lúdicas para realizar en casa en época de confinamiento:

Lea además: ¿Está embarazada y su empresa no lo sabe?, ocho preguntas claves para su estabilidad laboral

Participar en las labores del hogar

Las tareas del hogar se prestan para fortalecer conocimientos y desarrollar las destrezas y habilidades de un niño en crecimiento. Por eso, la cuarentena es una oportunidad para crear en los niños una infancia significativa. En este tiempo es ideal involucrar a los más pequeños en las actividades cotidianas.

“Clasificar las frutas y verduras por colores y tamaños, organizar su cuarto y los objetos que hay en la cocina por sus características, sembrar plantas, cuidar la mascota, incluso, ayudar a alimentarla y bañarla, puede ser la mejor forma de divertirse en el hogar”, dice Patricia Díaz, docente del Colegio Juan Pablo II, sede Portete de Tarqui.

Cocinar en casa recetas sencillas

Recetas sencillas y libres de peligro es una actividad enriquecedora para los más pequeños. Por eso María Clemencia Téllez, educadora y directora del Kinder Bam Bam en Cali, asegura que “a los niños de 3 y 4 años la cocina les fascina, les resulta mágica y cuando la mamá se mete a cocinar con ellos es una actividad que desarrolla elementos como la atención, el tiempo de espera y la ilusión de estar cocinando”.

Cocina en casa
Juegos de locomoción (caminar, trotar, correr, saltar, arriba, abajo, carreras, trepar)

Uno de los efectos de la educación virtual es la saturación de tareas, lo que obliga a los niños a pasar muchas horas frente al computador, dejando de lado la actividad física que se hace indispensable para el buen desarrollo físico y mental de los niños, así lo expuso Ascensión Daza, abogada, defensora de familia del ICBF y entrenadora de judo.

“La actividad física se puede hacer en casa y debe ser a diario. Estirarse, jugar con los padres y las mascotas. Permanecer activos hace que tanto los padres como a los niños puedan desestresarse”. Adicionalmente, Daza recomienda a los padres de familia realizar juegos en familia como carreras cortas en casa motivando a los niños a imitar animales. “Salticos como el canguro, el sapito, el mono y demás”, ejemplificó.

Rondas y baile

A través de la música y el baile, los niños logran canalizar su energía, permitiendo ser una acertada manera para expresarse. ‘El monstro de la laguna’, ‘Santo remedio’, ‘El mamboretá’ y ‘Papue-vuelta canela’ son algunos canticuentos y canciones que recomienda Linda Méndez, comunicadora social y educadora en crianza respetuosa, certificada en disciplina positiva.

“Relacionarlos con la música no es ponerles videos y ya. De hecho, es mejor no ver los videos, pues los niños necesitan interacción personal”. Otro consejo que da la experta en educación es leerles cuentos a los niños, inventarlos e invitarlos a inventar ese tipo de narraciones.

Jugar a construir secuencias (objetos de diferentes tamaños)

Construir pistas de carros y tomar cajas de diferentes tamaños para crear torres puede ser un entretenido pasatiempo para los niños. Incluso, también son ideales los juegos de mesa como los monopolios y loterías, el dominó y el parqués. También puede resultar interesante jugar al cambio de roles y de espacios, o los títeres.

“Se puede crear un picnic o camping en casa y decirles a los niños, por ejemplo: te vas a disfrazar como mamá o papá, o algún personaje conocido”, son algunas sugerencias que da María Clemencia Téllez, educadora del kínder Bam Bam.

Manualidades

Crear con material reciclable es una buena alternativa en época de confinamiento. “En cada casa hay diferentes materiales, y se pueden aprovechar los recursos que se tienen para asignar proyectos a los niños que puedan hacer de forma creativa”, expresa Margarita Iza Gómez, psicóloga del Colegio Waldorf Luis Horacio Gómez.

Desde lo más básico como poner papel, colores, crayolas, pinturas..., y dejarlos crear, hasta trabajar el origami, son opciones que sugiere la experta en educación infantil. Gómez indica, además, que “se pueden hacer, por ejemplo, tarjetas para los familiares y mostrarlas a través de fotos o videollamadas”. Este tipo de actividades son significativas para los niños ya que es imprescindible conectarse a distancia con otros familiares y para la salud mental de los niños.

Motricidad, equilibrio y coordinación

María del Pilar Ochoa, coordinadora del programa de Licenciatura en Educación Infantil de la Corporación Universitaria Minuto de Dios –UniMinuto- destaca que “los padres y cuidadores deben generar estrategias lúdico-pedagógicas para los niños en casa, que capturen la atención y fortalezcan procesos como el desarrollo del lenguaje, el desarrollo motor, el desarrollo emocional, entre otros”.

La experta sugiere que se puede empezar dibujando en el piso, con cinta de enmascarar, diferentes caminos que conduzcan a diversos sitios en su vivienda. Con esta técnica se pueden realizar desplazamientos de varias formas: caminar sin salirse de la línea, saltar en un pie, jugar con los carros o muñecos siguiendo el “caminito”.

Otra idea es enhebrar. Se puede desarrollar con diferentes materiales: pitillos y lana, tapas y lana, cartulinas y lana. Cualquier actividad de enhebrado refuerza la motricidad fina y cognitiva de los menores.
También trabajar con juegos de asociación auditiva: por ejemplo, pedirles que digan 5 palabras que comiencen por la letra “a” o que terminen las frases, por ejemplo “un gigante es grande, y un enano es…”

Además, la experta asegura que es una gran oportunidad para ampliar el vocabulario, presentar nuevas palabras y su significado a los niños y niñas, y a partir de allí realizar dibujos, escritos, pinturas, entre otros, ya que cualquier manifestación creativa es valiosa. Por otro lado, recomienda recitar rimas, coplas, trabalenguas o poemas infantiles con el objetivo de mostrar el ritmo y el patrón de expresión.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS