Diez tips para construir su felicidad

Diez tips para construir su felicidad

Noviembre 19, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
felicidad

Conozca 10 formas prácticas para que la felicidad sea parte de su vida. Consejos de una experta en PNL y coach espiritual.

Rawpixel / Unplash

Ser feliz es un camino que se va construyendo a diario con cada pensamiento, con cada palabra que se expresa y con las acciones que se realizan.

Para Patricia Rosero, conferencista de crecimiento personal y máster en PNL, “experimentar felicidad es maravilloso, es el estado ideal, pero eso no significa que no existan retos y dificultades, puesto que es precisamente en esos espacios de retos donde se logra crecimiento, reflexión y se tiene la oportunidad de seguir avanzando en el camino del crecimiento personal y espiritual, para evolucionar”.

La experta es clara al decir que “aunque todos buscamos la felicidad en nuestra vida, pocos sabemos que hacer para ser felices. Por lo general desconocemos que existen actividades y comportamientos que pueden ayudar a incrementar este estado”. Conozca 10 claves que da la experta para atraer felicidad en su vida.

1. Sanar el corazón

De acuerdo con Patricia Rosero, este es el primer paso para experimentar felicidad en la vida. “Sanar el corazón es estar en paz interior, tener tranquilidad y serenidad interna a pesar de cualquier situación que se haya experimentado en la vida. Esta sanación requiere un proceso de introspección donde se puede dejar atrás la culpa por cosas que se hicieron en el pasado y lograr perdonar a quienes le causaron dolor. En ocasiones se puede pensar que el daño que hiciste es enorme y que no logras dejar la culpa, o, por el contrario, recordar el sufrimiento que alguien te hizo pasar y que no puedes perdonar. La idea es cambiar el chip porque mientras se siga pensando de esa manera, la persona estará estancada en el pasado alimentando una herida emocional que no le permitirá fluir con la vida”.

2. Aceptar responsabilidades

En este punto la conferencista y coach en PNL explica que es vital “reconocer que otros no van a resolverte la vida, porque no es la obligación de nadie hacerte feliz, generarte bienestar ni solucionar tus conflictos; esa parte te corresponde solo a ti”.

Y añade que “una razón del sufrimiento es cuando depositas esa responsabilidad en otros y creas expectativas que al no ser cumplidas generan frustración. Cuando dejas de culpar a los demás por lo que te ha sucedido en la vida, empiezas a salir del victimismo y a dejar de lamentarte por la aparente mala suerte. Incluso, te das cuenta de que muchas de las situaciones conflictivas han sido por tus propias decisiones. Así que, hacerse responsable nos lleva a tomar un rol activo siendo protagonistas y creadores de lo que realmente queremos vivir”.

3. Meditar

“Un buen consejo es meditar. Cuando meditas empiezas a ganar presencialidad, esto significa que puedes disfrutar tu momento presente, puesto que en el día la mayor parte de las horas o estás evocando el pasado y sobre todo recreando momentos de culpa y dolor o estás en el futuro padeciendo la angustia por la ansiedad que te embarga querer saber lo que va a suceder, y muchas veces creas los escenarios más pesimistas, lo que incrementa tu angustia. Meditar es una cita que te pones a diario en la cual a través de la respiración y el silencio te conectas con la divinidad que habita en ti. Al meditar empezarás a experimentar calma y tranquilidad y podrás manejar mejor el estrés, irás logrando claridad mental para tomar mejores decisiones”.

Lea también: '¿Sabe cómo funciona la neurociencia del despecho?'.

4. Gratitud

Para Rosero esta es una de las partes claves del proceso pues “agradecer por los bienes materiales que se tienen, por la salud que se disfruta y por lo que a diario ocurre, incluso por eventos que inicialmente no parecen positivos pero que un tiempo después te enteras que te permitieron recibir una valiosa enseñanza, es fundamental para pasar al siguiente paso que es la gratitud, que es un estado de experimentar
la vida con enorme agradecimiento por ser quien eres, por reconocerte como un ser valioso y por saber que tienes todo lo que requieres para vivir en tranquilidad”.

Para ella no es decir: agradezco, pero si tuviera tal cosa, o si fuera más joven, o si viviera en tal lugar; por que eso no es agradecer genuinamente.

5. Compartir con personas positivas

El positivismo es altamente contagioso y ante una persona entusiasta las demás también siguen esta actitud.

Para Rosero “Cuando te relacionas con personas optimistas, te permeas de esa energía de alta vibración, te produce alegría y una sensación de bienestar compartir con quienes siempre hablan de temas agradables. Ellos te impulsan a lograr lo que quieres porque emanan esa energía positiva que a ti te gusta a través de expresiones corporales, palabras y sonrisas. Quienes son positivos generan un magnetismo en los demás y su compañía es preferida porque impacta y proyecta buena salud emocional y bienestar”.

Así que cultivar la amistad con personas positivas te ayuda a enriquecer la vida y a ver el lado optimista a las diversas situaciones.

6. Invertir en uno

Cuidarse debería ser una prioridad, pero explica Patricia “a veces pones delante personas y cosas materiales que no solo te dejan en un segundo plano, sino que llegan a perjudicarte. En ocasiones prefieres negarte algo que quieres con fuerza porque pormenorizas la satisfacción que te haría sentir si invirtieras en ti. Piensa en este momento ¿Qué inversión puedes hacer en ti, para sentirte feliz? Puede ser algo sencillo para empezar a practicar pequeñas inversiones. Tal vez dedicarte algunas horas a disfrutar de tu propia presencia, hacer planes con amistades que aprecias pero que por tiempo no has podido, o comer tu plato favorito en el sitio que tanto te gusta. La idea es pensar cómo te haría sentir ese regalo y no postergarlo”.

7. Hacer ejercicio

Tener una práctica deportiva con regularidad es un gran potenciador de la felicidad. “Porque liberas endorfinas, lo cual estimula los centros de placer de tu cerebro, hace que tu energía se incremente y emocionalmente ayuda a que sientas bienestar”, añade Rosero.

Además asegura que el ejercicio previene inconvenientes de salud y contribuye a sentirse bien física y mentalmente. “Al terminar una rutina de ejercicio experimentas una satisfacción que hace que tu energía se incremente, irradias alegría y tranquilidad, lo que contribuye a que te sientas feliz. Para iniciar tu rutina puedes hacer una caminata diaria que no implique mayor esfuerzo pero que ayude a crear una disciplina de ejercitarse con frecuencia”, puntualiza.

8. Escuchar música

La música alegra, pone en un estado emocional de felicidad e invita a realizar diversas acciones, porque al cantar y bailar en el cuerpo se generan movimientos que aumentan la energía de forma positiva.

“Escuchar música favorece la segregación de endorfinas, ayudándote a que tengas una sensación de bienestar físico y emocional, haciendo que tu optimismo se incremente. La música estimula el cerebro, lo predispone en un estado de alegría y hace que el optimismo fluya por tu cuerpo. Es tal el poder de la música que se utiliza para sanación y para conciliar el sueño. Así que de ahora en adelante has uso de este poder a diario para aumentar la felicidad”.

9. Enviar agradecimientos

Este punto aunque parece uno anterior no es el mismo. Para la experta en PNL este difiere en que “en esta ocasión es agradecer a personas que han aportado a tu vida en algún momento, darle las gracias por escrito a un amigo que te hizo un favor especial, a un familiar que te apoyó en un momento importante para ti o a algún compañero de trabajo porque te ayudó en una ocasión. Se trata de enviar una nota escrita, un correo electrónico o un WhatsApp con un mensaje de especial gratitud haciendo memoria de esos buenos momentos que te hicieron pasar aquellas personas y que marcaron una diferencia debido a la acción que realizaron para ayudarte”.

10. Declaraciones positivas

Por último, Patricia Rosero explica que “el lenguaje que utilizas es generador de tu realidad, por tanto, hay que evitar hablar de forma negativa o pesimista porque eso se reflejará en el entorno. Cuando dices algo negativo, tu cerebro lo cree y se convierte en una verdad para él, y si constantemente estás declarando negativismo imagínate lo cargado que está”. La idea es empezar a cambiar las declaraciones propiciando positivismo y buena energía.

“Cuando pronuncias palabras optimistas generas bienestar para tu vida, al hacerlas en voz alta causan emociones de alegría y esperanza que ayudan a que tu vida se llene de fe para lograr lo que estás declarando. Practica estas declaraciones: Yo soy una persona valiosa, Yo soy paz y tranquilidad”.

Patricia Rosero

Comunicadora social con certificación internacional en coaching ontológico, con énfasis ejecutivo y organizacional avalado, por Santalá Argentina acreditada por ICF. Certificación internacional en programación neurolingüística. Master en programación neurolingüística - PNL The Society of NLP. Conferencista de crecimiento personal en talleres intensivos sobre Felicidad, Hablar en público, marketing personal, meditación, liderazgo y servicio al cliente. Docente y Coordinadora editorial.

El próximo 2 de diciembre se realizará en Cali el taller vivencial ‘Activa tu felicidad’, dictado por Patricia Rosero, conferencista de crecimiento personal. Info: 317 3720765.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad