El Checo Acosta estrena tema dedicado a su pequeña hija de cinco años

El Checo Acosta estrena tema dedicado a su pequeña hija de cinco años

Junio 23, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Redacción de El País 
Checo Acosta

Checo Acosta

Especial para El País

Temas como ‘Te quiero’, ‘Mi pequeña Nataly’, ‘Pura alegría’ y ‘La canción del carnaval’ son algunos de los éxitos de Alcibiades Antonio Acosta, más conocido como el Checo Acosta, quien a sus 55 años decidió dedicarle un tema llamado ‘Sharon’ a su hija de cinco años.

En entrevista con El País, el Checho habló de este nuevo sencillo, de su rol como papá, del álbum que estrenará en septiembre y recordó que una vez el maestro Jairo Varela le propuso formar parte del Grupo Niche.

Hablemos de su nuevo tema titulado ‘Sharon’, ¿por qué decide dedicarle una canción a su hija?

El padrino de mi hija se llama Nicolás Tovar, gran productor de música barranquillero. Él escribió la canción, me la cantó y me puse a llorar, cuando él vio mi reacción me dijo que me la regalaba para que se la cantara a mi hija.  

Lea también: Jorge Celedón habla de su relación con Cali y otros secretos de su parranda vallenata

Días después me la aprendí y se la cantaba a ella cuando estaba pequeña. Ahora que Sharon cumplió cinco años decidí que era el momento de grabar el tema y hacer el video en Cartagena. Este tema es un llamado para que siempre estemos pendientes de mostrarles nuestro amor y brindarles protección a nuestros niños.

Esta canción hace parte de mi producción número 28 que se titula ‘Checo Acosta en la jugada’, que se estrenará a finales de septiembre.

En  una entrevista usted afirmó que al momento de grabar el video de este tema usted se sentía más nervioso de lo normal, ¿por qué?

Porque no es común que yo cante solo en un teatro para una sola persona, en este caso mi hija. En el video también aparecen mi esposa, que es bailarina, y mi papá. Se logró  hacer un trabajo bonito en el Teatro Heredia de Cartagena. Quiero que los papás, al ver el video, se sientan motivados a demostrarles más amor a sus hijos y a dedicarles tiempo.

¿Qué reto significó realizar una canción en el género kizomba?

Dios me otorgó el don de ser polifacético. Inicié cantando baladas, luego interpreté salsa, música caribeña, raspa y boleros. Muchas personas, ahora que me han escuchado cantando kizomba, me han felicitado por la buena manera en que se realizó el trabajo. 

Al cantar en este género musical viví una bonita experiencia porque había que tener mucha delicadeza al interpretar, mezclar y masterizar el tema.

Tiene tres hijos, ¿qué significan ellos para usted?

Mis papás y mis hijos lo son todo para mí. Yo me levanto todos los días y siempre tengo que hablar con mi papá, mi mamá y mis tres hijos.

Mi hija Lauren es comunicadora social, tiene 28 años y también le gusta el canto. Inclusive, en redes tiene más seguidores que yo.

Anthony de Jesús es mi segundo hijo y es administrador de empresas, tiene 24 años, pero no le interesa para nada la música. La menor es Sharon, que tiene 5 años y actualmente está en clases de piano, danza y es la modelo de la mamá, pues mi esposa es diseñadora y se especializa en el vestuario de niños.

Me siento orgulloso y privilegiado al ser su papá porque son sanos, prudentes y educados. 

¿Qué tan estricto fue con ellos?

A pesar de que tengo fama de loco, he sido muy estricto y eso se lo heredé a mi papá. Además, entre todos nos respetamos, pues eso es clave en una relación de padres e hijos. 

¿Se podría considerar un papá  millenial?

Sin duda.  La ventaja de mi hija pequeña y de mi actual esposa es que me conocieron siendo juicioso, pues antes me gustaba mucho la fiesta y malgastaba plata, pues me daba lo mismo estar bien o mal. Debo reconocer que no disfruté a mis hijos mayores porque estaba en la época de la fama y los viajes, recuerdo que hacía hasta 140 presentaciones al año. 

Ahora, con mi hija de cinco años, siento que es como mi nieta. Ser papá a los 50 años es una bendición, pues a esta edad se tiene mayor estabilidad económica, lo que no ocurre cuando uno está muy joven.

Volvamos a la música, ¿qué nos puede adelantar de ‘Checo Acosta en la jugada’, álbum que lanzará en septiembre?

Ya está lista una canción en homenaje a Esthercita Forero y  otro tema tendrá como nombre ‘Rosa’. También hará parte de la producción el tema ‘Sharon’ en versión kizomba y salsa, además de una canción al lado de Mr Black y Kevin Flórez. También cantaré un bolero al lado de mi padre Alci Acosta. Quiero hacer un álbum variado, para todos los gustos y todas las generaciones. 

¿Qué retos implica grabar temas de varios géneros musicales?

Atreverse a hacer de todo no es fácil. Tengo la ventaja de que me gusta ir a discotecas con mis hijos para escuchar qué es lo que está sonando. Además, cuando llego a una ciudad sintonizó las diferentes emisoras para ver qué discos son los más populares. 

Tengo 55 años y muchas personas creen que no tengo más de 40. Estoy física y mentalmente 15 años menor de mi edad real. Inclusive, las estadísticas de Instagram muestran que mis seguidores están entre los 25 y 34 años, ese es mi público objetivo.

Los artistas que más he admirado han sido Celia Cruz y Carlos Vives porque ambos reflejan el concepto que yo quiero manejar: el que no importa la edad que uno tenga para llegarle a todos los públicos.

¿Qué recuerdos tiene de Cali?

La primera vez que estuve en esta ciudad fue como corista de Juan Piña, en el año 1986, a mis 21 años.

En los años siguientes me vinculé mucho con la ciudad e iba a fiestas privadas y pertenecía a la misma casa disquera en la que estaba Guayacán, por lo que me quedaba a ver las orquestas de salsa donde conocí al maestro Jairo Varela.

¿Qué recuerdos tiene al lado del maestro?

Cuando estaba con el Grupo Star, me tocó alternar con el Grupo Niche en Barranquilla. Por esos días Niche se había desarmado y Jairo me dijo que necesitaba un cantante con mi perfil, joven, de timbre alto y que bailara.

El maestro me preguntó que si me interesaba, a lo que yo le respondí que acababa de pegar la canción ‘Mi pequeña Nataly’, por lo que con el dolor en el alma le dije que ya tenía mis músicos para formar mi propia banda. Jairo me respondió que era una lástima, pero que me auguraba grandes éxitos.

“Llevo 30 años en la música y, si Dios me da salud y vida, me quedan otros 30 por delante, pues mi padre tiene 80 y sigue recorriendo el mundo. Considero que estoy en la mitad de lo que puedo dar”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad