'El canto al agua' que no se puede perder en el Teatro Salamandra

'El canto al agua' que no se puede perder en el Teatro Salamandra

Agosto 05, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Alelí

Alelí estudió en Bellas Artes y también hizo estudios en la Universidad del Valle como recreadora y trabajó en el ejercicio ambiental, frente al impacto de la contaminación.

Jorge Orozco / El País

“Llueve, que llueve, que llueve, que ruede... Canta el río, canta el cielo para mí, porque no canto si yo soy un colibrí. Canta el río, canta el cielo para tí, porque no canto si vos sos lluvia”, sonó la voz de tonos dulces de Alelí Mesa, acompañada de una marimba, mientras veía los cerros de Cali arder, durante un ensayo en el sector de El Aguacatal.

Para su sorpresa y la de quienes la rodeaban, mientras cantaba ‘El aguacero’ empezó a llover, como si hubiera invocado a la lluvia, una suerte de magia que había visto obrar en los rituales de los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta donde transcurrió la mayor parte de su adolescencia. Dicha canción, ‘El aguacero’, está incluida en su producción Océanos de Miel, en la que participa su primo, el también cantante Jacobo Vélez.

El próximo 9 de agosto, la cantautora hará el lanzamiento de su sencillo ‘Canto de agua’, a las 7:00 p.m., en el Teatro Salamandra. “Allí fusiono parte de mis raíces, aires del folclor Pacífico con rock, blues y reggae. La música tiene su propia fuerza e información, te da ganas de bailar y el contenido no es programado, son historias que tienen un mensaje”, dice.

Lea también: Ya suena a Petronio Álvarez, cuenta regresiva para la fiesta del Pacífico

Ganadora de la Beca de Circulación Internacional para Artistas, por medio de la Secretaría de Cultura, Alelí emprenderá después de su lanzamiento en Cali y Bogotá, una gira por México, a partir del 1 de septiembre hasta el 30 de octubre.

Pero antes, en Cali ofrecerá su Canto de Agua, que es “una obra que está hecha para sensibilizar a las personas sobre el calentamiento global y la importancia de cuidar el líquido vital. Se trata de llevarlas a un viaje de cómo sería el origen del agua, narrado desde nuestras culturas indígenas, donde existe una conexión muy fuerte con la naturaleza y con este elemento hídrico”.

Una de las cuatro canciones que conforman su sencillo musical Canto de Agua es Abuela Tigra. “En esta me imagino a la abuela más antigua de la tierra que se fusiona con los animales, y se va por las montañas nevadas haciendo un llamado a todos los seres del agua”. En este espectáculo, que es tan energético como artístico, la acompañan un grupo de coristas: Pacho Silver, Eliana Cogliati, Christian Lara, David José Mesa, Mauricio Giraldo, Estefanía Montoya, Carolina Trujillo, Jenny Alzate Malicia Enjundia, Sandra Lorena Alzate, Nikole Pedraza, Paul Barrios, Sol Tomás Mesa y Celeste Mesa, su sobrina, quien interpreta el papel del hada del agua.

Detrás de su producción cuenta además con un grupo de artistas talentosos, como Jacobo Vélez, en los saxofones; Pacho Plata, en los cununos; Eliana Cogliati, de Argentina, que ha hecho una interiorización muy grande con la marimba y el folclor Pacífico; Pacho Plata Segura, en la percusión; el jazzista neoyorquino Barry Wedgle, que ya no vive, pero con el que grabó el disco, y David Mesa, bajista de Flor del Hito.

Su trabajo musical lo graba con el productor Sol Tomás en el estudio Flor del Hito, una banda legendaria que conformó hace unos años con sus hermanos, con la que trabajaron en varias campañas ambientales, con los siete ríos de Cali, y realizando Reciclando Sonoridades, festival en el que hacían instrumentos a partir de la reutilización y el reciclaje de materiales.

El disco Océanos de Miel —nombre de su gira por México— se inicia con la canción llamada así por los colores dulces que caracterizan su voz y por su nexo íntimo y natural con el mar. Aunque nació en los Farallones de Cali, la mayor parte de su adolescencia, de los 12 años a los 20 años de edad, vivió en la Sierra Nevada de Santa Marta, junto al mar Caribe. De allí surgió su nombre de Alelí, una flor que nace en las rocas.

En marzo pasado aplicó a los estímulos con su proyecto e inició un intercambio cultural con México que derivó en una agenda de 30 conciertos en siete ciudades de México, como Ciudad de México, Cuenca, Metepec, Valle de Bravo, Guadalajara y Monterrey, a las que llevará voz y guitarra, y dictará talleres de construcción de instrumentos musicales en escuelas e instituciones.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad