El bailarín caleño, Camilo Zamora, por cuarto año en el Sambódromo en Río de Janeiro

El bailarín caleño, Camilo Zamora, por cuarto año en el Sambódromo en Río de Janeiro

Marzo 06, 2019 - 05:19 p.m. Por:
Redacción de El País
El bailarín caleño, Camilo Zamora, por cuarto año en el Sambódromo en Río de Janeiro

Zamora, quien ha sido además abanderado del Salsódromo de Cali, lució, al igual que los hombres de su carroza, un espectacular disfraz que representaba a Kronos, el dios del tiempo.

Especial para El País

Camilo Zamora, el bailarín abanderado y miembro del colectivo de vestuario de Delirio participó el martes, por tercer año consecutivo, en el Carnaval de Río de Janeiro, donde ha participado durante cuatro años.

Esta vez fue invitado por la Escuela de Samba Mocidade Independente de Padre Miguel, que hizo un homenaje a la manera en que transcurre el tiempo en la vida de las personas.

Zamora, quien ha sido además abanderado del Salsódromo de Cali, lució, al igual que los hombres de su carroza, un espectacular disfraz que representaba a Kronos, el dios del tiempo.

El caleño desfiló en la carroza ‘Abre alas’, en un lugar frontal y destacado al lado de la cantante brasileña Elza Soares, a quien la Escuela va a homenajear el próximo año.

Camilo Zamora, Bailarín caleño

Zamora, quien ha sido además abanderado del Salsódromo de Cali, lució, al igual que los hombres de su carroza, un espectacular disfraz que representaba a Kronos, el dios del tiempo.

Especial para El País

En 2016 Zamora desfiló con la Escuela Mangueira, que fue la ganadora ese año. “Este es mi cuarto año. He desfilado también con Vila Isabel, Império da Tijuca y con Mocidade. Este año Mocidade me invitó pagando ellos el vestido de fantasía, teniendo un puesto de honor”, aseguró el bailarín a El País.

“Para mí estar en el mejor carnaval del mundo, en el más grande, y ser el único representante de Cali y del Valle del Cauca, ascender durante cuatro años en los desfiles, logrando las mejores posiciones es como una graduación. El Salsódromo de Cali significa mucho para mí, me ha dado muchas oportunidades, pero el Sambódromo viene a ser la graduación. Mi escuela desfiló con 3200 componentes y hacemos un muy bello Salsódromo con 1200 artistas, una escuela de Brasil podría ser un Salsódromo en Cali. Yo estoy aprendiendo mucho. Las carrozas aquí son gigantescas. Las fantasías, que son los vestidos que la gente usa, son enormes. He aprendido mucho acerca de los puntajes. Lo que sigue es la purazao, donde los jurados revelan los puntajes y dan los seis finalistas, para desfilar el 9 de marzo y que se corone al campeón”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad