¡Llegó la hora! Chick Corea, uno de los 'titanes' del jazz, esta noche en Ajazzgo

¡Llegó la hora! Chick Corea, uno de los 'titanes' del jazz, esta noche en Ajazzgo

Septiembre 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¡Llegó la hora! Chick Corea, uno de los 'titanes' del jazz, esta noche en Ajazzgo

Con la agrupación Chick Corea & The Vigil, Corea quiso darle un aire nuevo y joven a su música. Sin duda lo logró. Corea sigue siendo un fenómeno del jazz en el mundo.

Charla con Chick Corea, invitado de Ajazzgo 2014, que hoy se presentará a las 8:00 p.m. junto a The Vigil, en el Teatro Municipal.

Ganar 19 veces el premio Grammy, ser uno de los artistas con el mayor número de nominaciones al gramófono dorado y mantener una carrera ejemplar durante cinco décadas son facetas del mismo nombre: Chick Corea.El pianista y compositor norteamericano que además se ha dado el lujo de grabar álbumes con artistas como Miles Davis, Bobby Mcferrin, Belá Fleck, entre otros, es el invitado de lujo a esta edición de Ajazzgo 2014 y hoy será su primer encuentro con el público caleño. En el escenario del Teatro Municipal Enrique Buenaventura lo acompañará The Vigil, agrupación integrada por Tim Garland (saxofón), Carlitos Del Puerto (bajo), Marcus Gilmore (tambores), Charles Altura (guitarra) y Luisito Quintero (percusión). Chick Corea, a quien llaman ‘Leyenda del jazz’ se distingue por ser un hombre sencillo, cálido, ávido de conocer y explorar cada país al que llega. “Sobre Cali no tengo más expectativas que ir con mi música y pasar un buen momento. El concierto hace parte de un largo tour que realizo por toda Suramérica. Y no he tenido mucho tiempo para estudiar sobre Cali, pero estoy ávido de que me enseñen la ciudad, su música y sus costumbres”, confesó Chick Corea a El País, durante una breve conversación mientras realizaba una escala en el aeropuerto de Sao Paulo, en Brasil. Sabe de Cali la fuerte influencia que tiene la salsa entre la gente, reconoce que sabe “bailar un poquito” porque la considera un género universal. Eso sí, a su música no le gusta clasificarla en un solo género. “No me gusta decir que es esto o aquello. Simplemente es música, con un buen ritmo que pueda seducir y gustar a los espectadores”. Con una sinceridad abrumadora, además de una gran humildad, solicita que también, a su paso por nuestro país “alguien asuma el reto de educarme en la música colombiana, prometo y apreciaría hacer algo con un artista colombiano. Pero reconozco que tengo 'cero' referencias de la música colombiana. Soy todo oídos a sus influencias, ritmos y propuestas”.Desde los 4 años, Chick Corea se familiarizó con el piano, “simplemente me gustó”; y desarrolló, también de chico, su gusto por la música clásica. “Nunca me he detenido a pensar por qué elegí el piano. La verdad no tengo una razón o una explicación para esa decisión de vida, siento mucho no poder satisfacer la curiosidad de la gente en ese sentido”. “De niño tuve una gran influencia de la música de Mozart y Beethoven, y aunque me gustan diferentes tipos y autores de música clásica, los temas de Mozart tienen una melodía y belleza particular, me gustan, además me siento muy cómodo al interpretarlos en el piano”, dice. Y agrega: “Tal vez yo no tenga muchas razones o explicaciones sobre muchas de las cosas que he hecho en mi vida y en mi carrera, tal vez no tenga muchas respuesta a los por qué que un periodista o una persona me formulan. En realidad, mi única preocupación es que la gente escuche mi música, venga a mis conciertos y disfrute de los músicos, de la propuesta y tenga un momento agradable”. Dentro de su universo, concibe como una parte esencial realizar las llamadas clases maestras. “Me gusta ayudar a la gente, especialmente a los músicos. Creo que esos diálogos nos ayudan a crecer a todos. Ese el mejor aporte que uno puede dar a otros”. Precisamente, en Bogotá, ofreció a inicios de semana el taller ‘Piensa Por Ti Mismo’, porque según Corea “esa es la mejor idea que cualquier persona puede tener y más en ámbitos como el de la música o el artístico porque nos permite el desarrollo de nuevas cosas y sin duda es la mejor habilidad que una persona pueda tener”.Del pianista también son célebres sus colaboraciones con figuras como Herbie Hancock, Joe Farrell, Miles Davis, entre otros, una decisión que él califica como “una demostración clara de que me gusta el trabajo de los otros”. La gran muestra de su genialidad, desprovista de cualquier aire de grandeza, se refleja cuando admite que así el público y los amantes de la música lo señalen como ‘La leyenda del jazz’, eso poco o nada le importa. “El mundo puede llamarme como quiera, así como también tiene la libertad de recordarme como lo desee”, concluye. Concierto imperdible es el de esta noche. Agéndese.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad