Catherine Siachoque habla de su 'oscuro deseo' y su vida con Miguel Varoni

Febrero 13, 2022 - 07:55 a. m. 2022-02-13 Por:
Por isabel peláez r.
Catherine Siachoque

,Catherine Siachoque interpretará a “Lys” en la segunda temporada de Oscuro Deseo

El País

Catherine Siachoque, la poderosa bailarina que atrajo a productores y directores de televisión en Colombia cuando cantaba y danzaba en famosos musicales, la que llevó al galán Miguel Varoni a parar su racha de conquistas y desear pasar el resto de su vida con ella desde que se cruzaron en Las Juanas; la villana de villanas de las telenovelas latinoamericanas, está provocando fantasías con su enigmático rol de la escritora Lys Antoine en la segunda temporada del thriller erótico de Netflix ‘Oscuro deseo’, uno de los más vistos en dicha plataforma.

Como Hilda Santana en la saga Sin Senos no Hay Paraíso, la bella actriz tuvo el reto de hacer de víctima en una serie donde primaban los villanos. Ahora es una misteriosa escritora, dueña de bajas pasiones, y pronto volverá al reino de la villanía para seguir conquistando a la audiencia del canal Telemundo.

A su paso por Colombia, donde acompaña a su esposo, quien se practicó unos procedimientos de rejuvenecimiento facial y corporal después de un agresivo covid, hablamos con ella.

En ‘Oscuro deseo’, la vida de Alma Solares (Maité Perroni), maestra de derecho, da
un gran giro, al enamorarse de Darío Guerra (Alejandro Speitzer), un hombre más joven que ella.

Lea además: El cirujano Alan González cuenta los detalles de las cirugías de Miguel Varoni

¿Qué esconde Lys psíquicamente?

Este sí que es un personaje complejo. No puedo adelantar mucho, porque está en streaming y la gente puede ver la serie en el momento que sea y hay cosas que no se descubren hasta el final. Toda la serie es de conflictos femeninos, de lo que le pasa a esta mujer cuando tiene esta obsesión con este muchacho y lo que le ocurre a otras.

¿Lidió alguna vez con una relación tóxica?

Amorosa no. Pero también hay amistades tóxicas y es esa gente que siempre tiene un problema, a uno le da pesar y sigue llevando la amistad por una cosa o por otra. Uno debe identificar cómo son las relaciones, y si se da cuenta de que le está haciendo daño, sea amorosa o no, hay que zafarse.

Lys siempre hace referencias literarias, a Rayuela, de Julio Cortázar, a obras de Oscar Wilde, a la mitología, ¿qué tánto le aportó a nivel personal?

"Sí hay un par de proyectos hablados para hacer en Colombia, aunque no tengo nada todavía definido,
pero puede ser. Vamos a ver qué pasa”

Fue una delicia. Yo nunca había tenido un personaje así. Hay un paralelo entre lo que ella se imagina y pasajes que están en Rayuela. Me enriqueció mucho a ese nivel y para construir el personaje; tiene unas escenas larguísimas hablando de Eros y Psique, que se conectan y están presentes a lo largo de la trama, me encanta que me haya tocado narrarlas. Fue muy bello.

Usted volvió a su faceta universitaria, ¿cómo ha sido el regreso a clases?

Ahí voy, poco a poco, vamos a ver en qué momento lograré terminar, no sé cuándo, algún día. Sigo estudiando, ahora no estoy tiempo completo, porque es muy difícil cuando estoy haciendo un proyecto. Pero sigo en mis clases, me conecto remoto, me toca a veces pedir permiso, hacer un huequito. No es fácil ser esposa, actriz, estudiante, porque las tres cosas requieren de mucha entrega.

Lea también: 'Historia de un duelo': Carolina Soto abre su corazón y habla sobre la muerte de su hermana

¿Qué carrera está haciendo?

Estudios internacionales, por ahora.

¡Y viene una nueva villana en La Mujer de mi Vida. ¿Qué puede adelantar?

No tenemos fecha de salida aún, pero la acabo de terminar, es la razón por la cual me corté el pelo. Puedo decirles que es completamente opuesta a Lys y aunque es una villana, tiene unos matices que me divierten mucho.

Interpretar a Hilda Santana, una víctima en la serie Sin Senos no hay Paraíso , luego de haber hecho tantas villanas, ¿cómo la retó actoralmente?

"De Miguel he aprendido todo, todo. Éramos muy jóvenes al conocernos y hemos ido creciendo juntos, a veces con errores, pero seguimos apoyándonos”.

Uno se debe a sus personajes, se tiene que entregar con todo, me ha tocado la fortuna de tener muy buenos libretos en mis manos y eso me permite saltar de un papel a otro y prestarles cosas diferentes de mí, hacerlos distintos. Cada uno requiere un trabajo y despojarse de algunas cosas. Con Hilda Santana fue complejo, porque en una historia donde todos son malos, la buena terminaba siendo la mala, pero en realidad era una víctima.

¿Qué le dice su esposo de sus escenas eróticas en Oscuro Deseo?

Le fascinan, le encantan, porque él es productor ejecutivo, él es director, es actor, si hubiera sido médico o trabajara en un banco le hubieran parecido más fuertes, pero él antes me apoya y cuando me ve con dudas acerca de algo, es el primero en decirme “vamos con todo. El personaje es así y si aceptaste hacer un thriller erótico, es así, nadie nunca mintió”. Y no es que no me di cuenta, no, no, no, yo sabía que tenía una carga fuerte de erotismo, se llama ‘Oscuro deseo’ y es acerca de una oscura obsesión. Es más, a veces las escenas se ven más fuertes de lo que uno las hizo, es la magia de la cámara, de la luz, las tomas. A veces yo digo “¿Ahhh? Eso no fue así”.

Lea también: James Rodríguez y Karol G, ¿son novios? Crecen rumores sobre su posible relación

¿En estos 25 años junto a Miguel Varoni, cuál ha sido la mayor crisis que han tenido como pareja?

Lo más difícil de una pareja es cuando uno está empezando por el tema de la adaptación, reconocerse, hacer ajustes, aceptar cosas, dejar pasar otras, sin perder uno su identidad. Por supuesto que durante 25 años hemos tenido crisis, momentos, pero el amor hace que uno salga adelante. Nos ha tocado estar en países distintos trabajando por largas temporadas. Cuando estuve haciendo la saga de Sin Senos No hay Paraíso, me tocó estar en Colombia casi cuatro años. Iba dos meses a casa, pero arrancábamos a grabar, iba un fin de semana y no estábamos todos los días juntos, que es para mí lo ideal.

¿La tecnología se convirtió en una aliada en esos momentos?

Es la vida misma y allí sí se produce una crisis cuando falla; diste en el punto, cuando uno está lejos y no tiene ni señal, ni wifi allí hay un gran drama. Está uno con este desasosiego, “pero por qué”. Es de las únicas veces cuando he estado desesperada en una grabación, al estar todo el día sin señal.

Con la enfermedad de Miguel, usted hizo las veces de enfermera, ¿tuvo miedo?, ¿de dónde sacó fuerzas?

Soy una mujer muy creyente. Y estoy absolutamente segura de que Dios puso su mano para que no me enfermara y pudiera cuidar a los demás.
Hoy contamos la historia diferente, hay vacunas y yo soy provacunas, sí creo en eso y estamos vacunados. Hace más de un año, estaban cerrados todos los países. Yo me angustié mucho. Pero hay momentos en los que si uno tiene que sacar la cabeza, la saca, es lo que nos enseñaron mamá y papá. Aún soy respetuosa del virus, así estemos vacunados. Hay gente que le ha ido perdiendo el respeto, yo tuve a todo el mundo enfermo con la primera ola y logramos sacarlos adelante, gracias a Dios.

Cuando Miguel decide operarse, al ver los efectos del covid en su rostro y su cuerpo, su extrema delgadez y flacidez, ¿qué le dice usted?

Le creo a la ciencia y si él se iba a sentir feliz, tiene que sentirse feliz hoy. Y es que sí perdió mucho peso y estaba con cara de viejito, no parecía él y ahora otra vez tiene cara de Miguel. Antes uno era “qué pasó”, no parecía él.

Y claro que me volvió a dar susto, someterse a una anestesia general y a una cirugía es complicado. Es importante buscar profesionales recomendados, confiables y esa tarea la habíamos hecho hacía muchos años. Nos vinimos a Colombia y hace más de diez días se operó. A uno le da susto porque no sabe cómo va a quedar, es una ansiedad grande, pero aunque está inflamado, cada vez está mejor. Él es demasiado divino, se merece todas las cosas buenas de la vida.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS