Aeropuerto El Dorado, ¿la escena del crimen?

Aeropuerto El Dorado, ¿la escena del crimen?

Enero 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País.
Aeropuerto El Dorado,  ¿la escena del crimen?

90 días duró la grabación de ‘Alerta Aeropuerto’. Durante 24 horas, 7 días a la semana, con 4 cámaras. 60 millones de hogares en América Latina verán la producción.

El canal NatGeo grabó la serie ‘Alerta Aeropuerto’, en El Dorado de Bogotá. Esta mostrará cómo los agentes de seguridad descubren a un criminal. El estreno será este miércoles. Hablamos con los directivos de la producción.

Se ha preguntado qué hay detrás de esa puerta por la cual los policías de seguridad del aeropuerto pasan, pero nadie más puede entrar?Lo que hay detrás de esa misteriosa puerta se lo mostrará ‘Alerta Aeropuerto’, la nueva producción de NatGeo, grabada en el Aeropuerto El Dorado de Bogotá, que se estrena el próximo miércoles por dicho canal. El País habló con Fernando Semenzato, Vicepresidente Senior y director creativo de Fox International Channels Latin America, quien contó las razones por las cuales no hay que perderse este show de seis capítulos.¿Cuál es el gran atractivo de ‘Alerta Aeropuerto’ para que nadie se lo pierda desde su primer capítulo?Que muestra lo que nadie hasta ahora había visto. Lo que hay detrás de la barrera de seguridad del Aeropuerto El Dorado, desde un papel migratorio hasta un tráfico de drogas, una persona que lleva algo que no tiene que llevar, gente que estaba consciente de que estaba cometiendo un crimen hasta otros que lo hicieron inconscientemente, personas a las que un tercero las puso en una situación específica para hacer algo ilegal sin saberlo. Ese es el atractivo mayor, el acceso que hay a ese rectángulo amarillo, que representa un archivo que tiene más de 125 años, y al que nos dejan acceder.¿Por qué escoger como escenario el Aeropuerto El Dorado?Nat Geo se caracteriza por entrar a lugares donde nadie más puede entrar. Me pareció muy interesante focalizarnos en lo que es el trabajo de la policía aeroportuaria, las situaciones que deben enfrentar día a día de tráfico de drogas, trata de personas y falsificación de documentos, entre otros. El Dorado es un aeropuerto que tiene un tráfico muy grande, más de dos millones de pasajeros transitan por él diariamente. Además, nos pareció que su estructura recién renovada era impecable para ser registrada por nuestras cámaras. Y nos acercamos a ellos, les gustó la idea, nos abrieron las puertas, el detrás de la seguridad aeroportuaria, así que no podíamos estar más felices, incluso ya estamos preparando la segunda temporada.¿Qué casos veremos en la serie?Tráfico de drogas, documentación falsa, cómo se entrena a los perros, cómo descubren compartimentos secretos en maletas y cómo detectan que ese líquido o polvo que está ahí es una droga. En el Aeropuerto El Dorado tienen un sistema que en menos de 15 segundos puede detectar si es cocaína o marihuana lo que están traficando. Si es así se transforma en un color específico. También veremos las distintas reacciones de la gente al ser descubierta. Gente que se queda quieta y tranquila y se entrega. Otra que empieza a llorar. Algunos niegan totalmente que lo hicieron. ¿Mientras grababan se presentaron casos insólitos, que no esperaban?Hubo un caso que me pareció terrible. Una persona viajaba con una maleta y su familiar le había vendido la maleta y esta tenía adentro droga y esta persona no lo sabía. Pero absolutamente todo es insólito. Desde los casos de gente que piensa que puede burlar a las autoridades con ciertos trucos hasta la experiencia increíble de la policía de detectar con una mirada quién es sospechoso; ver cómo los perros detectan rápidamente una anomalía, y casos simples como el de una señora que tiene una documentación mal hecha por su exmarido para salir con su hijo del país. Casos que demuestran el profesionalismo de la policía aeroportuaria, como el de una monja a la que deben requisar debido a casos anteriores de traficantes que se disfrazaban de religiosos para pasar droga, pero nos sorprendía el respeto, la caridad y el profesionalismo que tuvo la policía al revisarla a ella. Es sorprendente el profesionalismo con que manejan las cosas, pero también la frialdad que a veces debe asumir, para interrogar al sospechoso. Me quito el sombrero por su profesionalismo.¿Cuáles fueron los retos que tuvo la producción para no ser tan notoria y no frustrar una labor de captura?Las cámaras no estaban escondidas. Cada persona que estaba ahí sabía que la estaban grabando. Otras no quisieron ser grabadas y las grabamos, pero borramos sus caras, para que no sean identificadas. No creo que la cámara haya agregado más tensión, la tensión estaba de por sí presente por lo que acontecía. Hay casos que son terribles de ver, por las cosas que cuenta cada persona al verse descubierta.¿Hubo alguna limitación de espacio para la producción? ¿Hasta qué punto podían llegar con las cámaras?Nos dieron muchísima libertad para trabajar. Había lugares a los que no podíamos acceder por cuestiones de seguridad o de confidencialidad y lo entendimos perfectamente porque podía perjudicar el caso. Pero todo lo que se documentó es suficiente como para tener una visión muy clara del trabajo que hacen los agentes de seguridad de El Dorado. Fueron 90 días de grabación enteros. Hay 500 horas de material que usamos para editar solo seis shows. Hay mucho para ver.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad