Retos y juegos virales en redes sociales pueden ser riesgosos para los menores de edad

Cuidado con los retos y videojuegos que los menores de edad buscan en internet

Junio 11, 2019 - 11:12 a.m. Por:
Leidy Tatiana Oliveros Múnera, reportera de El País
Foto 'Momo'

‘Momo’ es una imagen perturbadora de una mujer-pájaro. Fue creada por un artista y estuvo expuesta en el 2016 en un museo en Japón. No es agradable para ninguna persona y causa miedo, especialmente, en los menores de edad.

Los retos, grupos cerrados en Facebook, chats de whatsapp y perfiles privados en Instagram, que estimulan a los niños (as) a agredir su cuerpo o los incitan a hacer bullying e imponen tendencias con  hashtag que tienen contenido violento, entre otros, siguen vigentes en el país.

Es por esto que, aunque no hay estudios que certifiquen que dichas actividades hayan cobrado vidas, han llamado la atención de expertos y papás.

De hecho, la recomendación de los especialistas es que los adultos no dejen solos a los niños mientras navegan en la web. Además, “cuando los padres encuentren una situación que puede ser nociva para sus hijos, es mejor ponerla en conocimiento de las autoridades. Lo pueden hacer a través de líneas como www.teprotejo.org, donde la información es enviada a la policía”, dice Viviana Quintero, psicóloga experta en protección a la niñez en línea.

Retos que incitan a la autolesión

En diferentes redes sociales se encuentran retos que exponen a los niños (as) y adolescentes a situaciones que tienen un riesgo inminente porque los incitan a atentar contra su integridad o con su vida misma. Algunos de ellos son:

-Dime quién es: De acuerdo con Nazly Borrero, especialista en seguridad informática, este juego consiste en que los niños y niñas de un salón de clase se toman fotos de sus partes íntimas, las cuales son publicadas aleatoriamente por el líder del salón en un grupo de whatsapp. El niño que adivine de qué compañero (a) es la parte íntima que aparece en la foto que se publicó, tienen derecho a tener relaciones sexuales con este (a).

“Hasta ahora se conoce que estudiantes de noveno grado de dos colegios de Cali: uno privado y otro público, estaban haciendo esta práctica. Se está investigando de dónde viene este juego, pero ha sido muy complicado”, afirma Borrero, CEO IT Service and Beratung.

-Momo 2.0: “Este tuvo fuerza por Youtube Kids. En videos infantiles de programas de televisión como Peppa Pig, Los Pitufos, Scooby Doo, aparece, a mitad de la reproducción, Momo, la imagen de una mujer gallina, dando instrucciones al niño de cómo hacerse daño. Por ejemplo, le dice: “ve a la cocina, agarra un cuchillo y te cortas la cara y si no lo haces, Momo vendrá por ti en la madrugada, cuando estés durmiendo”, explica Borrero.

Sin embargo, según comenta la psicóloga Viviana Quintero, Youtube y Youtube Kids han hecho rastreo del video e informan que no han encontrado un video infantil dentro de sus plataformas que incluya imágenes de Momo. “Esta es una cadena viral que utiliza el miedo para que los padres viralicen el video y así logra tener un mayor alcance”, precisa la especialista.

-Desaparece por 48 horas: consiste en que los niños (as) se tienen que desaparecer por dos días y “como los padres publican sus fotos en redes sociales, gana el que tenga más compartidos. La imagen de ‘se busca’ que se comparta menos en redes, se tiene que suicidar. En realidad no se desaparecen, solo cumplen un reto”, añade Borrero.

Videojuegos virales

Están en auge algunos videojuegos que se han convertido en virales por el voz a voz de los usuarios y por la publicidad que hacen de ellos algunos personajes o youtubers famosos.

Este es el caso de Fortnite, “un videojuego que ha acaparado la atención de los niños al punto de que se habla que Fortnite tiene más tiempo de atención de sus usuarios que incluso Netflix, que es una de las plataformas que registra mayor tiempo de atención”, dice Viviana Quintero.

La versión inicial de este juego era de zombies y se trataba de que los supervivientes tenían que cooperar para mantenerse a salvo de los muertos vivientes, quienes intentaban conquistar la tierra; en otra versión actualizada, el objetivo es ser el último que quede en pie.
“Este es un juego de batalla donde los niños tienen que cumplir ciertos retos y para eso deben secuestrar y matar”, precisa Nazly Borrero.

Sin embargo, hay personas que consideran que Fortnite sí tiene contenido violento, pero no es extremo, ya que los participantes tienen que atacarse unos a otros para conseguir objetivos, y por ello ha sido recomendado para mayores de 13 años.

Antes de que se hiciera viral Fornite estaba Minecraft, un juego en el que los niños deben crear sus propios mundos. “Si hay un niño que estuvo expuesto a violencia en otros videojuegos, va a crear un mundo lleno de violencia y el niño que entra a ese mundo, va a estar expuesto a contenido violento”, precisa Quintero.

Asimismo, aclara que si Minecraft es bien manejado, “se puede convertir en un plus para los menores en cuanto a pensamiento computacional y racionamiento estratégico. Podrían ser incluso útil y ayudarlos a desarrollar capacidades para el mundo digital”.

Grupos cerrados y perfiles privados

Los grupos cerrados se pueden crear en Facebook, Whatsapp, y en Instagram a través de perfiles privados. Para poder pertenecer a cualquiera de estos se requiere del aval de un administrador o usuario, que si son ciberdelincuentes, verifican que la solicitud que les llega sea un perfil de un menor de edad, es por esto que a los padres se les hace muy difícil ingresar ya que no los aceptan.

Legión Holk es uno de los grupos cerrados en Facebook que, aunque se creó hace varios meses, aún sigue vigente. Los participantes de este grupo están interesados en trolear a otros en internet por razones que van desde querer generar incomodidad o situaciones jocosas, hasta promover un lenguaje de odio o conductas autolesivas para menores de 18 años. A veces también imponen tendencias en las redes sociales utilizando un hashtag.

“El grupo nace en México con unos muchachos entre 14 y 20 años, que crearon tendencias que fomentaban el odio. Por ejemplo, una vez publicaron #QueMueranLasGordas y entre los usuarios que conformaban la comunidad hacían que se volviera tendencia, duraban horas y así se volvieron muy populares”, cuenta Mauricio Jaramillo Marín, director del portal Impacto TIC.

La recomendación es que los padres hablen con sus hijos de la existencia de estos grupos cerrados, que les comenten que son espacios que no son supervisados y que podrían correr riesgos tales como: robo de información, ciberacoso o extorsión por parte de los administradores o quienes están dentro del grupo.

“Cuando se les habla a los niños acerca de los riesgos a los que están expuestos, ellos empiezan a tener capacidad de emitir alertas tempranas relacionadas, por ejemplo, hablan con los papás si algo malo sucede, les incomoda o los asusta en Internet. Lo ideal sería que los niños no prefieran sumarse a grupos cerrados que implican un riesgo”, aconseja la especialista Viviana Quintero.

Consejos

Según el experto en TIC Mauricio Jaramillo Marín, los padres deben estar siempre alerta y acompañar a los menores en el uso de las redes sociales. “Los niños son muy hábiles, pero no tienen toda la formación, por eso no se deben dejar solos nunca en un entorno digital, así como no los dejan solos en un centro comercial, lo mismo debe ser en Internet”, asegura Jaramillo.

Por su parte, Viviana Quintero, recalca la importancia de que los padres puedan conversar con sus hijos sobre los riesgos a los que están expuestos en la web. “Muchas veces los niños por su nivel de desarrollo no saben o no son capaces de pensar cuando algo que ellos hacen los pone en riesgo”.

Igualmente, en las conversaciones los padres deben realizarles preguntas tales como: ¿cómo conociste el reto? ¿cuáles crees que son las intenciones de las personas que están promoviendo el reto? , así ellos pueden desarrollar una habilidad de pensamiento crítico que les permite tomar decisiones y buscar información antes de enfrentarse a un reto.

También es clave que los papás puedan inactivar la opción de ser etiquetados en sus redes sociales, de manera que no puedan ser nombrados en ningún publicación. “Facebook tiene un apartado específico para que las personas puedan eliminar o inactivar la opción de ser etiquetados en Internet, ya que los retos en la web funcionan a través de nominaciones o etiquetas, de esta forma se reduce la presión a los niños de tener que participar o no en un reto”, señala Quintero.

Finalmente, Alexandra Bernal, directora de contenido e investigaciones de Red PaPaz recomienda a los padres y cuidadores usar una herramienta llamada controles parentales, la cual les permite tener una ayuda para el control de tiempo y la restricción de contenidos inapropiados.

Esta herramienta se puede encontrar en Google de manera gratuita.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad