Escuchar este artículo

Alternancia académica: continúa el debate por regreso a clases presenciales el 1 de agosto

Junio 28, 2020 - 04:37 p. m. Por:
Redacción de El País

Algunos padres expresan no estar 100% seguros de enviar a los niño al colegio, pero dicen que se ven obligados a hacerlo porque sus jornadas laborales empezaron ya y no hay quien los cuide.

Foto: Pixabay

Desde esta semana una nueva directriz por parte del Ministerio de Educación da más claridad frente al retorno a los colegios, con clases de alternancia, a partir del 1 de agosto. Según María Victoria Angulo, ministra de la cartera, “el regreso a clases presenciales solo aplicará para los estudiantes de grados 10 y 11, en lugares donde se evidencie que existen las condiciones óptimas para llevar a cabo este ejercicio”.

Hoy, a casi un mes de la reactivación de las clases presenciales aún se debate sobre qué tan factible y seguro es volver a las aulas. Docentes y padres afirman que se deben analizar varios factores como: ¿De dónde saldrán los recursos para la compra de elementos de bioseguridad? ¿Cuáles son los protocolos a aplicar? Y lo que más preocupa a la población de maestros mayores de 60 años es la vulnerabilidad que tienen frente al virus. “¿Estaremos seguros?”, se preguntan.

“Necesitamos garantías”

Para el presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle (Sutev), Guillermo Ordóñez, “se necesita que se garanticen los entornos físicos y los elementos de bioseguridad para que las instituciones educativas no se conviertan en foco de la pandemia”.

El sindicalista rechazó las medidas de financiamiento que el Ministerio dispuso para garantizar la bioseguridad. “Bajo la directiva ministerial 11 y 12, el Estado delegó su responsabilidad a los entes territoriales certificados y a los Secretarios de Educación las funciones de garantizar la bioseguridad, esto quiere decir que los colegios deben asumir el costo de mantener y garantizar estos entornos. Lo cual es incongruente, pues el Gobierno es el que tiene el dinero, bajo el estado de emergencia sanitaria y económica”.

El sindicalista argumentó que hace dos semanas el Ministerio de Educación sacó una nueva reglamentación en la que expresa que va a otorgar a las instituciones $40.000 por cada estudiante a lo largo del año lectivo. “Imagínese todos los elementos de bioseguridad que se deben adquirir, es imposible que esa plata alcance”, afirmó.

“No hay recursos físicos”

Luz Adriana Giraldo, rectora del Liceo Departamental, afirmó que el mayor temor de volver a las aulas ha sido por parte de la planta educativa. “Es muy complicado, por la edad de los docentes, pues algunos tienen enfermedades preexistentes, eso es lo que nos detiene”, dijo.

Lea también: Asodisvalle se reinventa en la cuarentena con clases virtuales

La rectora explica que las aulas educativas del liceo son para grupos de entre 30 y 40 estudiantes, “sabemos que no todos volverán al mismo tiempo pues tenemos claro el tema de la alternancia, pero a 32 días de volver aun no se sabe nada de los protocolos y no tenemos los recursos físicos y económicos”, enfatizó.

“Nos estamos preparando”

Algunos colegios privados expresan que desde ya se están preparando para el regreso de sus estudiantes. Uno de ellos es el Colegio Bilingüe Diana Oese. “Para nosotros son muy importantes tanto los lineamientos del Gobierno Nacional como las opiniones de los padres. Sin embargo, desde ya estamos organizando los protocolos de bioseguridad que se han ordenado. En esta medida y debido a las preocupaciones, estamos contemplando tener clases virtuales para los estudiantes cuyos padres no deseen que sus hijos retornen”, expresó Diana Oese, coordinadora administrativa.

El Colegio Diana Oese, por ser calendario B iniciará las clases el primero de septiembre, un mes después. “Esto nos da un mes a favor para reconocer si la pandemia afectará a los colegios”, enfatizó la coordinadora.

En esta misma medida, Germán Nieto, rector del Colegio La Arboleda, afirma que la institución y la planta de docente están listos.

“Para nosotros es muy importante seguirles brindando los espacios de socialización y desarrollo humano que se brindan en la institución, es por ello que nos estamos adelantando un poco a los lineamientos del Gobierno y estamos consultado con una empresa de bioseguridad para tener listos los protocolos necesarios. Los docentes me han expresado que ya se sienten motivados y seguros para volver a la institución”, expresó Nieto.

Qué dicen los estudiantes

Natasha Alice Tabary Martínez, estudiante de octavo grado en el colegio Liceo Francés, comenta que le gustaría “seguir en las clases virtuales como actualmente lo estamos haciendo, por la situación que hoy vivimos. Creo que no es seguro volver porque muchos colegios no tienen aún el protocolo de seguridad. Me gusta más estudiar en casa porque me queda más tiempo para hacer los deberes. Estando en casa también me concentro más, pues el ruido de mis compañeros en ocasiones me distrae”, expresó la joven.

Entre tanto, Miguel Ángel Vernaza Riascos, estudiante del grado 11 de la Institución Educativa Santo Tomás, está de acuerdo con volver a las clases presenciales, “porque así uno puede prestar más atención, compartir con los compañeros el pensamiento de cada uno, y es más fácil resolver inquietudes escolares con los profesores. También, hay más actividades que uno puede aprender de una manera distinta. Además, hay compañeros que no tienen las herramientas para cumplir las actividades como wifi, celulares o computadores”.

La alternancia educativa

William Rodríguez, secretario de Educación Municipal (E)
“Es claro que el 100 % de los estudiantes no volverán de inmediato a las aulas. Hay un elemento muy importante para entender que es la alternancia, esto significa que no van a llegar el primero de agosto el 100 % de estudiantes y docentes a clase.

La alternancia en las aulas educativas busca equilibrar la presencialidad para orientar todo lo que se produce en casa.

Sin embargo, lo que más me preocupa actualmente son los tiempos contractuales, debido a que estamos justo en los límites del retorno a clases. Por otro lado, el Ministerio en la directiva número 11 dice que los recursos que se utilizarán para todos los elementos de bioseguridad se obtendrán del 20% de los gastos administrativos del nivel central, esto quiere decir que de los $59.000 millones que se gira para nómina y gastos variables en Cali, se sacará ese porcentaje para invertir en enfrentar el Covid-19. Aunque no hay claridad en la cifra exacta, hay una luz para saber de dónde saldrán los recursos. Este cálculo se realizará con el histórico de los últimos 5 años, sin tener en cuenta que Cali pasó de 78 servidores públicos administrativos a 138, de acuerdo a la última convocatoria de servidores públicos, esto quiere decir que la nómina subirá en un 30%.

Entonces, ¿de dónde finalmente vamos a sacar el dinero?”.

Cifras

“El 23,2 % de los docentes, es decir, 1378, son mayores de 60 años; los coordinadores ocupan el 32.9 %, los rectores el 40.7% y los administrativos el 21.9 %, eso de una media del 27 % en la planta educativa del Municipio que sobrepasa los años”, explica William Rodríguez, secretario de Educación (E).

Aclaración: El País se permite indicar que por un error involuntario, esta nota tenía un pie de foto que mencionaba a cuatro colegios de la ciudad con información que no corresponde a esta noticia. Entre ellos se mencionó al Colegio Hispanoamericano, sobre el cual nos permitimos aclarar que  este colegio sí iniciará clases bajo los modelos indicados por el Gobierno Nacional a partir del mes de septiembre, incluyendo la presencialidad. Ofrecemos excusas a nuestra audiencia por la afectación que este error pudo ocasionar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS