"El frenazo de la economía puede golpear al campo”: Jorge Bedoya, presidente de la SAC

Escuchar este artículo

"El frenazo de la economía puede golpear al campo”: Jorge Bedoya, presidente de la SAC

Abril 05, 2020 - 11:30 p. m. Por:
Francy Elena Chagüendo Azcárate, reportera de El País

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC)

Colprensa

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Jorge Enrique Bedoya, aseguró que se deben tomar medidas de apoyo al agro colombiano para evitar poner en riesgo la seguridad alimentaria del país.

¿Cuál es la situación actual del sector agropecuario colombiano?

Lo primero que tengo que decir es que el sector agropecuario, y los millones de colombianos que trabajan en el campo, son los que están garantizando que lleguen los alimentos a los hogares.

Lo segundo, es que a pesar de eso estamos viendo que se empieza a deteriorar el ingreso de los productores y lo vemos en diferentes subsectores tales como: papa, cebolla, lechuga, ajo, frutas, todos comienzan a experimentar una baja en sus ingresos porque hay una contracción en el consumo de las familias.

¿De qué manera se está afectando el consumo?

Esto se presenta por varios motivos. La primera es que el canal institucional no está funcionando, por obvias razones porque lo primero es la salud, en ese canal están hoteles, restaurantes y casinos. Pero tampoco funcionan las universidades colegios, los ‘corrientazos,’ asaderos de pollo y muchos otros establecimientos. En ellos trabaja mucha gente que demandaba productos a los cultivadores.

Por ejemplo, en el caso del cerdo me comunicaron que tienen caídas del 40% en ventas y algo similar le pasa a los productores de pollo, y ni que decir lo que pasa con los que cultivan perecederos.

¿Por qué caen los precios para los productores, cuando el consumidor en general está pagando más plata por los alimentos?

Cuando empezó la cuarentena la gente salió y compró y algunos acapararon y ahora en la mayoría de las plazas mayoristas los precios han venido cayendo, inclusive intermediarios tuvieron que devolverse con sus camiones, porque ahora la gente no tienen la misma frecuencia de compra.

Todo esto es relevante porque hacia atrás, lo que se está generando es un menor ingreso para el productor y este panorama afectará las decisiones futuras del sector.

¿Cómo cuáles?

En los productos agrícolas y pecuarios se afectarán las decisiones de inversión para las siembras y cosechas que van a salir en el segundo semestre del año. Muchos de nuestros cultivos son de ciclo corto y la gente empieza a pensar, si el consumo se ha caído tanto y perdí plata porque la cosecha no se vendió o los precios se fueron al piso, para qué voy a sembrar en el semestre entrante.

No quiere decir esto que habrá desabastecimiento pero, si la situación se mantiene, seguramente habrá una menor oferta de alimentos, ajustada a las condiciones de una demanda restringida. Si hay una cuarentena más prolongada por el Covid-19, la gente seguirá en la casa con el riesgo de que no tengan ingresos.

Los ganadores en este caso son los productores de arroz, huevo, los comercializadores de enlatados porque la gente se enfoca en ellos.

¿A qué otras problemáticas se enfrentan?

Sectores relevantes como etanol y palma de aceite tienen problemas. Como se bajó el consumo de combustible porque la economía está prácticamente parada, se usa menos etanol y gasolina. Este mercado está muy afectado además por las crecientes importaciones de EE.UU.

La industria de etanol está al borde de copar su capacidad de almacenamiento y eso tendrá un efecto dominó hacia atrás que puede afectar el negocio de la caña y del azúcar.

El Gobierno tiene que tomar medidas en ese frente. Y en el caso de la palma de aceite sucede lo mismo porque esta se usa para la producción de biodiesel, se están quedando sin donde almacenar.

Es decir que el agro también sufre la cuarentena...

Si bien es el sector que está funcionando y garantizando la seguridad alimentaria del país, el frenazo de la economía puede complicar mucho la vida para los productores del campo.

¿De seguir la cuarentena qué pasará?

No sabemos que pasará el 13 de abril, día en que termina la cuarentena, pero lo que podría suceder es que el sector quede muy lesionado y afectado, porque por más que siga el esfuerzo de los productores día a día, hay problemas de consumo. De que sirve que tengamos una buena oferta si el consumo no existe.

La gente está viendo cómo se reinventa, la distribución en los domicilios ayuda, las plataformas digitales también, pero esa no es la mayor porción del mercado.

¿Cómo reactivar el consumo cuando posiblemente se extienda la cuarentena?

Lo primero es la salud y habría que esperar las decisiones que está pensando el Presidente. Se supone que hasta mayo se vivirá el pico del coronavirus, según los expertos.

Habría que ver cómo se ajusta la posibilidad de que algunos sectores salgan a producir, por ejemplo, la construcción que ocupa a 1,5 millones de personas.

También hay que estudiar las oportunidades, porque después de una situación tan crítica como esta, se le pueden abrir paso a las exportaciones agropecuarias.

¿Qué le están pidiendo al Gobierno Nacional?

Que se active el mecanismo de compras públicas a nivel nacional, local y regional, sin intermediarios, que lleguen directamente a los productores. Por ejemplo, los cultivadores de pera de Boyacá, que entre abril y mayo sacarán 8000 toneladas, no tienen a quién venderle porque el consumo bajó. Entonces la situación se complicará mucho si se mantiene esta cuarentena, sabemos que primero la vida, pero el Gobierno tiene que ser consciente de que hay que proveer soluciones estructurales para el sector. En una pandemia de estas no podemos pensar en que la seguridad alimentaria se pueda poner en juego.

Los sectores afiliados a la SAC han planteado diferentes alternativas, en el caso de etanol, que se haga control estricto a las importaciones, no debería entrar etanol de Estados Unidos ni aceite de palma del Ecuador.
En caso del sector pecuario, que la Dian devuelva el IVA más rápido a los productores, eso les aliviaría el flujo de caja a las empresas.

En el caso de los cultivos de ciclo corto, el Gobierno está trabajando en la forma de reducir el costo de fertilizantes, pues estos pueden pesar el 40 % de los costos de producción de un agricultor.

También hemos evaluado sobre la posibilidad de tener centros de acopio y almacenamiento, pero en el caso de los perecederos es muy difícil sino se venden, se dañan.

Expresó usted una preocupación por el listado de precios que el Gobierno sacará para evitar la especulación

Le dijimos al Ministro de Agricultura que miremos muy bien cuál es la lista sobre la cual se fijarán precios, porque si bien hay que castigar con toda la fuerza a los especuladores, no vayamos a terminar haciendo es facilitar a los intermediarios que mantengan sus márgenes y que salga clavado el productor agropecuario.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS