Caleños comienzan a sentir la caída en precios de los alimentos

Caleños comienzan a sentir la caída en precios de los alimentos

Septiembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Caleños comienzan a sentir la caída en precios de los alimentos

En algunas plazas de mercado como la de Alameda en Cali la oferta de todo tipo de productos del campo es evidente.

Productos de primera necesidad como la papa y la cebolla, que tuvieron alzas importantes durante el paro camionero, se consiguen más baratos.

Aunque en algunos hogares hay escepticismo frente a los datos oficiales sobre la variación de los precios de la canasta familiar,  muchos caleños han confirmado que los alimentos sí están bajando de precio, como anunció el Dane el lunes. 

En las diferentes  tiendas y mercados se siente un ambiente diferente y es el de la abundancia de productos y con ello los bajos costos.  

Lea también: La inflación comenzó a ceder en Cali y el país tras varios meses de espiral alcista

Así lo ha comprobado Dorís García, una caleña que semanalmente hace mercado y quien no duda en decir que la caída en los precios es evidente, en especial los esenciales de la canasta familiar como la papa y la cebolla, que tuvieron alzas importantes durante el paro camionero.

“Los alimentos están más económicos, por ejemplo, la libra de papa se consigue hasta en $ 370, el tomate a $ 700, la cebolla cabezona hasta $ 900 y la arveja está a $2200”, dijo la ama de casa.

Inclusive, en los mercados mayoristas como la plaza de mercado de Alameda hay productos aún más económicos; es el caso de la cebolla cabezona blanca que ayer se vendía a $600 la libra.

[[nid:574261;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/alimentos_grafico.jpg;full;{}]]

Jhon Castaño, un concesionario de esta plaza, dijo que este producto en época de paro llegó a estar en $2200 la libra.  “La buena oferta ha hecho que los precios bajen y las  amas de casa, en estas condiciones, compran para una semana o para quince días”, afirmó.

Estima que en algunos alimentos básicos la reducción de los  precios ha sido hasta del 75 % frente a lo que se registró hace mes y medio con el paro camionero.  “Eso es beneficioso para todos  los consumidores”, agregó.

El Dane confirmó que en agosto se redujeron las cotizaciones mayoristas de las verduras y hortalizas, las frutas frescas, los tubérculos, raíces y plátanos, los cereales, los lácteos y huevos y los procesados. Solo se incrementaron los precios de las carnes y los pescados. 

“Se aumentó la producción de arveja en Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Norte de Santander y Nariño.  En agosto descendieron los precios de la mora de Castilla, el lulo, la guayaba pera, la granadilla y el maracuyá”, dijo la entidad en un comunicado.

En Cali el precio de la libra de arveja superó los $ 4000 hace más de un mes y este martes se vendía en  $ 2200 en tiendas de barrio.  Lo mismo la papa amarilla que pasó de $ 2800 a $ 700 la libra.

Pese a la reducción de los precios de los alimentos en agosto pasado, en  la ciudad de Cali la inflación de este grupo  va en  8,26 %, en lo corrido del año. 

Perspectiva

Según analistas de Bancolombia, la baja en los precios de los alimentos en Cali (-2,43 %) y en el país (-1,54 %)  fue mucho mayor a la prevista, por lo que creen que estos datos representan el punto de quiebre, a partir del cual la inflación continuará bajando  en lo que queda del año. 

Sin embargo,  otros expertos dicen que  hay otras variables, fuera de alimentos, que aún preocupan. 

Según analista del Bbva, los servicios públicos y los combustibles, presentaron una ligera alza  que pueden afectar los indicadores. 

“También el incremento en los arriendos siguió acelerándose en términos anuales. Creemos que estos indicadores seguirán cayendo, pero no a un ritmo acelerado, debido a los cuellos de botella que se ve en el sector industrial”. 

Sobre la variación de los precios de los alimentos, dijeron los expertos del Bbva, que “seguirán descendiendo, gracias a las correcciones adicionales que vemos en la inflación del grupo de productos perecederos y algunos cereales. Sin embargo, su descenso no será tan rápido, por los incrementos que vemos en el las carnes y su impacto en el precio de las comidas en restaurantes”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad