“Si ejecutamos el plan de acción, el Deportivo Cali no va a llegar a la quiebra”: Marco Caicedo

Julio 02, 2022 - 10:02 p. m. 2022-07-02 Por:
César Polanía, Editor de Afición
Marco Caicedo

Marco Caicedo, presidente del Deportivo Cali.

Colprensa - El País

A pesar de la crítica situación financiera del Deportivo Cali, su presidente, Marco Caicedo, es optimista frente al futuro inmediato del club y argumenta que la institución no va a entrar en quiebra, como lo aseguran los rumores callejeros y las redes sociales.

Según Caicedo, el plan de acción que ha diseñado le permitió ya tener unos ahorros y bajar la deuda a 91.500 millones de pesos, y espera que el panorama siga mejorando.

En diálogo con El País, el dirigente se refirió al tema financiero, la salida del técnico Rafael Dudamel, su reemplazo y los refuerzos de cara al segundo semestre.

La situación del Cali es muy compleja en todos los aspectos, pero hay una parte que preocupa mucho y es la financiera. ¿Cuál es la realidad en ese sentido?
Lo primero que hay que hacer es un balance general en dos aspectos fundamentales de la institución que son el financiero y el deportivo. El año pasado tuvimos un ejercicio deportivo exitoso, con dos títulos, uno masculino y uno femenino. Eso, en yuxtaposición a un ejercicio financiero muy negativo, con unas pérdidas importantes, que nos llevaron a un mayor endeudamiento. Eso tiene una causa y un raciocinio principal y fundamentado en un entorno postpandémico de un deterioro absoluto en el rubro más importante de esta industria que es el ingreso de la venta de derechos federativos.
No pudimos generar los ingresos para mantener la operación. Este año se ve algo distinto, es decir, contrario al año pasado. Vivimos, en lo deportivo, un semestre desastroso, aunque aún no termina, porque seguimos en competencia en la Copa Suramericana, pero hemos tenido un ejercicio financiero por lo menos balanceado. Hemos logrado disminuir la deuda en 1500 millones de pesos.

¿Cuál es el endeudamiento real del equipo hoy?
Es de 91.500 millones de pesos. En el cierre fiscal pasado estuvimos en 93.000 millones y hoy estamos 1500 millones por debajo de ese endeudamiento.

¿Ese endeudamiento tan alto tiene en riesgo la institución o es algo que se puede solventar?
Es algo que amerita tomar acciones con una reingeniería y una restructuración en los costos y gastos de la operación, y también en lo que se denomina un reperfilamiento de la deuda. En la medida en que uno logra balancear los flujos, la operación para asumir la deuda con una estructura adecuada, es decir, en términos de condiciones y plazos, logra ser viable. Hay un parte de tranquilidad en el sentido que el sector financiero está con nosotros, es decir, está confiando porque obedece a unos pensamientos racionales, no emocionales. En ese orden de ideas, lo que tenemos que hacer es actuar sobre los dos ejes, hacer una estructura adecuada a la generación de ingresos, y hacer una estructura de deuda adecuada a ese cambio de acción. Eso no se hace de la noche a la mañana, para eso necesitamos ser rigurosos, disciplinados y tener un plan de acción como lo estamos haciendo.

¿Qué viene hacia adelante para seguir disminuyendo la deuda?
A mayo 31 estamos en un punto de equilibrio. Redujimos deuda. Ya hay unos ahorros significativos en el costo de la nómina y encima de eso hemos tocado la puerta de los patrocinadores, que también nos están dando su apoyo, y hemos mejorado el perfil de ingresos en una cuantía importante; y tenemos que seguir en ese plan, aquí no hay mecenas, no hay pócimas mágicas, aquí hay que ser inteligentes y tomar decisiones educadas y racionales. Lo que no podemos es caer en el juego de la desinformación, en esa zozobra que genera la era digital, donde abundan las ‘fake news’, que solo terminan dañando el ambiente para nosotros poder planificar y funcionar con tranquilidad en este reto de enderezar el camino.

dudamel

Rafael Dudamel se despidió de los jugadores del Deportivo Cali.

Foto: Natalia Galvis.

¿Su reto, como presidente, es sanear la deuda en cuánto tiempo?
Tenemos un presupuesto que, si lo cumplimos, a pesar de algunos inciertos, como el mercado de transferencias y la obligatoriedad de una venta del terreno de Pance 2, reduciremos la deuda entre 15 y 20 mil millones de pesos. Si los inciertos no se dan, va a ser difícil bajar el endeudamiento, pero lo que sí como propósito fundamental tenemos, es restructurar internamente la operación y el perfil de la deuda.

¿Están considerando en el presupuesto un inversionista?
Esa es una posibilidad a mediano o largo plazos paralelamente, pero ahora nos atañe afrontar la realidad del momento, y yo tengo como propósito, y quedaría tranquilo, restructurar y reperfilar el endeudamiento para dejar el club en una posición de viabilidad.

Hay quienes dicen que la institución va a quedar en quiebra…
Si logramos, como lo estamos haciendo, ejecutar el plan de acción, no vamos a llegar a la quiebra. Lo que no podemos permitir es que entes e intereses externos afecten la capacidad de nosotros gestionar.

¿Cuál es el lote Pance 2 para la venta?
Es un lote contiguo a un proyecto de la Alcaldía, que se llama Ecoparque del Turismo, donde el Municipio decretó en bien de uso público un terreno de unos 254 mil metros cuadrados y estamos en esa negociación, prácticamente en un tire y afloje, porque no podemos causar un detrimento patrimonial, soltando un lote que si bien va a ser de uso público, tiene que haber un equilibrio económico para ejecutar esa transacción.

¿El título de Liga, la participación en Copa Libertadores y la venta de jugadores no han aliviado la deuda?
Para este semestre, el título nos permitió alcanzar ese punto de equilibrio al cual aludía al principio de la entrevista, y tenemos dentro del presupuesto otros ingresos. Este presupuesto es muy conservador, no estamos hablando de unas deudas gigantescas, creemos que lo vamos a poder ejecutar.

Cali tiene competencia por Copa Suramericana el miércoles en Arequipa y en ocho días comienza la Liga, pero sin técnico nombrado por ahora, en reemplazo de Dudamel. ¿Cómo ve este segundo semestre?
Hay que tener tranquilidad y pensar con cabeza fría. Los ciclos en el fútbol son naturales, los resultados son los que determinan la continuidad o no de un proceso. Le doy las gracias a Dudamel porque nos puso en la gloria con un título, pero es parte del fútbol, los resultados determinan el destino de los procesos, y llegamos a un punto de quiebre que nos obliga a tomar de manera consensuada una decisión que es dura. Hay que mirar hacia adelante con optimismo.

¿Ya tienen un técnico visto?
Hay que mirar con responsabilidad financiera ese tema, buscando un técnico que se ajuste al ADN del equipo. Hay candidatos, hay hojas de vida, pero no me atrevo a dar nombres. Es muy prematuro. Estamos evaluando bajo los criterios de su adecuación a la situación del club, y en esto es importante el manejo de la cantera. Es decir, que se ajuste a nuestra capacidad financiera.

¿Fueron los resultados realmente los que sacaron a Dudamel o fue el tema de la contratación del jugador Ítalo Montaño sin su consentimiento?
No podemos atribuirle esto a un factor específico o decir que fue ese tema el que rebosó la copa; simplemente estábamos en la tarea de reforzar el equipo en ciertas posiciones en medio de nuestras limitaciones económicas, como lo hicimos con Germán Mera y Kevin Salazar, y vimos en Ítalo Montaño una oportunidad.

Pero Montaño no pasó los exámenes médicos. Y el Cali se quedó sin Dudamel y sin este jugador…
Sí, infortunadamente el jugador presenta un sobrepeso y para ponerlo a punto había que someterlo a un plan de unas seis semanas.

En Arequipa dirigirá Ítalo Cervino…
Sí, es un hombre de la casa que ha recibido el equipo, tendrá en la preparación física a Mauricio Guzmán y como asistente técnico a Daniel Collazos.

¿Fue cuestión de técnico el fracaso del Cali en el semestre?
Tuvimos un título que nos encandiló y luego ha costado poner el equipo otra vez a punto. Hay jugadores que han tardado en consolidarse. Hicimos una Copa Libertadores digna y quedamos eliminados por errores puntuales. El equipo está en capacidad de rendir y competir, confiamos en el talento que tenemos y hay que recogernos de la zozobra, la baja moral y salir adelante.

El Cali necesita gol…
No pudimos traer a Dayro Moreno, a pesar del apoyo y patrocinio de algunas firmas que querían poner unos recursos para ese efecto. Como no se dio, esos patrocinadores han retirado su apoyo y eso nos deja sin posibilidades financieras. Este grupo está en capacidad de competir como está.

¿Quedó bien la relación entre Dudamel y usted?
Somos amigos, estoy eternamente agradecido con él. Es un gran profesional. Esto no es un adiós, sino un hasta luego, esto es fútbol.

Se dice que el esquipo está roto por dentro, que hay divisiones…
No, no creo que esa sea una realidad. Obviamente en un estado de malos resultados hay zozobra, fricciones, pero es solo darle la vuelta en un par de partidos y volvemos a la senda del triunfo.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS