Deportivo Cali empató con Tolima y se quedó afuera de la Copa Suramericana

Escuchar este artículo

Deportivo Cali empató con Tolima y se quedó afuera de la Copa Suramericana

Abril 06, 2021 - 09:22 p. m. Por:
Redacción de El País 
Deportivo Cali y Tolima

Imagen de un partido de Copa Suramericana entre Deportivo Cali y Tolima.

Foto: AFP

Los equipos de fútbol también tienen amores imposibles. Y el del Deportivo Cali es la Copa Suramericana.

Este martes, entre el eco de los gritos y los gestos de impotencia del técnico Alfredo Arias —a veces con los brazos en la cintura y en una que otra ocasión lanzando alguna patada al vacío—, los azucareros volvieron a tener una despedida temprana del certamen continental, siendo eliminados por un Tolima que no se esforzó demasiado para sacar el 0-0 que lo puso en la próxima fase.

La serie por la primera ronda de la Copa estaba casi sentenciada. Los pijaos habían ganado 3-0 en el Murillo Toro y era justamente el equipo caleño el que tenía que hacer el gasto en Palmaseca para buscar la épica. Pero ni siquiera fue capaz de coquetear con ella.

Con siete canteranos en cancha desde el primer tiempo (Marsiglia, Caicedo, Velasco, Valencia, Balanta, Arce y Tolosa), la idea de Arias fue seguramente darle frescura a la nómina y buscar esa rebeldía característica de los jóvenes que buscan despuntar.

Sin embargo, el equipo en esos primeros minutos se vio falto de peso, con un sistema colapsado por su exceso de juego por el centro, con un Tolosa irresoluto y un Marco Pérez que debió sentirse tan solitario como si hubiera estado viendo el partido desde la gradería.

A los 33 minutos, un remate de Juan Camilo Angulo que se desvió en un rival y terminó besando el palo se convirtió en la única llegada de peligro del Cali en la primera mitad.

Respondería a los 42 el conjunto visitante con un disparo del habilidoso Jaminton que salvó el arquero uruguayo De Amores.

En la etapa complementaria, Arias movió el equipo y mandó a la cancha al uruguayo Gastón Rodríguez —que venía de convertir un doblete por la Liga frente a Equidad— a un chico de apellido de Ramírez que ha mostrado cosas interesantes y a Jhon Vásquez, que volvió de una lesión.

Con esos ingresos, el Cali ganó un poco más de asociación con respecto al primer tiempo, pero no pudo traducir eso en oportunidades de peligro porque el Tolima estaba muy bien parado y porque la imaginación fue la gran ausencia de la escuadra verdiblanca este martes.

El que sí llegó con riesgo fue el Tolima, que reaccionó a la posesión caleña al 66 con un remate cruzado de Campaz —el jugador más calidoso del partido— que se estrelló en el palo.

Estuvo cerca de descontar en la serie el equipo azucarero al minuto 69, cuando el central Eduar Caicedo contó con dos opciones para marcar, pero sin poder concretar.

Los minutos finales fueron un constante bucle de lo que se vivió a lo largo de todo el juego: una escuadra local con tenencia de balón que no tuvo la luz necesaria para saber qué hacer con él, chocando incesantemente con el bloque defensivo de un visitante ordenado y que seguramente se sentía clasificado desde antes del inicio del partido, no solo por el marcador de la ida, sino también por la solidez de su planteamiento.

Discreto y con un fútbol apagado, Cali completó una nueva eliminación en un torneo en el que ha participado diez veces en los últimos quince años sin dejar ningún suceso que valga la pena recordar.

Las participaciones caleñas en la Suramericana se asemejan a los intentos fallidos de un corazón rasgado que se sigue aferrando a un amor imposible.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS