"El 'florero de llorente' es la televisión": Marco Caicedo, presidente del Deportivo Cali

Escuchar este artículo

"El 'florero de llorente' es la televisión": Marco Caicedo, presidente del Deportivo Cali

Julio 18, 2020 - 12:05 a. m. Por:
César Polanía - Editor de Afición

Marco Caicedo, presidente del Deportivo Cali.

Colprensa - El País

La posición del presidente del Deportivo Cali, Marco Caicedo, se mantiene. El martes le quitó el apoyo a Jorge Enrique Vélez en la presidencia de la Dimayor y este viernes se negó a hacer parte de una ‘jugada’ que lideran los llamados ‘grandes’ como Nacional, América y Millonarios, consistente en la creación de una liga aparte a la que hoy existe, en respuesta a los desacuerdos que hay.

Cuando se esperaba la inminente salida de Vélez de la Dimayor por múltiples cuestionamientos a su gestión, los 16 clubes que lo apoyan (los otros 20 están en su contra) se reunieron con el presidente de la entidad rectora del torneo colombiano y lanzaron la polémica propuesta, argumentando que los equipos grandes merecen una distribución distinta de los recursos y que invitarían al Cali y a Santa Fe —que hacen oposición— a integrar la iniciativa. El País habló con la máxima cabeza del equipo azucarero.

¿Cómo recibe la idea de confeccionar una liga aparte?

Deportivo Cali es respetuoso de la institucionalidad, hay un marco normativo obligatorio. Son dos mis mensajes para esos clubes: vamos a propender por la unión en esta crisis y vamos a trabajar por una meta clara y urgente, como lo es la reanudación de la Liga colombiana.

¿Es viable, legalmente, que haya una liga paralela?

No soy conocedor en detalle de los asuntos jurídicos de la Fifa y la Federación Colombiana, pero en esto hay que ser legalistas con lo que existe. Armar una liga nueva no es tan simple como armar una pataleta, esto requiere un músculo financiero inmenso. Pero, insisto, mi mensaje es enfocarnos, unidos, en el regreso del fútbol.

¿Esta pataleta retrasaría el retorno de la Liga?

Yo espero que no. Tenemos que seguir. Estamos hablando de la salud y estabilidad del los clubes.

¿Por qué dejaron los clubes avanzar tanto la crisis?

Hay una falta de liderazgo efectivo, que lo que debe hacer es unir y crear consensos, pero hoy lo que estamos viviendo es una polarización que nos está haciendo mucho daño.

Deportivo Cali siempre respaldó a Vélez. ¿Qué hizo que cambiara totalmente su posición?

Esta crisis se convirtió en un circo mediático que nos puso en una posición de estancamiento, específicamente en un rubro político y uno económico. El ‘florero de Llorente’ fue el tema de la televisión internacional, que generó falsas expectativas en los equipos, al punto que muchos incluimos esos ingresos en los presupuestos y nos crearon huecos inmensos en los flujos de caja.

¿Por qué habla de un rubro político?

Mientras otras ligas del mundo pudieron reanudar con la ayuda del Gobierno, para nosotros ha sido un ‘vía crucis’. Vemos un grado altísimo de incertidumbre cuando se avecina una asamblea evidentemente con los socios en desunión, sin tener claridad sobre cuál va a ser el apoyo para la reforma estatutaria, necesaria para determinar las reglas y el formato del torneo, así como el cronograma. Eso me preocupa. Alcancé a escucharles a unos colegas que lo más posible es que no haya fútbol, que el Gobierno no ha sido facilitador, es decir, hay temas que nos preocupan.

Los clubes grandes se quejan de la distribución de los dineros de la televisión, porque les corresponde igual a los chicos, ¿cómo lo analiza?

Uno debe analizar las cosas a la luz de los referentes, mirar, por ejemplo, cómo funciona este tema en las ligas exitosas, y obviamente ellas tienen unas distribuciones que incentivan el espectáculo y son coherentes con los clubes más grandes, pero la situación nuestra hoy es distinta, hay unos derechos adquiridos. Hacia futuro, habrá que buscar una fórmula más coherente con las inversiones de los clubes.

Aparte de la televisión, ¿cuáles son los otros problemas económicos?

Lo de la televisión internacional y la nacional es lo más delicado. La pandemia del coronavirus nos afectó mucho, disminuyó los ingresos de todos. El negocio de la televisión local con Win se encontró con un torneo recortado. Nuestro patrocinador de la Liga, Bet Play, también manifiesta pérdidas; es decir, el entorno de negociación y renegociación es bastante complejo. Los equipos estamos en un período de crisis financiera, unos más que otros, y tenemos ya dos meses sin recibir la totalidad de los derechos que recibiríamos por televisión nacional.

¿Le parece bien el protocolo fijado por el Gobierno para el regreso de la Liga?

Es muy riguroso, en mi concepto. Por ejemplo, no permite la inscripción de menores de edad. Eso para nosotros en el Deportivo Cali, y para muchos otros equipos, es una problemática seria, porque somos formadores de jugadores y tenemos muchos menores en la plantilla. Tal vez por el desconocimiento de la naturaleza del fútbol, en el Gobierno no se abordó esa temática.

¿Cómo salir de esta crisis del fútbol colombiano?

Es clave la unión. Si paramos de pelear y nos alineamos en una visión compartida, podremos lograr los objetivos, pero para eso se necesita un liderazgo efectivo y una reestructuración para convertir a la Dimayor en un ente que se pueda mantener y proyectar en el tiempo. Nuestro fútbol tiene una potencia enorme.

Todo está muy claro, ¿qué falta entonces para que el señor Vélez dé un paso al costado?

Que él tome la iniciativa y renuncie, para hacer una transición ordenada en la presidencia de la Dimayor, o que lleguemos a la asamblea en pleno, el 24 de julio, que es la que tiene la facultad para remover del cargo al presidente.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS