Escuchar este artículo

Yulimar Rojas, la rival más fuerte de Caterine Ibargüen, hizo récord mundial bajo techo

Febrero 21, 2020 - 04:44 p. m. Por:
EFE
Yulimar Rojas

Yulimar Rojas y su emoción por haber hecho récord mundial en Madrid.

Efe / El País

La venezolana Yulimar Rojas, dos veces campeona mundial y subcampeona olímpica de triple salto, ejecutó este viernes en su pista talismán de Madrid, a 629 metros de altitud, el mejor salto de la historia bajo techo: 15,43 metros en su último intento.

Atrás quedaron, en el ránking histórico, los 15,36 que la rusa Tatyana Lebedeva alcanzó el 6 de marzo de 2004 en Budapest. Su próximo objetivo, el récord mundial al aire libre, en poder de la ucraniana Inessa Kravets con 15,50 metros desde hace 25 años, y el oro olímpico en Tokio.

Rojas, también campeona mundial bajo techo, empezó con un nulo muy largo, ajustó en el segundo para ponerse en cabeza del concurso con 14,65, volvió a hacer nulo en el tercero, y en el cuarto, con 15,29, puso ya en grave riesgo el récord mundial.

Volvió a cometer un nulo en la penúltima ronda y, al estilo de su entrenador, Iván Pedroso, que solía guardarse lo mejor para el último salto, se despidió con una carrera explosiva y un triple vuelo majestuoso que la llevó hasta los 15,43 metros.

La venezolana derramó lágrimas de emoción y, entre el clamor de un público rendido, celebró su gesta. En el podio recibió su trofeo del presidente de la Federación Española, Raúl Chapado, antiguo saltador de triple.

La cubana Liadagmis Povea, compañera de entrenamientos de la venezolana bajo la dirección de Pedroso, terminó segunda con 14,52 y la portuguesa Patricia Mamona -vencedora del World Indoor Tour de triple en 2019-, tercera con 14,28.

Autora de la segunda mejor marca de la historia al aire libre (15,41, el 6 de septiembre pasado en Andújar), Yulimar Rojas se había estrenado en la campaña bajo techo con su mejor registro: 15,03 en Metz, Francia). Era la octava triplista de la historia que superaba los 15 metros en pista cubierta.

Junto a la mejora de su técnica, la venezolana se ha propuesto "ser más aguerrida, echarle más coraje" a este año olímpico.

Madrid, a 60 km de Guadalajara, donde se entrena habitualmente, se ha revelado una plaza propicia para Yulimar Rojas, que rompió aquí por primera vez el muro de los 15 metros y, a cubierto, ha mejorado seis veces su marca personal.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS