¡Qué pasa con el Deportivo Cali, Mario!

¡Qué pasa con el Deportivo Cali, Mario!

Septiembre 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
¡Qué pasa con el Deportivo Cali, Mario!

Mario Yepes, técnico del Deportivo Cali.

Yepes sigue sin encontrar la mejor versión de un Deportivo Cali que naufraga por fuera de los ocho. ¿Por qué los azucareros van mal?

La situación ya da para preocuparse y prender las alarmas porque, corridas 14 fechas del campeonato colombiano del segundo semestre, el Deportivo Cali de Mario Alberto Yepes nada que toma forma. Como consecuencia, los puntos se le siguen escapando a los verdes. 

El domingo  los azucareros igualaron 1-1 ante Pasto en Palmaseca y se alejaron del grupo de los ocho, poniendo en duda su clasificación a la fase final de la Liga.

Las cuentas son claras. Para entrar a la instancia de cuartos de final y pelear por el título, los verdiblancos deben ganar mínimo 12 de los 18 puntos que restan  del todos contra todos. Es decir, debe ganar los tres partidos que les quedan en casa (Bucaramanga, Junior y Envigado) y sacar por lo menos una victoria fuera de Palmaseca (le falta visitar a Petrolera, Jaguares y Rionegro Águilas). 

De lo contrario, el Cali -que hizo importantes esfuerzos económicos para reforzarse  - fracasaría rotundamente.

 “Sé que el margen de error cada vez es más corto, pero nosotros vamos a pelear por ese objetivo de clasificar a los ocho hasta el final”, sostuvo el técnico Yepes, quien llegó al equipo en abril de este año en reemplazo de Fernando el ‘Pecoso’ Castro.

“Pido disculpas a todos los hinchas por esto que estamos viviendo”, publicó en Twitter el mediocampista Máyer Candelo, quien no viene siendo titular con el equipo.

Pero más allá de las excusas, lo cierto es que en estos pocos partidos que restan, el Cali tendrá que jugarse todas sus cartas, enfocándose en mejorar todas esas fallas que se han venido cometiendo a lo largo del semestre. Precisamente, El País le cuenta cuáles son esos errores que hoy tienen penando a los azucareros.

El Cali está en esa difícil situación en la tabla porque ha sumado muy poco por fuera de su estadio. De los 21 puntos que los azucareros han disputado como visitantes, solamente sumaron cinco, producto de una victoria (2-0 ante el casi descendido Fortaleza), dos empates (frente a Cortuluá y Santa Fe) y cuatro derrotas (Tolima, Huila, Caldas y Millonarios).

Como visitante se ha visto a un equipo azucarero sin mucha ambición ofensiva, siempre esperando por la propuesta de los rivales, que en casi todos los casos aprovecharon de buena manera las ventajas defensivas del equipo, que no son pocas. Además, las derrotas por fuera han pesado más porque fueron ante rivales directos y con aspiraciones de meterse en los ocho.

Pero al Cali no solamente se le han ido puntos importantes como visitante, sino también como local. En Palmaseca los verdes han logrado 14 unidades de 21 posibles, producto de 4 triunfos, dos empates y una derrota. 

Quizá los puntos que más les duelen a los verdes son los que se perdieron ante equipos de mitad de tabla hacia abajo, como   La Equidad y Deportivo Pasto, con los que igualó 1-1. En ambos compromisos los de Yepes tuvieron varias oportunidades para irse en ventaja y ganar pero la mala definición les jugó en contra.

La única derrota sufrida en casa fue ante el Deportivo Independiente Medellín (2-1). En ese juego, el Cali empezó ganando -tanto de Ronnie Fernández -  pero no pudo mantener el resultado.

Precisamente, el mal momento de los atacantes  verdiblancos es otra de las causas de la floja campaña en este campeonato. 

De los 16 goles que lleva el Deportivo Cali solamente 5 han sido obra de los hombres de arriba. Hárold Preciado ha hecho dos (ante Cortuluá y Pasto), Ronnie Fernández dos (Huila y Medellín) y José David Lloreda uno (Fortaleza).

En el caso de Preciado, por ejemplo, su situación es un contraste de lo que fue su temporada 2015, en la que fue  goleador y campeón con los verdiblancos. Con Fernández las alarmas también están encendidas porque fue contratado para este semestre en reemplazo de  Borré, pero en los partidos lo ubican lejos del arco. Por su parte, Lloreda ha tenido muy pocos minutos.

Según las estadísticas, el Cali ha recibido 14 goles en igual número de encuentros. Es decir que  le marcan, en promedio, un tanto por juego. 

El funcionamiento defensivo  ha sido irregular. Desde la segunda fecha hasta el partido con Millonarios que se perdió 1-0 en Bogotá (17 de agosto) venía siendo titular Aquivaldo Mosquera, pero lo cierto es que al experimentado  central le ha costado  adaptarse al fútbol colombiano y por eso cometió errores que costaron caro. 

Ahora, Yepes le está dando la confianza a Germán Mera, quien  está jugando al lado de Juan Sebastián Quintero. Ambos han tenido acciones de cal y de arena. También hay que reconocer que el arco del Cali se ha salvado en varias ocasiones por el arquero Camilo Vargas.

Sin un once inicial fijo

El técnico azucarero tampoco ha podido darle continuidad a un mismo once inicial.   Por ejemplo, en la posición de lateral izquierdo ha colocado a Felipe Banguero y a Jeison Angulo, pero el rendimiento de ambos es tan flojo que el DT ha improvisado por ese sector a Luis Manuel Orejuela, quien tiene perfil derecho. 

  También ha habido muchos cambios de mitad de cancha hacia arriba en cada juego. El volante de marca fijo es Andrés Pérez, pero a su lado han estado Daniel Giraldo, Kevin Balanta y Abel Aguilar, todos con un rendimiento bastante flojo.  Además, Cali tampoco ha tenido una línea creativa estable. El único que era fijo -Fabián Sambueza - se lesionó.

Sin tener un once con continuidad, es duro que se vea el trabajo que se hace semana a semana.

El  viernes, el Deportivo Cali recibirá al Atlético Bucaramanga  en Palmaseca, en un partido clave para el equipo verde. 

Los azucareros están obligados a ganar este compromiso  para seguir en la pelea por clasificar dentro de los ocho mejores del campeonato. 

El encuentro  comenzará a partir de las 6:00 de la tarde.

 

 

 

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad