Nairo Quintana abraza la gloria en la Vuelta a España y Colombia celebra

Nairo Quintana abraza la gloria en la Vuelta a España y Colombia celebra

Septiembre 11, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Nairo Quintana abraza la gloria en la Vuelta a España y Colombia celebra

El ciclista colombiano Nairo Quintana durante la última etapa de la Vuelta a España 2016.

El corredor boyacense consiguió este domingo el título de la edición 71 de la ronda ibérica. Es el segundo triunfo del ciclismo colombiano en España tras el conseguido por Lucho Herrera en 1987.

Madrid se vistió de amarillo, azul y rojo este domingo, luego de que el Himno Nacional de Colombia sonara bien alto, con un Nairo Quintana encaramado en el primer lugar del podio de la Vuelta a España y un Esteban Chaves a su lado, en el tercer peldaño.

Ha terminado la edición número 71 de la ronda ibérica y se ha escrito otro capítulo de gloria en la historia del ciclismo colombiano, que cada vez va en ascenso.

La etapa 21 de la Vuelta a España, realizada este domingo entre Las Rozas y Madrid, en un tramo de 104,8 kilómetros, sirvió para coronar a Nairo como el campeón de la Vuelta a España, por delante de su más fuerte rival, el británico Chris Froome --a quien por primera vez vence en una competencia grande--, y del español Alberto Contador (cuarto en la general).

Es la segunda vez que un pedalista colombiano gana la ronda ibérica, una de las tres grandes competencias del ciclismo de ruta en el mundo. Tal satisfacción se la había regalado al país el ‘Jardinerito de FusagasugᒠLucho Herrera en 1987.

Aupado por una condición física insuperable y una mentalidad infranqueable, y cobijado siempre por un equipo como el Movistar que estuvo a la altura, Nairo se asomó en esta Vuelta como el principal favorito y cumplió con autoridad el pronóstico.

[[nid:575680;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/000_g24p4.jpg;full;{Con el término de una etapa de 104 kilómetros se materializó el sueño ciclístico colombiano de tener a dos pedalistas nacionales en el podio de la ronda ibérica. Madrid se pintó de la bandera tricolor y las sonrisas de Nairo Quintana y Esteban Chaves dejaron inmejorables postales para el recuerdo.AFP - El País}]]

Dio muestra de sus grandes condiciones como el mejor escalador del mundo en La Camperona, donde por primera vez se hizo a la camiseta roja en esta Vuelta; en los míticos Lagos de Covadonga, donde reeditó el triunfo de otros colombianos como Lucho Herrera; en la cabalgata monumental hacia la montaña de Formigal y en el ascenso de Aitana, donde el sábado sentenció el título.

Un total de 83 horas, 31 minutos y 28 segundos, durante 21 días, fue el tiempo que invirtió el colombiano para alzarse con la merecida corona.

Siempre imperturbable en su bicicleta, con ese rostro tan impasible, Nairo construyó paso a paso este triunfo, que suma a un gran palmarés donde se destaca también el título del Giro de Italia y solo queda pendiente el Tour de Francia, para completar las tres ‘grandes’, carrera en la que el colombiano siempre ha sido escolta de Froome.

Pero la historia parece que comienza a cambiar. “Este año vamos 1-1”, decía el sábado de manera jocosa el boyacense, al referirse a la reciente victoria del británico en la ronda gala.

Por lo pronto, este domingo, Madrid le hizo una calle de honor al colombiano convirtiéndolo en un hijo propio, como lo son Alejandro Valverde o Alberto Contador, y se rindió a los pies de Nairo, quien ratifica de esta manera que es el ciclista más grande de la historia nacional y uno de los mejores del mundo.

La última etapa de la Vuelta a España fue ganada en un masivo sprint por el danés Mangnus Cort Nielsen (Orica). Nielsen se impuso en la línea de meta al italiano Daniele Bennati (Tinkoff), segundo, y al belga Gianni Meersma (Etixxx), tercero. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad