Gabriel Ochoa Uribe, un técnico que hizo grande a América de Cali, Millos y Santa Fe

Agosto 08, 2020 - 08:33 p. m. 2020-08-08 Por:
Redacción de El País
América de Cali: 86 años de triunfos y sufrimientos

El médico Gabriel Ochoa Uribe alcanzó siete títulos con el América de Cali.

Si hubo un técnico en Colombia que supo engrandecer a los planteles y a los equipos que dirigió, ese fue el médico Gabriel Ochoa Uribe, quien falleció este sábado a los 90 años en la Clínica Valle del Lili al Sur de Cali.
El entrenador más ganador de todos los tiempos en el balompié colombiano obtuvo catorce títulos con América, Millonarios y Santa Fe, escuadras que tuvieron un antes y un después gracias al trabajo de Ochoa.

Sin duda, en la escuadra en la que siempre será más aclamado Ochoa seré en el América por varios factores. Su llegada al equipo para el campeonato de 1979 generó una revolución total en la historia del club escarlata, que en ese momento no contaba con ningún título y vivía a la sombra de otros grandes como el mismo Millos y el Deportivo Cali, su clásico rival.

Pero con compromiso, seriedad e innovaciones tácticas (como jugar con un clásico 4-3-3, como en el fútbol moderno), Ochoa logró en el 79 la primera estrella de la ‘Mecha’.

Sin embargo, el cariño por el médico va más allá de ese primer título, porque, además, con los rojos, Ochoa se convirtió en el primer entrenador en el fútbol colombiano en obtener un pentacampeonato.
En su soñado paso por el equipo escarlata, el legendario entrenador ganó un total de siete estrellas (1979, 1982, 1983, 1984, 1985, 1986 y 1990).

Además, llevó al América a tres finales consecutivas de Copa Libertadores (1985, 1986 y 1987), aunque ese fue el único título que le faltó conseguir.

Lea además: Gabriel Ochoa Uribe, el maestro de maestros en la historia del fútbol colombiano

En el cuadro rojo supo dirigir con maestría a futbolistas de la talla de Julio César Falcioni, Ricardo Gareca, Juan Manuel Battaglia, Roberto Cabañas y Gerardo González Aquino.

En Millonarios, Ochoa ganó cinco campeonatos como futbolista (fue portero) y cinco como director técnico (1959, 1961, 1962, 1963 y 1973), logrando un récord de diez consagraciones con el conjunto embajador.
Dirigiendo a Millos, además, formó y potenció al habilidoso e inolvidable delantero Willington Ortíz, a quien años más tarde dirigiría, también con éxito, en el América de Cali.

Le puede interesar: Así recuerda Germán Alberto Ochoa a su padre, el también médico Gabriel Ochoa Uribe

Y como si no fuera suficiente, en su palmarés también habita una estrella con Independiente Santa Fe, el otro equipo grande de Bogotá.
Con los cardenales se adjudicó la estrella de 1966, teniendo como goleador y figura al delantero argentino Omar Lorenzo Devanni.

Por todos esos méritos logrados con pasión y temple en la cancha, el médico Ochoa Uribe será considerado siempre como el entrenador colombiano más grande de todos los tiempos.

Volver al especial sobre Gabriel Ochoa Uribe
VER COMENTARIOS