América de Cali: ¿Y qué fue de Jorge Raúl Balbis?

América de Cali: ¿Y qué fue de Jorge Raúl Balbis?

Septiembre 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Elpaís.com.co
América de Cali: ¿Y qué fue de Jorge Raúl Balbis?

Jorge Raúl Balbis, exdefensa central del América de Cali en la década de los 90's.

Es considerado como uno de los últimos grandes defensores centrales que ha tenido el cuadro 'escarlata'. Balbis recordó su pasado rojo y habla de su actual vida.

En la historia del América de Cali muchos defensas han dejado huella en el corazón del aficionado 'escarlata'.Aurelio José Pascutinni, Luis Eduardo Reyes, Jorge 'Patrón' Bermúdez, Eber Moas y el argentino Jorge Raúl Balbis, entre otros, son nombres de gran recordación y protagonismo en los títulos alcanzados por los Diablos Rojos.Balbis, rosarino de nacimiento, arribó al país en 1988 para defender la camiseta del Independiente Santa Fe. Pasó al cuadro escarlata en el 89, pero ese calendario no tuvo una buena temporada, fundamentalmente por una grave lesión. Con la camiseta roja disputó 131 compromisos y se convirtió en el jugador de mayor regularidad en la conquista de la estrella de 1990. América alcanzaba la séptima estrella ante Santa Fe, en Bogotá, con gol de penal de Sergio 'Checho' Angulo. Ese título sería el último del médico Gabriel Ochoa Uribe como técnico.Balbis demostró sus condiciones como zaguero central, fue catalogado como un hombre con liderazgo y elegancia para jugar. Nunca fue expulsado en los partidos que disputó con los Rojos.Su mayor frustración con el conjunto Escarlata fue la eliminación por penales a manos del Newell's argentino, en el juego de Vuelta por las semifinales de la Copa Libertadores de América de 1992.Tras la igualdad 1-1 en Argentina y el mismo resultado en la cancha del Pascual Guerrero, la serie se definió por lanzamientos desde los doce pasos. 11-10 se impusieron los argentinos en una de las definiciones por penales más largas en la historia del certamen continental.Para Jorge Raúl esa confrontación tendría un significado especial. Balbis había crecido como profesional en las filas del Rosario Central y ese día enfrentó a su archirrival, el cuadro 'Leproso'.Lo que pudo ser una inmensa alegría esa noche del 3 de junio del 92 se convirtió en una pesadilla que aún le sigue dando vueltas en la cabeza. En sus pies tuvo la posibilidad de darle la clasificación al América y, de paso, humillar al Newell's que entonces dirigía Marcelo 'Loco' Bielsa y donde era líder y figura Gerardo 'Tata' Martino. Sin embargo, los Diablos volvieron a frustrar su sueño copero mientras el cuadro gaucho caería en la final ante el poderoso Sao Paulo.Tras marcharse del equipo Rojo de Cali, Jorge Raúl Balbis regresó a la Argentina para vestir las casacas de River Plate y su amado Central, donde se retiraría tres temporadas más tarde.Considera que su pasó por la Sultana del Valle fue algo maravilloso. Uno de sus hijos nació en Cali. Añora regresar a visitar, junto a su familia, el lugar donde vivió tres de los mejores años de su carrera futbolística. Menciona que a la distancia sufre por el actual momento deportivo de América, que lucha por ascender a primera división, algo que también padeció su Rosario en el fútbol argentino.El País.com.co contacto al hoy representante de jugadores, para conocer sobre sus labores actuales y su pensamiento del ayer y el ahora del cuadro americano.¿A qué se dedica en la actualidad? Desde que me retiré del fútbol profesional empecé a laborar en la representación de jugadores, estoy dedicado a ello desde el año 1995 hasta hoy.De esos tres años que vistió la casaca del América, ¿qué recuerdos tiene? Mi corazón late por Colombia debido a varios motivos. Tuve una primera etapa en Santa Fe, lo que ayudó para que la gente del América se fijará en mi. Luego estuve tres años en Cali y tengo un hijo que nació allí. A donde voy siempre hablo de la gente de Colombia que es maravillosa. La verdad pasé unos años fantásticos en ese país.¿Cómo fue trabajar con técnicos como Gabriel Ochoa Uribe y Diego Edison Umaña? Tuve la fortuna de trabajar con el médico Ochoa a principio de los 90, donde hicimos una gran campaña, salimos campeones y posteriormente disputamos la Copa Libertadores. Tras esa primera parte, llegó Diego Umaña, con quien ya había laborado en Santa Fe. Realizamos una gran temporada, llegamos hasta las semifinales de la Copa, luego de la dura eliminación se da mi salida del equipo, a mediados del año 1992.¿Cómo fue la noche de la eliminación por penales ante Newell's en el Pascual? Esa noche la recuerdo todos los días, he pateado ese penal un millón de veces. Fue un suceso amargo en mi carrera, más allá de que se hubiera clasificado a la siguiente instancia. Esa noche no solo la gente del América estaba pendiente, también en Argentina los hinchas de Rosario Central hacían fuerza para que elimináramos al Newell's, el rival de toda la vida. ¿Es cierta la versión que se habló en su momento, de que usted falló el penal para que su familia no sufriera agresiones en Rosario? No, no, no, son todos cuentos. Rosario es una ciudad súper futbolera, donde amigos de Central y Newell's se toman un café y comparten todos los días. Acá las cosas no pasan más allá de las cargadas o mamadera de gallo como se habla en Colombia.¿Qué representa para usted el estar en la memoria del hincha rojo? Es un orgullo saber que el nombre de uno está en la historia del club y de la gente. Yo también mantengo al tanto de lo que sucede en la institución, sobre todo en estos últimos años, cuando se ha sufrido por lo del descenso. Soy un agradecido por lo que viví allí en Cali, nunca me sentí extranjero en Colombia.¿Recuerda las plantillas que usted integró? Era un gran equipo que tenía a jugadores como Eduardo Niño, Wilson Pérez, Alexis Mendoza, después vino Jorge Bermúdez, también estaban Antonio Moreno, Freddy Rincón, Eduardo Pimentel, Albeiro Usuriaga, Sergio 'Checho' Angulo, con quien hablo continuamente; Alex Escobar, Anthony de Ávila, Orlando 'El Pony' Maturana, Wílmer Cabrera, entre otros. Con los que tengo contacto permanente son 'Checho' Angulo y Cabrera en los Estados Unidos.¿Cuál fue el hecho más significativo en su pasó por el América? Sin duda que el título del 90. La vuelta olímpica la dimos en Bogotá, en El Campín. Recuerdo la cantidad de gente que nos esperaba en el aeropuerto para celebrar esa conquista. Ese año ganamos todo, después de cuatro temporadas sin alcanzar una estrella.¿A la distancia cómo analiza lo que es el presente de los Diablos? Hay que trabajar muy duro para regresar a primera división. A mi me tocó vivir esa experiencia con mi equipo Rosario Central, acá en Argentina. Estuvo muchos años en la B Nacional y logró regresar a la máxima categoría. Es muy difícil pedirle al hincha que no se desespere, lo único que te garantiza el volver a ese sitio es un buen trabajo por parte del cuerpo técnico, jugadores y directivos. Un grande como América, tarde que temprano va a estar en el lugar que le corresponde. Hay que dar un salto de calidad para que no se repita esa situación y pensar en cosas grandes.¿Qué se debe hacer para volver a nacer deportivamente? Toca tener un buen grupo de trabajo, elegir los jugadores acorde para disputar esa categoría. La clave está en saber realizar una buena escogencia y que con recursos mínimos se pueda ascender.¿De Cali como ciudad, qué recuerdos tiene? Hablando con Mario Yepes hace algunos días me decía que es prácticamente volver a conocerla. He ido a Colombia en un par de oportunidades pero nunca he podido regresar a Cali. Es un deseo ir con mi hijo al sitio donde nació y vivió hasta los tres años. Seguro que voy a ir.¿Qué sabe o recuerda su hijo de Cali y el América? Ya tiene 25 años, es un futbolero de tiempo completo. Está al tanto de lo que su padre vivió en Colombia y en especial en Cali. A través del Internet se ha enterado un poco de lo que es la liga colombiana, le gusta mucho.¿Lo ha sorprendido la evolución del fútbol colombiano? Para nada. No me sorprende en lo más mínimo. Cuando estuve en Colombia ya se vislumbraba una camada de jugadores importantes. Nunca he vuelto a ver un jugador de las condiciones de Freddy Rincón, un atacante como Faustino Asprilla, ni qué decir de Bernardo Redín o 'Pibe' Valderrama. Con el paso de los años han aparecidos futbolistas de talla internacional. Lo del Mundial de Brasil es una clara demostración del gran trabajo que se ha realizado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad