Luis González, el trompetista que le dio vida al 'Tsunami de salsa'
Publicidad
Publicidad

Luis González, el trompetista que le dio vida al 'Tsunami de salsa'

Marzo 24, 2019 - 11:14 a.m. Por:
Robert Téllez Moreno / Especial para El País
Luis González, trompetista y director musical

Luis González, trompetista y director musical, nacido en el municipio de Arecibo, en la costa norte central de la ‘Isla del encanto’.

Especial para El País

Con la misma fuerza que trae una serie de olas poderosas del mar, suena la orquesta de Luis González, trompetista y director musical, nacido en el municipio de Arecibo, en la costa norte central de la ‘Isla del encanto’.

La carrera musical de González comenzó en 1967, junto a la Orquesta Concepto Latino, liderada por el también trompetista José ‘Cuco’ Pérez, agrupación en la que despuntaron los vocalistas Kenny Cruz, Papo Sánchez, Primi Cruz, Pedro Brull, Luisito Carrión y Josué Rosado, entre otros.

Durante su amplia trayectoria, el músico ha participado con más de una docena de agrupaciones reconocidas del movimiento salsero de Nueva York y Puerto Rico, entre ellas: La Primerísima de Tommy Olivencia, La orquesta del ‘Manos duras’ Ray Barretto, La Mulenze de Edwin Morales, la de Luis ‘Perico’ Ortiz, la banda de Bobby Valentín, y la de ‘Mr. Afinque’ Willie Rosario, por mencionar algunas. Además, se ha desempeñado como director musical de los cantantes: Lalo Rodríguez, Luisito Carrión, Wichy Camacho y Carolina La O.

Lea también: Detrás del escenario: así es la vida del bailarín bonaverense Fernando Montaño

El talento de Luis González ha sido reconocido en dos ocasiones por la Fundación para la Cultura Popular de Puerto Rico. En 2011 y 2016, la institución dedicada a la investigación, estudio, archivo y catalogación de archivos de la cultura popular, clásica y folklórica de la isla, distinguió sus producciones discográficas: ‘Tributo a un gigante’ y ‘Si te preguntan’ como las mejores publicaciones musicales de esos años. En 2018, el músico fue exaltado al Salón de la Fama de la Música, otorgándosele la medalla Santa Cecilia por su trayectoria.

¿Cómo se dan sus primeros pasos en la música?

Cuando era niño, mi padre tenía un conjunto en el estado Wisconsin y a mí me gustaba estar pendiente de los ensayos del grupo. En varias ocasiones mi padre se dio cuenta que mientras ensayaban, yo estaba marcando la clave con mis pies de manera natural. Cuando cumplí los ocho años de edad, me llevó con un maestro para aprender la teoría y el solfeo. Fue él quien me motivó a desarrollarme en el campo musical. Mi primer instrumento fue el acordeón, pero cuando logré escuchar el sonido de la trompeta de Louis Armstrong, uno de los músicos más innovadores en toda la historia del jazz, supe que eso era lo que yo quería hacer. Comencé a estudiar el instrumento formalmente, hasta que ingresé al Conservatorio de Música de Wisconsin. Desde ese momento vivo y respiro música.

¿Y sus primeras participaciones con orquestas de Salsa?

Con mi familia retornamos a Puerto Rico en 1973, a mi pueblo natal Arecibo, ahí pude integrarme a la orquesta Concepto Latino, que era el grupo que acompañaba a artistas de gran importancia como Celia Cruz, Tito Allen, Adalberto Santiago o Santitos Colón, cuando ellos viajaban desde Nueva York para presentarse en la isla.

Luego formé parte del Conjunto Clásico en la época que su cantante era Tito Nieves y estaban pegados en las cuatro esquinas.

Más adelante me vinculé a la orquesta de Ray Barretto, a quien considero mi mentor.

Hábleme de su trabajo en la orquesta de Willie Rosario...

Soy fanático del sonido de Willie Rosario, para tocar trompeta en su orquesta hay que tener excelencia, pues él es un director disciplinado y con muchísima experiencia.

Me llegó la oportunidad de pertenecer a su agrupación en 1991, trabajé con él durante varios años, grabé trompeta en su producción ‘The Roaring Fifties’, cuando los cantantes eran Primi Cruz, Bernie Pérez y Henry Santiago. Después de un tiempo, me integré a la orquesta de Jerry Rivera, permanecí con Jerry durante más de siete años, luego retorné por breve tiempo a la orquesta de Mr. Afinque. En el 2002 toqué con la orquesta del maestro Willie Rosario en el histórico concierto del Teatro Jorge Isaacs de Cali.

¿Cómo decide formar su agrupación?

Formé la orquesta en el 2008, luego, con sacrificio logré grabar la primera producción que se llamó ‘Tributo a un gigante’, en honor a Ray Barretto. Allí incluí un tema compuesto por Juan José Hernández titulado ‘Homenaje a Barretto’ que lo interpretó Adalberto Santiago. Luego en 2010, tuve la posibilidad de trabajar en Colombia, durante la Feria de Cali, nuevamente como músico de Willie Rosario y aproveché la visita para dar a conocer el disco. Aunque yo tenía la ambición de dedicarme de lleno a mi orquesta, también conservaba una gran nostalgia, porque no quería dejar el grupo de Willie Rosario; pero él en su sabiduría me dijo que era el tiempo de dedicarme a mi propio concepto. Me motivó a seguir mi camino y desde ese momento no toco con nadie más.

¿De dónde salió el apelativo ‘Tsunami de la salsa’?

Esa fue una idea del fallecido compositor Harry Suárez. Duramos enseñando seis meses la orquesta antes de presentarla al público y Harry asistió a todos los ensayos, a él le encantó ese formato de tres trompetas y un trombón, decía que le gustaba mucho la fortaleza del sonido que logramos, por eso dijo que la orquesta parecía un tsunami, y a mí me gusto esa frase. Lo que sucede es que vengo de la escuela de Barretto, aunque tengo mi estilo particular, siempre busco mantener ese legado. El sonido de la orquesta es una combinación del sonido agresivo de la salsa de Nueva York, con el sabor de Puerto Rico. Soy defensor de la salsa tradicional, la que le gusta al bailador.

¿Cuáles son los detalles de su segunda producción ‘Si te preguntan’?

Me tardé casi tres años en realizar una segunda producción porque observo que con la prisa que se trabaja, muchas veces se sacrifica la calidad. Me tomé el tiempo suficiente para escuchar composiciones y conseguir reunir a los arreglistas que yo quería. El primer sencillo que se escuchó fue ‘Vamos, háblame ahora’, una composición del cubano Adalberto Álvarez con arreglo del ‘Rey del bajo’, Bobby Valentín. Por su parte, el pianista Oscar Hernández, multiganador del Premio Grammy y director de la Spanish Harlem Orchestra hizo el arreglo de ‘Ella está en otra rumba’, un tema de don Tite Curet Alonso, que popularizó hace mucho tiempo Justo Betancourt.

Mis asesores musicales son Bobby Valentín, Willie Rosario, y Luis Perico Ortiz. Soy discípulo de ellos. Nunca se termina de aprender en este negocio. Lo más sabio es escuchar a esos experimentados maestros.

¿Ya está trabajando en un nuevo material?

Sí. Ya tenemos grabado el tema ‘El vacilón de Juan Ramón’, autoría de Francisco Alvarado ‘Chalina’, con arreglo de Ricky González, el actual pianista de Marc Anthony y mi excompañero en la Orquesta de Baretto. Muy pronto van a poder escuchar un tema para exaltar la figura del ‘Señor sentimiento’ Cheo Feliciano, le pedí el arreglo musical al pianista Oscar Hernández. Considero que es un tema que va a gustar bastante en Colombia.

Luis González ha estado tocando desde hace 45 años con algunas de las mejores orquestas de salsa en la ciudad de Nueva York y Puerto Rico.

Ray Barretto, Conjunto Clásico, Luis ‘Perico’ Ortiz, Willie Rosario, Bobby Valentín y Roberto Roena, son algunos artistas con los que trabajó Luis González.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad