El pais
SUSCRÍBETE
Ser amigo de una ex pareja puede ofrecer apoyo emocional continuo, pero también puede complicar el proceso de superación de la ruptura, según estudios psicológicos.
La psicoterapeuta Valeria Roca, en una entrevista con SomosOHLALA, sugiere que la madurez emocional es fundamental para mantener una relación de amistad exitosa con una ex pareja. | Foto: Getty Images

Cómo hacer

¿Es bueno ser amigo de la ex pareja? esto es lo que dice la ciencia

Mantener una amistad con una ex pareja es un tema controvertido y complejo. Según los expertos, la viabilidad de esta relación depende de la madurez emocional y las expectativas mutuas.

10 de junio de 2024 Por: Redacción El País

Las rupturas amorosas suelen ser momentos de gran carga emocional, y una de las preguntas que surge con frecuencia es si es posible y recomendable mantener una amistad con una ex pareja. La ciencia ha investigado este tema en profundidad, ofreciendo diversas perspectivas sobre los efectos emocionales y psicológicos de estas relaciones post-ruptura.

En este artículo, se explora qué dicen los expertos sobre ser amigo de una ex pareja, analizando los beneficios, los riesgos y las claves para una amistad saludable.

¿Es recomendable ser amigo de una ex pareja? La opinión de los expertos

El tema de mantener una amistad con una ex pareja genera opiniones divididas y puede ser una cuestión compleja de abordar. Según la psicoterapeuta Valeria Roca, entrevistada por el portal SomosOHLALA, la viabilidad de una amistad post-ruptura depende en gran medida de la madurez emocional y de las expectativas que ambas partes tengan sobre esta nueva forma de relación. A

continuación, se explorarán las perspectivas de la ciencia y los expertos sobre los beneficios, riesgos y consideraciones importantes para mantener una relación amistosa con una ex pareja.

Las investigaciones indican que las personas que mantienen una amistad con una ex pareja pueden experimentar tanto satisfacción emocional como conflictos emocionales no resueltos.
Mantener una relación amistosa con una ex pareja puede ser beneficioso, especialmente cuando hay hijos en común, pero no necesariamente implica una amistad profunda, según la psicoterapeuta Valeria Roca. | Foto: Getty Images/iStockphoto

La madurez emocional y las expectativas

Valeria Roca destaca que la posibilidad de mantener una amistad con una ex pareja radica en la madurez emocional de ambas partes y en las expectativas claras respecto a esta nueva relación. Muchas personas creen que ser amigos de un ex puede ser una forma de mantener el vínculo y, en algunos casos, incluso piensan que esta cercanía podría llevar a una eventual reconciliación. Sin embargo, Roca señala que, para otros, mantener una amistad con un ex puede ser una manera saludable de redefinir la relación de una forma que beneficie a ambos.

La madurez emocional es crucial para establecer una amistad genuina, ya que permite a las personas manejar sus sentimientos y expectativas de manera más efectiva. Sin esta madurez, la relación puede estar llena de conflictos y malentendidos, dificultando la transición de una relación romántica a una de amistad.

Diferencia entre buena relación y amistad

Una de las confusiones más comunes, según Valeria Roca, es la creencia de que tener una buena relación con una ex pareja implica necesariamente mantener una amistad. Este malentendido puede surgir especialmente en situaciones donde hay hijos en común, ya que es fundamental mantener una relación cordial y cooperativa por el bienestar de los niños. Sin embargo, Roca subraya que una buena relación no es sinónimo de amistad.

Según investigaciones recientes, la posibilidad de una amistad saludable con una ex pareja radica en la capacidad de ambas partes para manejar sus emociones y establecer límites claros.
La ciencia ofrece perspectivas mixtas sobre la conveniencia de ser amigo de una ex pareja, destacando tanto los beneficios emocionales como los posibles riesgos asociados. | Foto: Getty Images/iStockphoto

Tener una muy buena relación no nos implica tener una amistad. Podemos tener una relación sana, amigable pero no implica que sea la persona que vaya a confiarle mis intimidades”, explica Roca para el portal ohlala. Esta distinción es importante para evitar expectativas irreales y posibles conflictos. Una relación amigable y cooperativa puede ser suficiente en muchos casos, sin necesidad de forzar una amistad más profunda que podría no ser saludable o necesaria.

Claves para una amistad saludable

*Este artículo fue creado con ayuda de una inteligencia artificial que utiliza machine learning para producir texto similar al humano, y curado por un periodista especializado de El País.

AHORA EN Cómo Hacer